Nada nuevo se va a escribir sobre Antoine Griezmann pero no por ser un clamor popular hay que dejar de remarcarlo. El partido de Antoine Griezmann el pasado martes en el Metropolitano contra el Celtic de Glasgow no fue más que la enésima demostración de que el futbolista galo está en un momento dulce y que si bien antes volaba por el césped, con una punta de velocidad endiablada, ahora ha adquirido la capacidad de levitar.

Antoine, que suma ya once goles en este arranque de temporada, vuelve a ser el jugador clave de este Atleti, junto con un Koke imperial que maneja el centro del campo colchonero. Pero la influencia de "Grizzi" va mucho más allá del césped. Su jerarquía en el vestuario le hace ser un capitán que, aunque sin brazalete, reúne todo lo necesario para liderar a un equipo que, a día de hoy, está a la altura de FC Barcelona y Real Madrid tanto en la clasificación como en las sensaciones que transmite.

La forma de jugar de este renovado Atleti del Cholo, que pasa mucho más por la posesión de balón y por la salida desde atrás con triangulaciones que, en muchas ocasiones, ponen a prueba la salud del aficionado rojiblanco, no se entiende si la figura del futbolista de Macon.

Independientemente de donde le sitúe el gráfico de las alineaciones, Griezmann aparece por izquierda, por derecha y por el centro siendo el eje vertebrador de prácticamente la totalidad de jugadas de ataque de su equipo. Además, fue muy curioso verle el otro día contra el Celtic ocupando la posición de interior en un medio campo de tres jugadores, posición que ya es conocida para él pues en la selección francesa, ante la excedencia de delanteros, ha visto retrasada su demarcación. Pocos minutos había disputado ahí vestido de rojiblanco pero el resultado, una vez más, fue brillante. Con todo el frente de ataque por delante, Antoine manejó a su antojo un partido que cerró con dos goles y un sinfín de detalles técnicos.

No se sabe cual será el techo de Griezmann y el Atleti esta temporada pero se puede intuir que con el galo a este nivel, el Atleti "molestará" de nuevo a la élite.

VAVEL Logo
Sobre el autor