Los
irremplazables
Casemiro y Benzema celebran un gol en Liga de Campeones. Fuente: Real Madrid

Zidane es un técnico que ha demostrado durante su carrera, que es amigo de tener a toda la plantilla activa, para que cualquiera esté disponible para todo tipo de partidos, situaciones o momentos determinantes de un encuentro. En cada partido, es difícil que se vea la misma alineación, siempre hay algún jugador que rota, excepto en dos posiciones, el mediocentro defensivo y el delantero centro.

Carlos Henrique Casemiro y Karim Benzema son los jugadores de campo que salvo lesión, sanción o descanso, no tocan el banquillo o se quedan fuera de la convocatoria. En el caso del brasileño, la falta de reemplazo en su posición (han pasado varios en los últimos años pero ninguno ha convencido a Zidane), o un recambio al nivel del francés (ni Mariano ni Jovic son considerados por el entrenador como capaces para disputar la titularidad), provocan que al final de cada temporada se encuentren entre los jugadores de la Liga con más minutos.

Casemiro

El internacional carioca cumple su séptima temporada en el Madrid, la sexta de manera consecutiva tras su fogueo en Oporto. El paso por Portugal trajo a un jugador mucho más maduro, pero que le costó entrar de manera habitual hasta la salida de Benítez y la llegada de Zidane, que desde un primer momento le dio los galones y la escoba, llegando al día de hoy, sin que nadie haya amenazado el puesto.

Casemiro dispara en el partido ante el Gladbach. Fuente: Real Madrid
Casemiro dispara a puerta en el partido ante el Gladbach. Fuente: Real Madrid

El positivo en coronavirus impidió al mediocampista en Valencia, pasar de la increíble barrera de los 250 partidos oficiales con los blancos. Una vez dispute un nuevo encuentro, entrará en el top-50 de jugadores con más partidos con la zamarra madridista. Suma 24 goles, algunos de ellos importantes como en la final de 2017 de la Liga de Campeones ante la Juventus de Turín o en la Supercopa de Europa de ese mismo año frente al Manchester United. Y lo más importante, acumula 14 títulos, con cuatro Copas de Europa en su haber, dos Ligas, tres Mundiales de Clubes, dos Supercopas de Europa y otras dos de España, y una Copa del Rey.

Con contrato hasta 2023, la relación entre Casemiro y Real Madrid puede alargarse muchas temporadas más, sobre todo si sigue Zidane como entrenador y el papel del brasileño no cambia. En lo que va de 2020-21, tan solo no ha comparecido en Mestalla, aunque en la jornada inaugural ante la Real Sociedad y en el desastre contra el Cádiz empezó desde el banquillo. Cuando él falta, son Kroos y Valverde quien hace de stopper, aunque no sea su posición original, lo cual merma al equipo. Hasta la presunta llegada de Camavinga o un futbolista de su corte, el equipo sufrirá si Carlos Henrique no juega.

Benzema

Karim es uno de los capitanes de la escuadra junto a Ramos, Marcelo y Varane. Llegó hace once veranos, le costó arrancar con muchos problemas de adaptación, ya que aquí no era la estrella y además tenía mucha competencia por el puesto con Gonzalo Higuaín. Fue ganando en protagonismo, formando una gran sociedad con Cristiano Ronaldo, aunque no gozó de pleno protagonismo mientras Mourinho fue el capitán de la nave blanca. Como a Casemiro, la llegada de Zidane le benefició (al igual que la salida del Pipita rumbo Nápoles), aumentando el número de minutos sobre el verde y el número de goles. A punto de convertirse en el extranjero con más partidos en la historia del Real Madrid, en el apartado goleador solo tiene por delante a Cristiano Ronaldo, Raúl, Di Stefano y Santillana, unas cifras que le convierten en uno de los jugadores que han pasado y pasarán al Olimpo madridista.

Esta temporada ha participado en todos los partidos hasta la fecha, siendo únicamente suplente en el duelo europeo ante el Shakhtar, en el que tuvo que salir tras el descanso ya que los ucranianos arrasaban por 0-3. Ha anotado seis goles, marcando los últimos cinco en cuatro partidos consecutivos.

 Jovic y Mariano, al igual que el año pasado, se ven obligados a jugar los pocos minutos que no disputa el ex del Lyon. A Zidane no le convence lo que le ofrecen los dos suplentes, nunca ha sentido que puedan opositar a ser titulares y tan solo les utiliza para partidos con el marcador en contra, la Copa del Rey o alguno donde Benzema necesita descanso.

Benzema abre el marcador en el último derbi. Fuente: La Liga
Benzema abre el marcador en el último derbi. Fuente: La Liga

 Desde la salida de Cristiano Ronaldo en 2018, anunciada minutos después de imponerse al Liverpool en Kiev, la trascendencia en goles es total y hasta demasiado dependiente. Cada vez que el francés no anota, al equipo le cuesta horrores marcar. Por suerte, las apariciones de Ramos, Vinicius, Rodrygo han sacado de más de un apuro a los de Concha Espina. Con un horizonte no tan claro por edad y por trayectoria, el impacto de Benzema va a seguir siendo importante en ataque, al menos, hasta la llegada de un crack mundial que ocupe el puesto de estrella.

VAVEL Logo