Derrotas sin consecuencias para las selecciones nacionales
Equipo español de voleibol femenino. Foto: rfevb.com

El trabajo estaba realizado. Con las esperanzas de lograr la clasificación directa para el Campeonato de Europa ya diluidas, tanto las chicas como los chicos que representan al voleibol español y aspiran a relanzarlo intentaron terminar con las mejores sensaciones posibles, pero cosecharon sendas derrotas que no empañan el gran trabajo realizado.

Las repescas femeninas se disputarán entre el 1 y el 10 de octubre

Lejos de los focos de atención y con unas ayudas netamente mejorables, estos deportistas buscan revalorizar el voleibol a base de victorias, única manera factible de recibir atención mediática y reconomiento social, por desgracia. Queda una última bala, o mejor dicho, dos.

La selección femenina pierde chispa

La inesperada derrota cosechada ante Francia en el penúltimo partido del Preeuropeo pareció erigirse en un golpe moral demasiado duro para las de Pascual Saurín, que no pudieron competir ante Bélgica como lo hicieron en la primera fase del campeonato.

Con el público a su favor, las belgas salieron repletas de confianza y fueron un torbellino en la pista. España lo intentó con más corazón que cabeza de la mano de Jessica Rivera y María Segura, y a punto estuvo de arrancar algún set. En los momentos cumbre hubo ligeros errores achacables al cansancio y la falta de tensión competitiva, y que han de ser trivializados de cara a la eliminatoria en la que se jugarán la clasificación.

El resultado final fue de 25-20 29-27 y 29-27, haciendo que las belgas pasen directamente y España espere a la resolución del grupo A, siendo el segundo clasificado su rival. Letonia, Ucrania, Italia y Austria son las selecciones que podrían medirse a las españolas.

España cae con honor ante Alemania

La supremacía de los germanos estaba fuera de duda antes y durante el torneo, pero tras el partido protagonizado por España correspondiente a la última jornada del Europeo, las cosas no están tan claras. Y es que a pesar de que ninguno de los dos equipos se jugaba nada, el papel de los españoles fue más que notable.

Ambos conjuntos introdujeron cambios en el equipo titular, que respondieron con acierto. Sergio Reñe lideró la resistencia española animada con fervor desde la grada del Centro Insular de Deportes. El público se divirtió en un partido repleto de detalles de calidad, y en el que España no perdió la cara al encuentro en ningún momento. 

El sábado 1 de octubre se disputará el partido de ida en Las Palmas, entre España y Grecia a las 20:00

El resultado final fue de 19-25, 21-25, 25-20 y 15-25 en favor de los teutones, que consolidan su plaza en el Campeonato de Europa 2017, mientras que España tendrá una oportunidad de lograrlo ante Grecia.

VAVEL Logo