La vuelta de los Nordiques, una entelequia más que una posibilidad real
François Legault, premier de Quebec | Foto: ctvnews.ca

Con el paso de los años, ya más de 25 desde que los Nordiques liaran el petate y se instalaran en Denver para convertirse en Colorado Avalanche, la conversación sobre la resurrección de la segunda franquicia del estado francófono surge y desaparece de manera cíclica.

Esta vez el detonante para traer de nuevo al candelero el tema, han sido unas declaraciones del primer ministro del estado de Quebec, François Legault, en las que anunciaba tener agendada una reunión con el comisionado de la NHL, Gary Bettman de cara a discutir una vuelta de los Quebec Nordiques a la liga de hockey más prestigiosa del mundo.

La política entra en juego

Todo esto ha encendido la mecha de la ilusión en muchos aficionados, pero aún así todo parece indicar que estas declaraciones del premier quebequense, están más orientadas a ganar apoyo de cara a las elecciones que se tienen que celebrar en octubre de 2022. Y es que el hockey no es un tema más en Canadá y menos en este estado, decide y mucho a la hora de mover votos.

Según la web Sportsnet, en contacto directo con el vicecomisionado Bill Daly, este ha confirmado conversaciones telefónicas con el gobierno quebequés, pero no se ha llegado al extremo de fijar reuniones entre ambos estamentos.

Y es que si Quebec City cuenta con puntos muy a favor para luchar por una franquicia de la NHL, como son una base de aficionados segura y la disponibilidad de un pabellón moderno como el reciente Videoton Centre con capacidad superior a 18 mil espectadores, también los tiene muy en contra.

Centre Videotron | Foto: wikipedia
Centre Videotron | Foto: wikipedia

La escasa perspectiva de que a día de hoy alguna de las 32 franquicias actuales pueda moverse de su ubicación actual, que con una franquicia de expansión recién incorporada, ese camino parece vedado también al corto plazo, y por último y quizás el que inclina la balanza al lado negativo, que este esfuerzo no estaría ya respaldado por un grupo económico importante que dispusiera y estuviera dispuesto a aportar el dinero, si no que Legault, estaría todavía buscando un consorcio de patrocinadores locales que aportaran los recursos, y solo la cuota de entrada en la liga ya supone hablar de más de 600 millones de dólares estadounidenses.

No es esta la primera, ni tampoco será la última vez que se hable de este retorno, pero de momento, parece que este humo no conduce a ningún fuego, pero hay otra cosa segura que se puede afirmar, que el retorno de los Quebec Nordiques está muy lejos de caer en el olvido y morir.

VAVEL Logo