La contracrónica: un campeón se parte la cara por el escudo
Fuente: realmadrid.com

Finalmente, el Real Madrid se ha consagrado como campeón de LaLiga Santander y ya suma 34 campeonatos conseguidos. Los blancos disfrutaron de una gran y merecida celebración tras vencer al Villarreal por 2 a 1 en el Estadio Alfredo di Stéfano.
Los de Zidane se han hecho con el título tras realizar un partido espléndido que el Villarreal tuvo la oportunidad de arruinar en los últimos 10 minutos de partido. No obstante, los esfuerzos de los de Calleja no fueron suficientes para batir a Courtois y el gol de Iborra terminó siendo el único que encajó el gigante belga.

  • Salieron con el título entre ceja y ceja

Para el deleite de muchos madridistas y de Zizou, el 11 que saltó al campo realmente parecía un equipo que vino a jugar una final. Los merengues salieron enchufados y con una buena presión que sumada a posesiones largas y con sentido, además de un grandísimo trabajo defensivo, permitió a los locales dominar la primera parte de principio a fin. Las estadísticas dan fe del gran trabajo realizado por los jugadores del Madrid en el primer tiempo, puesto que manteniendo un 61% de posesión, tan solo concedieron un remate al submarino amarillo mientras que ellos consiguieron realizar 7 remates entre los cuales se encuentra el gol de Karim Benzema.

Fuente: realmadrid.com
Fuente: realmadrid.com
  • Thibaut Courtois, matrícula de honor

Tras el partido contra el Granada todos pensábamos que el guardameta del Real Madrid ya no podía hacer más para justificar su victoria en la carrera por el Zamora, pero estábamos bastante equivocados. La portería protegida por los vikingos estuvo mucho más amenazada en el segundo tiempo. Los locales perdieron energía y tuvieron que dar un paso atrás en la presión, lo cual hizo que el conjunto de Castellón comenzara a merodear con mucho más peligro por la mitad de campo del Madrid. Los minutos fueron pasando y a pesar de que la defensa estuvo sobresaliente, comenzó a flojear y Courtois se vio obligado a entrar en acción.

El meta madridista se puso la capa y sacó varios balones que facilmente pudieron acabar dentro de su portería y culminó su actuación con una espectacular doble parada en el tiempo añadido. Aunque Iborra no le dejó mantener la portería a cero con un cabezazo casi imposible de alcanzar, al belga no se le puede poner ninguna pega en este partido puesto que de nuevo, su aportación ha sido crucial. De hecho, Tibú no solo hizo que todos los madridistas quedaran de nuevo atónitos con su masterclass de cómo se defiende un resultado, sino que también despertó en ellos un sentimiento de orgullo tras protagonizar una de las imágenes más valientes del partido: en el minuto 67, el portero de los merengues sufrió un terrible rodillazo en la cabeza al lanzarse al suelo a intentar despejar el balón para frenar el avance hacia la meta de un futbolista del Villarreal.

Las repeticiones dejaron a más de uno con mal cuerpo y muchos se esperaban lo peor. Sin embargo, Courtois se recuperó rápidamente y permaneció sobre el terreno de juego para posteriormente salvar los 3 puntos con las paradas que acabamos de mencionar. A este paso, Florentino Pérez deberá considerar seriamente añadir un monumento en los planos del nuevo Bernabéu.

  • Dos genialidades que quedaron al margen

Karim Benzema anotó un doblete tras marcar el gol decisivo desde los once metros en la segunda parte, pero el tanto pudo haberse producido de otra manera si no fuera porque Karim se apresuró al entrar en el área de Asenjo con el fin de llegar a tiempo para rematar la ejecución de la pena máxima de Sergio Ramos. Si, Benzema era el encargado de marcar el penalti del camero. Esto se debe a que los vikingos quisieron añadir un gol más a la galería de genialidades del francés dándole el pase de la muerte desde el punto de penal en vez de disparando directamente. La travesura terminó en gol, pero Hernández Hernández, con razón, ordenó repetir el penalti.

En el último suspiro del encuentro, Vinicius también dejó una jugada que hubiera sido de recuerdo de no ser porque le monsieur tocó el balón con la mano justo antes de dárselo a Vini. El brasileño dejó atrás a los defensas del Villarreal prácticamente sobre la línea de fondo, con un mínimo espacio, para adentrarse casi hasta el área pequeña y dar una asistencia a Asensioquien anotaría un gol correctamente invalidado.

Fuente: realmadrid.com
Fuente: realmadrid.com
  • En su honor, Don Alfredo

El fútbol tiene un componente poético que para algunos puede ser difícil de ver. La poesía en el fútbol se deja ver en acciones como la volea de Zizou en Hampden Park en 2002, o la jugada de Benzema en el Vicente Calderón en la vuelta de las semifinales de la Champions 2016/2017. La poesía en el fútbol también se traduce en simbolismos que los mismos futboleros atribuyen a los sucesos de este deporte. Tras muchos años de rendir culto a Don Santiago en el gran templo blanco, este año ha sido posible homenajear a otro de los pilares de la historia del Real Madrid como fue Alfredo di Stéfano, levantando un título en el estadio que lleva su nombre 12 días después del día en el que habría cumplido 94 años, y 9 días después de que se cumplieran 6 años de su fallecimiento.

Fuente: realmadrid.com
Fuente: realmadrid.com


Así concluye una Liga que reúne muchos motivos para ser recordada tanto por los madridistas como por el resto de seguidores de LaLiga.

VAVEL Logo