Yannick Carrasco y el mito de "las segundas partes nunca fueron buenas"
Carrasco celebra el tanto en  liga ante el F.C. Barcelona // FOTO: Instagram de Yannick  Carrasco

Dijo alguien alguna vez que las segundas partes nunca fueron buenas, pero el que hizo tal afirmación no conocía a Yannick Carrasco. El internacional belga, tras su paso por China, ha vuelto mejor que nunca. Está siendo decisivo en encuentros de vital importancia, y ha dotado al equipo de un desequilibrio del que carecía desde hacía tiempo.

En ninguna cabeza entraba, hace casi tres años, lo que está ocurriendo a día de hoy. El 26 de febrero de 2018 se hacía oficial el traspaso de Carrasco al Dalian Yifang de la Superliga China. Tras tres temporadas en el club, el delantero parecía poner punto y final, no solo a su estancia en el Atlético, sino también a su crecimiento futbolístico. Y es que no todo el mundo entendió  el por qué de su decisión. Marchar a un fútbol claramente inferior como el asiático, y el hecho, sobre todo, de hacerlo a su temprana edad (24 años), generaba, cuanto menos, controversia.

Carrasco conduce el balón en un partido con el Dalian Yifang // FOTO: Instagram de Yanick Carrasco
Carrasco conduce el balón en un partido con el Dalian Yifang // FOTO: Instagram de Yanick Carrasco

Regreso a casa

El caso es que, tras dos cursos fuera del continente europeo, el atacante regresó a la disciplina atlética a finales de  enero del año pasado. Le costó un tiempo ponerse a tono, como era de esperar, pero una pandemia y casi un año después, el de Ixelles no solo ha recuperado su mejor versión, sino que también ha dado un salto de calidad en su juego. A sus 27 años ha alcanzado la madurez que se le exigía, y se ha convertido en uno de los pilares del Atlético en este último mes.

Carrasco, con el cambio de sistema de Simeone, ha pasado de extremo a carrilero, y ha añadido en esta posición, a su desequilibrio y descaro, un compromiso defensivo que nunca antes se le había visto.

Decisivo

Ahora bien, si algo cabe destacar del “21” del Atleti en este segundo ciclo, es su capacidad para decidir partidos. Ya se le recuerdan goles importantes en su primera etapa, como el que le anotó al Madrid en la final de la Champions de 2016, pero es que, en este curso, el doble nacionalizado portugués y belga está teniendo un especial protagonismo en todos los encuentros que estaban marcados en rojo en el calendario.

Marcó el único tanto del encuentro en el choque liguero ante el Barça, originó la jugada del gol en propia puerta de Lato en Mestalla, y ayer, en una cita crucial para los intereses colchoneros, tanto deportivos como económicos, volvió a contribuir de forma decisiva con una asistencia y un nuevo gol que bien pueden valer una larga andadura en Champions para el Atlético este año, teniendo en cuenta el estado de forma de los rojiblancos.

Carrasco gana partidos, y Simeone lo sabe. “Es diferente y vital para el equipo”, comentaba el técnico argentino ayer en declaraciones a Movistar Plus.

El belga es aire fresco, este año se siente más importante que nunca y se ha convertido en el jugador más decisivo del equipo en ataque junto a Joâo Félix. Quizás no tiene tanto nombre, pero el ex del Mónaco ilusiona, y mucho, a la afición colchonera.

VAVEL Logo