El Atlético B cuenta hasta diez

Alcanzado casi el ecuador de la temporada, el filial madrileño no ha bajado nunca más allá del décimo puesto en las 17 jornadas disputadas hasta la fecha. Pese a tener más cerca las posiciones de playoff de ascenso que de descenso, Óscar Fernández pide coherencia y “tener los pies en el suelo” recordando que el único y principal objetivo que se marcan es el de asegurar cuanto antes la permanencia.

El Atlético B cuenta hasta diez
Los jugadores del Atlético B se abrazan tras un gol en la Ciudad Deportiva Wanda Atlético | Foto: Alex Marín - Atlético de Madrid.

Más allá de las individuales, la principal virtud de este Atlético de Madrid B se entiende desde lo coral, una imagen de equipo unido que está creciendo aceleradamente con la base de aquel histórico Juvenil División de Honor que ganó todo lo que compitió, a excepción de la Copa Campeones. Tras el tropezón contra el Fabril (3-0), el filial ha conseguido sumar en las últimas dos jornadas disputadas, cosechando dos empates de forma consecutiva que sirven para, poco a poco, ir poniendo distancia con respecto a las posiciones de descenso. Ladrillo a ladrillo se construye el castillo.

Y es que el cuadro madrileño tiene la fortuna de, cuando toca mirar la tabla de la clasificación, solo contar hasta diez. A falta de dos jornadas para alcanzar el ecuador de la temporada, no conoce todavía lo que es estar más abajo de los primeros diez puestos en la tabla. Tras el empate a uno logrado contra el Navalcarnero, ocupa actualmente la octava posición con un agregado de 23 puntos, a seis de distancia con la zona de playoff de ascenso y con siete de ventaja con respecto a los equipos sumidos en el playoff de descenso.

El filial está a seis puntos de distancia con la zona de playoff de ascenso y tiene siete de ventaja con respecto al descenso

La evolución del Atlético B tras 17 jornadas muestra que ha pasado por casi todas las posiciones dentro de los diez primeros clasificados. Su andadura de vuelta a la Segunda B arrancó siendo líder en la primera jornada tras ganar a la Gimnástica Segoviana. Una jornada después cayó hasta la quinta posición tras empatar contra el Unión Adarve y ascendió hasta la segunda plaza en la tercera jornada. Con el paso de las jornadas, su posición ha ido en declive, pasando de la zona de playoff a la zona templada. Desde la jornada 10 oscila entre la séptima y la novena posición.

Pese a este gran rendimiento, Óscar Fernández pide mesura y realismo a la hora de valorar las posibilidades que tiene el Atlético de Madrid B en su primer año en la categoría de bronce. Considera que el principal objetivo que tiene su equipo es el de garantizar la permanencia cuanto antes y no vender opciones de playoff de ascenso. “El equipo tiene que alejarse lo antes posible de los de abajo y luego… Tenemos que tener los pies en el suelo, no vender cosas que no son coherentes”, recalcó nuevamente el técnico valenciano, que considera primordial tener de referencia a los que están por debajo de su equipo para no correr el riesgo de tener vértigos.

Óscar pide "tener los pies en el suelo" con las posibilidades reales del equipo: "No hay que vender cosas que no son coherentes”

Al filial madrileño le restan tan solo por delante dos jornadas más antes de que lleguen las Navidades en forma de nuevos fichajes, algo que la sanción de la FIFA imposibilitó a comienzos del verano. El viernes, a partir de las 12:30h, recibe al Guijuelo en el que será el último partido oficial del año en la Ciudad Deportiva Wanda Atlético mientras que cerrará el curso 2017, una semana antes de las Navidades, en El Estadio Municipal de Pasarón contra el Pontevedra. Concluidos ambos compromisos, el Atlético B no volverá a la actividad hasta el mes de enero, ya con los posibles fichajes a las órdenes de Óscar Fernández. De momento, los Reyes Magos han venido antes de tiempo por Majadahonda, dejando a un Jorge Ortiz que ya forma parte de la dinámica del grupo a falta de poder contar con los primeros minutos con su nuevo equipo.