Un clavo más fue puesto en el ataúd del Granada CF anoche en un encuentro donde se hizo todo lo que no se tenía que hacer en un partido vital para coger aire e incluso salir del descenso momentáneamente. Un partido donde se vio qué equipo sí tiene un proyecto sólido, a pesar de sus limitaciones, y qué equipo vaga a la deriva rumbo a Segunda División. A todo eso hay que sumarle el factor Samu, que ahondó aún más en la herida del Granada con su gol que, a pesar de no celebrar, ya estaba más que sentenciado por la celebración del primer gol babazorro, que parecía suyo, pero finalmente fue de Torrente en propia puerta.

Criterio de puntuación

(0-2: Muy Mal/ 3-4: Mal / 5: Regular / 6: Bien / 7-8: Muy bien / 9-10: Excelente / S.C: Sin Clasificar)

André Ferreira

3/ Inseguro. A pesar de que realizó varias paradas, el guardameta luso demuestra estar al mismo nivel que el resto de la plantilla. Con mucho nerviosismo e inseguridad.

Manafá

2/ Paupérrimo. Si bien aportó algo positivo en las escasas ocasiones nazaríes, en defensa fue un desastre. Andando se le vio en el segundo gol del conjunto norteño cuando, precisamente, el autor del gol era su marca.

Torrente

3/ Superado. Tras el gol en propia puerta todo fue cuesta abajo y sin frenos para el joven central rojiblanco. Al unísono con el resto del equipo, se mostró errático y con falta de ideas.

Ignasi Miquel

3,5/ Desaparecido. Samu hizo lo que quiso con el central catalán cada vez que encaraba la portería nazarí. Muy superado por el ataque del Alavés y con mucha precipitación en algunas ocasiones.

Carlos Neva

3,5/ Pundonor. De los pocos jugadores que intentó seguir con intensidad hasta el final. A pesar de ello, no tuvo un partido muy grato, lejos de su mejor nivel.

Gumbau

3/ Anestesiado. Lejos queda el Gumbau de las primeras jornadas, el cual tenía mucha más intensidad y algo más de ideas. Se le vio perdido, muy perdido. Partido para olvidar del mediocentro catalán.

Gonzalo Villar

4/ Desquiciado. El murciano venía de hacer su mejor actuación hasta la fecha ante el Getafe, pero en Vitoria fue una historia totalmente diferente. Cabizbajo y desesperado se marchó del encuentro.

Melendo

2,5/ Desconectado. Hace tiempo, mucho tiempo, que no se ve la mejor versión de Óscar Melendo. Es verdad que jugar por banda no le favorece, pero dio la sensación de que si hubiese jugado en su posición natural, no habría cambiado la película.

Álvaro Carreras

3,5/ Fallón. Le puso muchas ganas y fue de los jugadores más participativos, pero se notó un montón que ofensivamente está un tanto limitado, y más cuando apenas tenía ayudas para trenzar jugadas que pudiesen crear algo de peligro.

Uzuni

4/ Irregular. Salvando el gol que anotó de penalti, el albanés apenas tuvo presencia en el partido, al igual que la línea ofensiva del Granada. Lo poco que tuvo fue bien repelido por la zaga babazorra.

Lucas Boyé

4/ Luchador. No tuvo un buen partido, eso está claro, pero, como siempre, fue el que más pugnó y más luchó por el balón, desfondándose e intentando ayudar en diversas zonas del campo.

Sergio Ruiz

3,5 Intranscendente. Apenas tuvo presencia en el juego nazarí cuando entró al campo, y lo poco que tuvo, se le vio algo errático. Tampoco mejoró mucho en la parcela defensiva. Entró al terreno de juego en el minuto 62 sustituyendo a Gonzalo Villar.

Famara Diédhiou

5,5/ Aire fresco. El senegalés entró al partido con el objetivo de aguantar balones para poder tener un juego más directo, a la par que intentar cazar algún balón en el área rival. Consiguió ser el jugador con más peligro de los rojiblancos y ser una amenaza casi constante. Entró sustituyendo a Lucas Boyé en el minuto 62.

Antonio Puertas

5/ Revulsivo. Que Puertas junto a Famara fueran los mejores del partido teniendo el nivel que tienen actualmente dice mucho del Granada. El almeriense dio calidad y verticalidad a los ataques nazaríes, pero no fue suficiente. Sustituyó a Álvaro Carreras en el minuto 62.

Weissman

4/ Errático. Entró en el minuto 79 en sustitución de Melendo bajo una lluvia de gritos en su contra por parte de la afición local. Apenas supo entrar en el partido, aunque tuvo una ocasión bastante clara para poner el 3-2 en el marcador.

Ricard Sánchez

2,5/ Pésimo. Sustituyó a un Manafá que había tenido un partido horrible, pero el catalán no lo mejoró en nada. Apenas tuvo presencia en el juego tanto ofensivo como defensivo y lo único que consiguió fue una tarjeta amarilla. Desolador.

Paco López

1,5/ Hundido. Muy probablemente, el último partido de Paco López al frente del Granada CF. Empeñado en el esquema del 4-4-2, el Alavés no necesitó mucho para encontrar y aprovechar las debilidades de los rojiblancos. En la segunda parte, con los cambios, apenas hubo reacción, y no fue hasta el 3-0, cuando el Alavés bajó la intensidad, cuando el Granada tuvo alguna oportunidad más clara para poder marcar. 

VAVEL Logo