Opinión | El particular 2020 del Atlético de Madrid
Foto de partido frente al Getafe CF. Foto: Twitter ATM

En un 2020 que ha cambiado por completo la forma de vivir el fútbol, el ‘Cholo’ Simeone ha sabido sacar rédito de debajo de las piedras y ha hecho posible lo que parecía imposible: destronar a ‘los grandes’ de la primera plaza, FC Barcelona y Real Madrid. Todo ello sin el calor de su afición incondicional, en un Wanda apagado y triste que pide a gritos volver a tener a sus más de sesenta mil almas animando. 

El ‘partido a partido’ ha sido una constante para el Atlético de Madrid este año, y ha pasado a ser una frase con fundamentos reales para los rojiblancos. No es casualidad, pues, que los jugadores basen sus discursos alrededor de ella; el ‘cholismo’ es el abecé del vestuario. 

Los excesos provocan cambios

La temporada pasada, el Atlético llegaba a fin de año en cuarta posición con 32 puntos. Esta vez, primeros con 35. Una diferencia de tres puntos y tres escalones. En este tramo resalta el gran cambio sufrido en la mayoría de las ligas europeas, donde los grandes se han visto empequeñecidos y transformados en mortales: Bayern Münich, Liverpool, FC Barcelona, PSG, Real Madrid y un largo etcétera. 

El exceso de partidos ha provocado muchas rotaciones, que algunos  no han sabido gestionar adecuadamente a pesar de contar con plantillas largas y talentosas.

El ‘Cholo’ y sus 500 partidos al frente del ATM

Cuestionado y alabado a la vez, Diego Pablo Simeone sigue su camino al frente del club de sus amores. Ya son 500 partidos comandando a su Atleti, cumplidos el último partido frente al Getafe, que a pesar de sus intentos no pudo sacar nada positivo del Wanda Metropolitano.  

Además, fue su victoria 301 en el noveno año como entrenador rojiblanco. Casi nada. Dicen que un buen entrenador es aquel que sabe plantear los partidos basándose en sus jugadores y el estilo de juego del contrario. En eso, Simeone tiene un máster. Fue, es y será leyenda del Atlético de Madrid.

El regalo de Navidad anticipado: Luis Suárez

Cuando Luis Suárez cogió el vuelo Barcelona-Madrid no eran épocas festivas, y nadie confiaba que el delantero charrúa pudiese seguir marcando goles con la facilidad que lo había hecho en la ciudad condal. “Está acabado”, decían sus detractores. A sus 33 años, Suárez ha demostrado el porqué de su dilatada trayectoria goleadora en Europa, y ha dejado en mal lugar a los aficionados culés que querían su marcha.

Actualmente, el uruguayo (8 goles) pelea con Iago Aspas (9 goles) por el Pichichi de LaLiga. Mientras tanto, el FCBarcelona echa mucho de menos un '9' que complemente a Leo Messi, que parece otro sin su amigo en la punta de ataque.

Así, el regalo de Navidad llegó mucho antes de tiempo, y ha formado con Joao Félix una dupla temida en el continente europeo. 

VAVEL Logo