El Dépor se reencuentra con su sombra ante el Castilla
David Mosquera

Valdebebas. 3.500 personas. Un Dépor que lucha por reencontrarse por sí mismo. En frente, un Real Madrid Castilla invicto que trata de seguir escalando puestos. Una auténtica prueba de fuego.

Raúl quiso salir con toda y llevar la iniciativa del partido. Defensa de 3, con carrileros largos que profundicen y lleguen por banda mientras que Arribas y Dotor hacían de las suyas en la sala de máquinas. Diferente el plan de Óscar Cano, que intuyendo la ofensiva inicial de los de blanco, trató de consolidarse en defensa con Villares haciendo y deshaciendo cualquier acometida.

Los primeros minutos fueron más que agitados. Una buena jugada individual de Álvaro por el sector derecho haría aguas entre la zaga blanquiazul y convertiría el primero con un zurdazo para ponerla inalcanzable para Mackay. La primera en la frente. El Dépor quiso reaccionar a través de sus jugones. Mario Soriano, Rubén Díez y Olabe trataron de jugar y hacer jugar a un equipo algo falto de ideas.

El Castilla seguía con la sartén por el mango pero el que golpeaba ahora era el Dépor. Mario Soriano, tras una buena asociación con Raúl Carnero, estrelló el balón contra la madera. Pero la confianza aumentó. Antoñito siguió con su rutina de colgar infinitos centros al área y, en uno de muchos, la pelota le llegó con todo de cara a Svensson. Parecía que sí, pero su remate de cabeza le fue al centro. La siguiente fue para el Castilla. Un remate sin aparente complicaciones para Ian Mackay acabó convirtiéndose en un posible gol fantasma que no se acabó señalando. 

Con poco más se fue el encuentro a vestuarios. Un par de zurriagazos de un Castilla que se sentía cómodo frente a un Dépor que se agazaba y trataba de contragolpear. 

Diferente fue el comienzo de la segunda mitad. De nuevo Svensson, tras una doble jugada dentro del área pero de nuevo se toparía con De Luis. La primera de varios acercamientos para un Dépor que dejó de ser dominado pero empezar a ser dominante. 

Todo cambiaría en el minuto 60. Balón en largo -de los que duelen a los centrales- que ganaría Peter ante un Lapeña que llegó tarde y que acabó cometiendo falta y viendo la cartulina roja para dejar con uno menos a los de Óscar Cano en su mejor momento.

A raíz de ahí, el Dépor apenas reaccionó. El partido se jugó al ritmo de los de Raúl González, que con muy poco, lograban causar peligro. Arribas, Peter y Álvaro pudieron cerrar el partido en varias ocasiones, pero el marcador ya no cambiaría hasta el pitido final. 

 

FICHA TÉCNICA |

Real Madrid Castilla: De Luis, Tobias, Rafa Marín, Pablo Ramón, Mario Martín, Dotor, Arribas (Iker Bravo 79'), Peter, Álvaro M (Javier Villar 89')., Edgar, Álvaro.

RC Deportivo: Ian Mackay, Antoñito, Lapeña, Olabe (Isi Gómez 60'), Quiles (Narro 78'), Mario Soriano, Raúl Carnero, Pablo Martínez, Svensson (Zalazar 60'), Rubén Díez, D. Villares.

Árbitro: Germán Cid Camacho

VAVEL Logo