Chino II de Jaén le arrebata la Copa de España a Inter
Los jugadores de Jaén levantan el título | Foto: LNFS

Jaén Paraíso Interior lo hizo una vez más. La épica del año 2015 no tuvo nombre con una finalísima espectacular ante el FC Barcelona. Un año histórico para el club y que volverá a repetirse en este 2018 más si cabe. Y es que los pupilos de Dani Rodríguez se han proclamado campeones ante todo un Movistar Inter por tres goles a cuatro. Una final que repite protagonista, ya que Javier García Moreno, más conocido como "Chino" marcó el gol definitivo en la prórroga que llevó a la locura a los suyos.

Un partido espectacular en el que los amarillos empezaron con mucho ímpetu, pero que se vieron sorprendidos con un buen tanto de los madrileños. Los de Jesús Velasco anestesiaron el choque hasta el comienzo de segunda mitad donde llegó el empate. La reacción del campeón fue inmejorable con dos goles que dejaban el partido casi decidido, pero los andaluces sacaron todo su coraje y toda su casta para empatar y llevar el partido al tiempo reglamentario.

En la prórroga el miedo se apoderó, como suele ocurrir, de los dos equipos y al final Velasco decidió arriesgar con portero jugador para los últimos minutos. Esta vez la apuesta le salió mal y Chino anotó el gol que da la segunda Copa de España de su historia a Jaén.

Gadeia bajó los humos a Jaén

El conjunto jienense quiso repetir la fórmula que le llevó al éxito en el año 2015. Un comienzo fulgurante, con mucho ritmo y ponerse por delante para después defender con el resultado a favor. Lo cierto es que su inicio fue todo el rato en esa línea pero en frente estaba un campeón que ya se lo olía y al que no es nada fácil hacerle un gol. Bingyoba lo tuvo muy cerca con una media vuelta que se marchó al poste, mientras que en el otro área el que asustaba era Bebe con un disparo lejano.

Casi diez minutos le duró el gas a un Jaén eufórico tras lo conseguido en la semifinal ante Zaragoza, pero pasado ese tiempo el que se hizo dueño del choque fue Movistar. Su semifinal ante Palma fue más plácida de lo que se esperaba y se iba a notar en los siguientes minutos. Los de Velasco se asomaban cada vez más al área rival y Dídac aparecía para salvar las primeras intentonas de los suyos. Eso sí, hasta que ya no pudo salvarlos. Gadeia consigue recibir en el interior, se va de todos con una gran media vuelta y pega el punterazo para batir al meta barcelonés en su salida. El balón rozó las manos del 21 amarillo, pero acabó entrando.

Gadeia, en el momento del remate del 1-0 | Foto: Sandra Santiago - Facebook Movistar Inter
Gadeia, en el momento del remate del 1-0 | Foto: Sandra Santiago - Facebook Movistar Inter

Inter tenía el partido donde quería, con tiempo por delante para seguir abriendo brecha, aunque de cara a puerta no terminaron de estar afortunados. Jaén defendía bien, pero le faltaba chispa, jugadores que encararan y que pusieran en jaque el sistema defensivo interista. Solo en alguna acción aislada tuvo que intervenir Jesús Herrero y al final el partido se iba al descanso con el 1-0.

Inter lo tuvo ganado y se dejó remontar

En la segunda parte de nuevo a Jaén le tocaba ir a arriesgar como ya le pasó en la semifinal. Empezó con ganas, pero de nuevo se echaba en falta ese punto de desborde. Sin embargo, Inter se dejó dominar y como tal fue castigado. Buena jugada de Carlitos y en el rechace a su disparo aparece Mauricio para doblar las manos de Jesús Herrero con un trallazo que empataba el choque a uno.

La reacción de Movistar fue la propia que se espera de un campeón. Arrinconó a Jaén y se volvió a poner por delante en dos acciones de calidad. La primera un balón a la espalda que enganchó Ricardinho y en el uno contra uno ante Dídac le hizo un sombrero al meta y la empujó a puerta vacía. Golazo de pura magia del portugués que hasta tocado es capaz de hacer estas cosas. La segunda fue una misil de Elisandro que se coló entre las piernas del meta de los andaluces y que colocaba el partido en un 3-1 muy definitorio.

Pola (Inter) busca el disparo ante la defensa de Bingyoba | Foto: @InterMovistar
Pola (Inter) busca el disparo ante la defensa de Bingyoba | Foto: @InterMovistar

Jaén quedó muy tocado. Le había costado empatar el partido y ahora se veía dos goles por debajo. Y de nuevo no encontraba jugadores mediante los cuales llegar con soltura a poner a prueba a Herrero. Burrito, de los pocos que ofrecía algo diferente, aunque la entrada clave a la pista iba a ser la de Dani Martín. El 11 buscaba hacer daño entre líneas y antes de que Dani Rodríguez pusiera el portero jugador en pista lo logró. Magnífica jugada de desborde y Carlitos toca el disparo de su compañero en boca de gol para recortar distancias.

Marcador de 3-2 y la afición jienense que rugía más que nunca en un WiZink Center abarrotado. Pero es que a dos minutos de final otra vez llegó la heroica. Gran jugada colectiva y remate esquinado de Dani Martín que acaba dentro de la portería de Jesús Herrero. Tres a Tres y el choque que se iba a la prórroga sin que ninguno de los dos entrenadores quisiera arriesgar de más.

Chino aprovechó el único error de la prórroga

Como suele ocurrir en las finales, ninguno de los dos quiso arriesgar de más en el tiempo añadido. Los dos las tuvieron, eso sí, pero el balón no entró hasta el último suspiro. Elisandro la tuvo tras sentar a Boyis en el área, pero en el último instante el capitán andaluz se repuso y le achicó el disparo al pívot brasileño. Gran partido del 99 interista y gran competición en general. En el otro área era Mauricio el que casi aprovecha otro rechace igual que en el empate a uno, pero esta vez el remate picado se marchaba fuera.

Los dos las tuvieron pero el que más lo intentó fue Inter. Jaén, consciente de lo que ya había hecho quiso guardar lo máximo posible y aguantar hasta los penaltis. Pero para la segunda parte la prórroga tenía guardado Jesús Velasco el comodín de portero jugador. Valiente de nuevo el técnico, tanto como desafortunado. La circulación de su equipo no fue buena y quién sino, Chino aprovechó un robo para desde su campo y a puerta vacía hacer el 3-4 y llevar la locura a la afición de Jaén. El número 20 ha tenido estrella en este torneo y nadie se la ha podido arrebatar.

Chino (Jaén) justo antes de rematar en el gol definitivo ante Ortiz (Inter)
Chino (Jaén) justo antes de rematar en el gol definitivo ante Ortiz (Inter)

Los dos con cinco faltas y con Inter acosando la meta de Dídac, un toque de Mauricio a Ricardinho dentro del área pudo ser considerado como penalti y cambiar el rumbo de la historia. Sin embargo los colegiados no lo estimaron así y el zumbido final proclamaba al nuevo campeón. Jaén y su rey Chino vuelven a lo más alto del fútbol sala y se adjudican su segunda Copa de España de su historia. Un rey que se lleva todo el oro: copa, mejor jugador y máximo goleador (6 tantos). Madrid esta noche será amarilla.

VAVEL Logo