Rüdiger, un comodín para Ancelotti
Debut de Rüdiger con el Real Madrid I Imagen: Getty Images

El Real Madrid comenzó su andadura en la campaña 22-23 con un amistoso frente al Barça. Carlo Ancelotti optó por una alineación de absolutas garantías colocando el siguiente once: Thibaut Courtoi bajo palos; Lucas Vázquez en el lateral derecho, Alaba y Militao como pareja de centrales, y Rüdiger en el lateral izquierdo; en la medular, Tchouaméni, Valverde y Camavinga tomaron los mandos de la sala de máquinas; y el tridente ofensivo lo formaron Vini Jr y Rodrygo en las bandas, junto con Hazard ejerciendo de falso 9.  

Rüdiger, la gran sorpresa del once blanco

A pesar del estreno de Tchouameni como futbolista del Real Madrid y la nueva posición de Eden Hazard, todos los focos del Clásico apuntaban a la nueva demarcación de Rüdiger. El zaguero alemán ya había demostrado su versatilidad pudiendo jugar tanto de central como de lateral derecho, pero lo que nadie podía esperar es que también fuera capaz de ofrecer el mismo rendimiento en el lateral izquierdo, es decir, a pierna cambiada.

Tras la salida de Marcelo y el fichaje de Rüdiger, todo parecía apuntar a que Alaba cambiaría su demarcación de la pasada campaña como central para volver a sus inicios como lateral izquierdo. Además, existía la posibilidad de jugar con tres centrales (Alaba, Rüdiger y Militao) para que Mendy continuara siendo el lateral izquierdo. Sin embargo, Carlo Ancelotti volvió a sorprender a todo el mundo situando al nuevo fichaje madridista en el lateral zurdo.

El alemán completó una actuación notable

El invento de Carletto no tenía certezas de cómo iba a concluir, pero Rudi, como quiere que le llamen en el vestuario, fue capaz de adaptarse y rendir a gran nivel. Su potencia física, velocidad y corpulencia le convirtieron en un muro prácticamente infranqueable. Rapinha, nuevo fichaje culé, se vio frustrado al encontrarse una y otra vez con una pared de nombre Antonio Rüdiger.

Rüdiger subiendo por banda I imagen: Getty Images
Rüdiger subiendo por banda I Imagen: Getty Images

Por otro lado, Rüdiger no solo mostró sus atuendos físicos y técnicos sobre el campo, sino que dejó patente su personalidad y la toma de consciencia de lo que supone enfundarse la elástica blanca. En una pequeña trifulca provocada por una patada a destiempo de Jordi Alba, desesperado por no poder parar a Vini Jr, Rüdiger no dudó en acudir al revuelo y sacar la cara por sus compañeros enfrentándose a los futbolistas azulgranas.

Trifulca entre Araujo y Rüdiger I Imagen: Getty Images
Trifulca entre Araujo y Rüdiger I Imagen: Getty Images

Esta impulsividad y agresividad en el buen sentido de la palabra es otra de las principales razones por las que el Real Madrid realizó el fichaje del ex del Chelsea y, Rüdiger ya lo ha demostrado desde el primer día.

VAVEL Logo