La encerrona de Rostov

Analizamos al próximo rival del Atlético de Madrid en Champions. Unos rusos muy rusos que hacen del 'partido a partido' una biblia a la que venerar.

La encerrona de Rostov
La encerrona de Rostov | Foto: FC Rostov.

Rostov, suena bien. Un poco de frío, ambiente tirante, emplazamiento pretérito, pero suena bien. Qué ilusos. No se dejen llevar por sus resultados cosechados hasta el momento en la UCL, no se dejen llevar por una ausencia de nombres deslumbrantes, pero preocúpense, porque estos rusos (muy rusos) son los que hacen del 'partido a partido' una biblia a la que venerar. Sino rememoren cierto encuentro en Astana.

Es un equipo peligroso para el Atlético de Madrid, eso es lo primero que vamos a advertir antes de que entremos a analizar con mayor profundidad. Tampoco vamos a vender al Brasil de los 80, ni a la Naranja Mecánica de Cruyff, porque no lo son. Pero jugando a lo suyo, siguiendo su guión y con el ''calor'' de su estadio con tintes soviéticos, pueden ser una dura piedra en el camino para Antoine, Carrasco y demás jugones rojiblancos.

El ''Leicester ruso'', con un matiz más defensivo y contragolpeador

El Leicester ruso. Este es un apodo con el que se les conoce entre bambalinas. Nos puede servir. No es malo, tampoco bueno. Ni lo son, ni no. Sino una mezcla. No poseen jugadores tan determinantes en el uno para uno como los Vardy, Mahrez y compañía, pero sí que comparten ese sentido de bloque, de esfuerzo, de trabajo, pero con un matiz más defensivo y contragolpeador.

La realidad de este equipo es que en un buen momento no llegan. Pero en un FC Rostov donde lo técnico no prima, un defectuoso estado de forma puede ser bien ocultado por los 'intangibles' que a este equipo le sobran y rebosan (esfuerzo, garra, pundonor, hombría...). Su partido del pasado sábado en Moscú no fue ni mucho menos bueno, cayendo derrotado ante el Spartak (1-0). Fue un duelo en el que lo mejor fue el resultado, muy corto para lo que pudo haber sido tras quedarse con nueve por las expulsiones de los zagueros Kudryashov y César Navas.

La continuidad como fuerza

En este sentido, se asemejan mucho a lo sucedido este verano en el equipo de Diego Pablo Simeone. No ha habido grandes cambios, no ha habido fichajes excesivamente ilusionantes, ni grandes derroches por mejorar el once titular. Aquí reside la fuerza de ambos, en la continuidad de un grupo.

Solo hubo cambios en el centro de la zaga del histórico Rostov de la 15/16

La temporada pasada del Rostov fue histórica (rozaron el título de la Premier League rusa y se clasificaron para la previa de la Champions). Como novedades de aquel equipo tan solo podemos apuntar las marchas del centrocampista Kanga (Estrella Roja) y de los defensores Novoseltsev (Zenit) y Bastos (Lazio), que eran los dos mejores de la zaga. Por lo tanto, la defensa fue la única línea ciertamente trastocada, donde trajeron a dos hombres que no han hecho olvidar las dos ausenciasGranat (Spartak) y a Mevlja (Dinamo Bucarest), compañero de selección de Jan Oblak.

Mevlja a Jano Ananidze en el partido del sábado | Foto: Zimbio.
Mevlja a Jano Ananidze en el partido del sábado | Foto: Zimbio.

Al igual que los rojiblancos celebraron la continuidad en verano de los Griezmann, Godin, Saúl, Koke y compañía...por las orillas del río Don no hicieron menos con los Azmoun, Poloz, Noboa y cía. Jugadores básicos para el Rostov que, a pesar de tener ofertas, decidieron seguir por el sur de Rusia.

Aunque sin lugar a dudas, la gran novedad de este año la tenemos en el banquillo. A principios de agosto saltaba la noticia: Kurban Berdyev y su mítico rosario dejaban el Rostov poco antes de su eliminatoria ante el Ajax. El mismísimo técnico que eliminó con el Rubin Kazan al Atlético hace años en la UEFA. El creador de este histórico Rostov dejaba el club sorprendentemente y, con él, su legado. El austriaco Ivan Daniliants, que ya era de la casa, sería el encargado de coger las riendas.

Como punto de partida, frecuentan un esquema de juego muy habitual por Rusia: 1-5-3-2. Tres centrales puros con marcajes zonales, dos laterales con cierto recorrido, tres aguerridos mediocentros con constante llegada desde segunda línea y dos puntas con los que enganchar rápidos contragolpes.

Expertos en transiciones defensa-ataque; velocidad de Poloz y talento de Azmoun

A grandes rasgos, este es el resumen de un equipo que tiene como su gran arma ofensiva las rápidas transiciones defensa-ataque. En ataques posicionales, poco sorprenden más allá de alguna genialidad de Azmoun junto a Erokhin y Polov. Su peligrosidad llega en el ataque tras pérdida del rival. Son unos absolutos especialistas en sacar goles de la nada, con vertiginosos ataques en pocos toques aprovechando la velocidad de Poloz y el talento de Azmoun. Ese típico equipo que, cuando sin darte cuenta y sin apenas haber entrado en juego, ya te va ganando. ¿Les suena?

El absoluto canalizador del juego es Noboa, jugador en el que empiezan todas las jugadas. Pero no es precisamente el jugador que más se descuelga en ataque, dejando este papel a un Erokhin que ya está destacando (aunque tardíamente) hasta en la Selección nacional rusa. Se podría decir que este 'box to box' sería ''el Saúl del Rostov'' y Noboa una especie de Koke con Gatcan de escudero a lo Gabi, siempre salvando las abismales distancias existentes. En estos mediocentros,  está otro de sus peligros, sus constantes llegadas desde segunda línea aprovechando los espacios que dejan la movilidad de los dos puntas. Jugadores con gol y tremendamente oportunistas.

Foto: UEFA
Foto: UEFA

El balón parado, su mayor peligro debido a sus grandes torres: Navas, Mevlja, Erokhin...

Otra de las bazas de los de Daniliants es el balón parado. Les damos cuatro 'pequeños' datos que hablan por sí solos: César Navas (1'97), Mevlja (1'90), Granat (1'85) y Erokhin (1'95). Muchos centímetros con los que intimidar a Oblak, siendo todos ellos además buenos cabeceadores (aspecto en el que también podemos destacar a Azmoun). El encargado de suministrarles balones es el polivalente lateral derecho Kalachev, que también puede actuar en la medular y en la izquierda.

Todo lo expuesto, lo tienen a un click. Exactamente al del 'play' del resumen de la vuelta ante el Ajax. En aquel partido (seguramente el mejor en sus más de 80 años de 'vida') no solo vencieron, sino que pasaron por encima de los holandeses con todas y cada una de sus 'armas' aquí expuestas: transición eléctrica tras robo, balón parado, cabezazo espléndido de Azmoun y demás maniobras. El ahora azulgrana Cillessen las encajó de todos los colores. Todavía les está buscando.

Habría que preguntarse de qué manera saldrán a jugar a los de Simeone. Creo que la respuesta podría ser la siguiente: repliegue intensivo hasta mitad de campo y, a partir de esas zonas más intermedias-defensivas, ya empezar una fuerte presión. Lo lógico, no irán a por los rojiblancos, pero tampoco les dejarán campar a sus anchas. Aunque mucho tendrán que bregar para frenar a la versión 3.0 colchonera.

En este apartado tendrían cabida tanto Serdar Azmoun como Dmitry Poloz, pero nos quedaremos con el primero. Su calidad en la definición, en la lectura del juego y en la toma de decisiones nos hacen decantarnos.

Serdar Azmoun: delantero rebosante de talento, muy inteligente y buen rematador

Delantero total, todo talento y capaz de armarte un gol él solito. Se compenetra a la perfección con su compañero de batallas arriba mencionado. A pesar de no tener un portentoso físico, se las gasta muy bien en el cuerpo a cuerpo y, como rematador, destaca como excelente cabeceador.

Azmoun celebrando su gol al Ajax | Foto: UEFA.
Azmoun celebrando su gol al Ajax | Foto: UEFA.

Este iraní de 21 años es un jugador de futuro, que si sigue con esta progresión pronto dará el salto. Es otro talento traído por Berdyev desde el Rubin (como hizo con César Navas y Noboa) que ha explotado a las orillas del río Don. Para asemejarle con algún delantero más conocido para el aficionado español, podríamos compararlo con Gerard Moreno

El ecuatoriano Noboa destaca en este aspecto. A sus 31 años es uno de los jugadores más experimentados del plantel, sobre todo en competiciones europeas.

Christian Noboa: la batuta de la medular, el jugador más experimentado

Es la batuta de la medular, por él pasan la mayoría de jugadas. Igual te corta una contra que te la monta con un sutil envío. Hace, deshace, destruye y construye. El 'todocampista' básico del esquema de Berdyev que sigue liderando a pesar de la marcha del turcomano.

Noboa celebrando su gol al Anderlecht | Foto: EFE/Erwin Spek.
Noboa celebrando su gol al Anderlecht | Foto: EFE/Erwin Spek.

Un jugador que fue clave en la temporada pasada anotando cuatro tantos y que no ha sido menos en las eliminatorias previas anotando hasta tres goles ante Ajax Anderlecht.

Una vez analizado lo positivo en lo colectivo y en lo individual del rival del Atlético, solo queda plasmar sus agujeros negros por donde percutir.

A pesar de haberlos dejado para lo último, son bastante claros: fragilidad defensiva en el uno para uno, lentitud de ejecución y de ideas en ataques estáticos y falta alarmante de calidad y velocidad en muchos de sus jugadores.

Puntos débiles: falta de calidad y velocidad, nula creatividad en ataque posicional

En general, toda la defensa del Rostov es bastante lenta, por lo que si los Griezmann, Gameiro, Carrasco y demás velocista encuentran espacios a su espalda...puede ser un festín. Pero no me imagino un partido en el que se los faciliten. Más que nada porque son jugadores que saben colocarse muy bien para tapar sus carencias.

En cuanto a los ataques estáticos, nada que no se sepa. Es un equipo que te sorprende a la contra, pero difícilmente lo hará en un ataque posicional, más que nada por las diferencias técnicas entre ambos. Y es que hay un gran escalón entre estos dos equipos, ahora solo queda reflejarlo en el juego y en el resultado final.