Jornada agridulce para los intereses españoles en Eugene
Ana Peleteiro | Foto: Alberto Pozas

Tercer día de Campeonato del Mundo Junior Eugene 2014 que ha deparado sensaciones agridulces en las actuaciones españolas de la jornada. Varias clasificaciones, eleminicaciones y participaciones en finales.

La jornada pintaba bien para las aspiraciones españolas gracias a la buena actuación de la lanzadora June Kintana en la modalidad de disco donde realizó un solo lanzamiento para clasificarse para la final con una marca de 52,70 metros. Esta marca sería la tercera mejor de las participantes.

El día seguía siendo bueno ya que Paula Gil se clasificó por tiempos para la siguiente ronda en los 3.000 metros obstáculos con un tiempo de 10:17.17 minutos. Por su parte, Marta Bote logró clasificarse al realizar una actuación discreta con una marca de 10:58.33 minutos.

Otra buena noticia fue el pase a la final de Aleix Pi Portet en salto con pértiga. No logró superar la altura mínima exigida para entrar en la final pero se clasificó por puestos al saltar a la primera 5,10 metros. El que no pudo clasificarse fue Adrian Vallés que quedó eliminado al saltar 5.10 metros a la tercera tentativa.

Y siguiendo con las buenas noticias, Ana Peleteiro logró clasificarse con un solo salto para la final de triple salto con una marca de 13.30 metros colocándose la 6º de las participantes. Esa era la distancia mínima que se exigía para la calificación.

Con los 400 metros vallas femeninos seguirían los buenos augurios ya que la española Maryia Roschyn se clasificaría por puestos al terminar en cuarta posición en la serie tres de calificación con una marca de 59.67 metros. En parte fue gracias a su buena salida ya que con un tiempo de reacción de 0,182 segundos fue la segunda mejor de su serie en los tacos.

Pero las malas noticias comenzaron a llegar. En la calificación del peso tanto Kevin Areaga como Miguel Alberto Blanco cayeron eliminados en la calificación con marcas de 69,65 metros y 62,67 metros respectivamente. Les lastraron muchos los nulos.

En las dos finales que se disputaron en esta jornada tampoco hubo demasiada suerte. En la longitud Fernando Ramos terminó en el puesto 11º al realizar un salto de 7,39 metros. El concurso de Ramos fue discreto realizando un primer salto de 6,81 metros, el segundo de 7,39 metros y el tercero de 7,34 metros, todos con viento a favor.

Y finalmente, en la final del 110 metros vallas masculina, a pesar de la buena actuación de Francisco López que igualó su marca de las semifinales 13.55 segundos, récord nacional junior, tuvo que contentarse con la séptima posición en la línea de meta. Tuvo el segundo peor tiempo de reacción de los participantes de la final con 0,163 segundos.

VAVEL Logo