La final está servida
Abrazo final de Paquito y Juan I Foto: wpt

La capital aragonesa vivía el mejor padel del mundo en el Pabellón Príncipe Felipe. Por un lado, los número uno del torneo, Sanyo Gutiérrez y Maxi Sánchez que se enfrentaban a la pareja revelación del torneo, Lucas Campagnolo y Lucas da Cunha Bergamini. 

El partido ha empezado con una clara ventaja para los Lucas, las ganas y la ilusión de su primera semifinal les ha llevado a cerrar la primera manga a su favor en un claro 6-2. 

Pero ni Sanyo ni Maxi estaban dispuestos a bajar los brazos y poco a poco han ido desplegando su mejor padel y se han impuesto a sus rivales en la segunda manga por un contundente 6-1. 

La tercera y definitiva manga a pesar del resultado sería una durísima batalla con puntos muy largos y prácticamente imposibles de devolver. El ranking se ha impuesto en la semifinal masculina y los número uno han cerrado el partido a su favor en 2-6 / 6-1 / 6-2 en 2:05 horas de partidazo. 

El último plato fuerte de la jornada de semifinales la iban a protagonizar los cabeza de serie número dos y tres del torneo. Juan Martín Díaz y Paquito Navarro se volvían a enfrentar a Ale Galán y Matías Díaz, que se habían medido las caras en Barcelona. 

Esta vez el partido estaría mucho más igualado, tanto que la primera manga se tuvo que resolver en la muerte súbita, tie-break que caería del lado de Mati y de Ale

La segunda manga del partido tendría un color similar al primero. Un set igualadísimo hasta el octavo juego donde Mati y Ale conseguían romper el servicio de sus rivales. Un break que se antojaría definitivo pero la reacción no se haría esperar y Paquito y Juan rompían de nuevo a sus rivales para igualar el marcador a cinco y cerrar el set a su favor en 7-5.

Así pues el tercer set nos daría a un ganador y ésta vez caería del lado de Paquito y de Juan, que con un break tempranero conseguían mantener su ventaja hasta el definitivo 6-4 y se metían en su primera final del año tras un partidazo de 2:58 horas. 

VAVEL Logo