Carvajal y Ramos, la cara; Jovic, la cruz
Ramos y Carvajal celebran el 1-2 ante el Alavés de la pasada campaña. Fuente: Real Madrid

Última sesión de entrenamiento previa a la ‘final’ contra el Borussia Monchengladbach que determinará el pase a los octavos de final de la Liga de Campeones, en una resolución de grupo que puede convertirse en dramática si el Real Madrid cae eliminado. En un partido en el que Zidane no reservará nada, no habrá rotaciones, el contar con la mayor parte de su columna vertebral puede ayudar a conseguir el objetivo.

Zaga al completo por primera vez en la temporada

Primero fue Militao, luego Nacho, Carvajal, Odriozola, Ramos, etc. En definitivas cuentas, el técnico madridista no ha podido contar con la totalidad de los componentes defensivos en ningún encuentro de lo que va de campaña. Con la incorporación del capitán, que ya venía entrenando con el grupo desde la pasada semana, y del due, que llega a tiempo para ocupar el carril diestro, la línea de cuatro puede ser la de los partidos de gala, formada por Mendy, Varane y los dos recuperados, con un Nacho a un gran nivel en la recámara.

Problemas en la delantera

Para el puesto de delantero centro tan solo Zidane cuenta con Karim Benzema, lo cual tampoco es un gran problema, teniendo en cuenta la fe que tiene en el francés, justificada a base de goles y aportación al ataque blanco. Luka Jovic, que ya no se ejercitó el lunes, es baja por una tendinosis de la musculatura abductora de la pierna derecha según el parte de baja comunicado por el club. Con Mariano también K.O., Asensio o Rodrygo ocuparían el papel de ‘9’ en caso de alguna contingencia.

Donde encontrará más problemas para configurar el equipo es en la media, aunque su trivote clásico formará parte de la alineación titular. El último en caer ha sido Odegaard, del que se desconoce la lesión. Igualmente se pierde el trascendental choque Valverde, que continúa con su proceso de recuperación.

VAVEL Logo