Previa Real Madrid vs Chelsea: el Bernabéu será la fortaleza
@realmadrid

Quien escriba el guion de la Champions League debe estar muy loco, o por lo menos tener una imaginación superior que al resto, porque hay que ser muy bueno para escribir todo lo que está pasando en esta edición, para sorprender con cada giro de la trama y para tener a millones de seguidores enganchados a la televisión cada noche europea, cada noche donde da comienzo un nuevo partido, creando unos enfrentamientos que no solo son dignos de ver, sino que muchos de ellos podrían ser candidatos a los Oscars, una mezcla de belleza con emoción, de fiereza con intensidad. Es la Champions League.

El vigente campeón de Europa se va a plantar en uno de los estadios más legendarios que puede haber en todo el mundo, un Santiago Bernabéu repleto hasta la bandera, que viene de vivir una noche histórica en la pasada edición y lo más importante, que querrá ayudar a los suyos después de no hacerlo la última vez, después de ver como su equipo caía en el Alfredo Di Stéfano sin su gente, un público que ya está preparado para vivir otra gran noche europea, y que en esta ocasión será la red de emergencia del Real Madrid, si todo va mal.

Tuchel y su discurso

Se le veía afectado al técnico alemán después del enfrentamiento de la ida, donde Karim Benzema reinó en Stamford Bridge y agrandó su leyenda. Fue contundente Tuchel, su equipo no podía remontar esta eliminatoria. Su discurso no ha cambiado en la rueda de prensa previa, la remontada se vive desde Londres como algo imposible, una proeza inalcanzable a la que el mejor equipo del mundo no parece poder opositar.

@realmadrid
@realmadrid

Nada más lejos de la realidad, y es que entre medias de los dos discursos, han exhibido músculo. Músculo y pegada, sino que se lo digan al Southampton, que tuvo que pagar los platos rotos de un conjunto con el orgullo herido, y que el endosó un 0-6 que también valía para demostrar a los locales que, en realidad, por mucho que diga su técnico, bajar los brazos no es una opción.

Ancelotti y su miedo

Carlo Ancelotti. Es el nombre propio de la última semana en Valdevebas, y es que su planteamiento en Londres fue impoluto. Benzema lo refrendó, y colaboró en gran manera a que esto fuera así, pero es que el técnico italiano propuso un plan de partido que no podía concluir en otra cosa que no fuera una victoria. Nombres como Valverde o Casemiro salieron favorecidos, pero es que encima se supo sobreponer a la baja de Militao en pleno partido, que coincidió con la entrada de un Lukaku que hizo sufrir mucho a Alaba y a su nueva pareja de baile, Nacho.

No está confiado Ancelotti, sabe el potencial que tiene el Chelsea y sabe que una derrota dejaría su puesto temblando de cara a la temporada que viene. Es por eso que ya no solo empieza a dibujar esquemas, o a no alinear a Rodrygo y Asensio, sino que casi por primera vez han llegado las rotaciones a su plantilla, eso que se le exigía en enero, pero que ha llegado en abril, con un Kroos y un Modric cuyo rendimiento debe ir ligado a su descanso.

@realmadrid
@realmadrid

Algo tendrá que innovar, eso sí, si quiere dejar su portería a cero, porque por muy bueno que sea, Courtois solo no vale, y la baja de Milita no ayuda. Será el turno de Nacho, siempre preparado para este tipo de encuentros, y que deberá demostrar que da la talla, conformando junto con Carvajal, el lado más débil de la defensa, frente a un equipo cuya movilidad en ataque es notoria, aunque pierde a un Lukaku que ya es la clara decepción de la temporada.

El duelo de las áreas

El Real Madrid en muchas ocasiones no ha sido mejor que su rival y ha ganado. Esta ciencia, o no ciencia mejor dicho, señala de forma directa a Benzema y a Courtois, los guardaespaldas de Ancelotti y el motivo que explica no solo el liderato en liga, sino también los 180 minutos del PSG.

@realmadrid
@realmadrid

Pero no se queda atrás el Chelsea, y es que hay muchos que ya han olvidado el gran portero que es Mendy, comprensible, por su error clamoroso en la ida, donde Benzema estuvo demasiado listo, casi tanto como poco contundente Antonio Rüdiguer. Puede que los “blues” no tengan un delantero de talla mundial, porque ni Pulisic ni Havertz lo terminan de ser del todo, pero sí que tienen muchos argumentos para generar ocasiones, un Mount un poco más atrasado que es la delicia de los aficionados ingleses. En su propia área tres centrales, pero también el guardameta africano, que le puede amargar la noche a más de uno.

Onces posibles

Real Madrid: Courtois; Carvajal, Nacho, Alaba, Mendy; Casemiro, Modric, Kroos, Valverde; Benzema, Vinícius.

Chelsea: Mendy; Reece James, Silva, Rüdiguer, Azplicueta, Marcos Alonso; Jorguinho, Kanté; Pulisic, Mount, Havertz.

VAVEL Logo