Flashback GP Europa 2007: Alonso reina bajo la lluvia
Fotomontaje: Martín Velarde | Fuente: Sutton Images

De entre todos los Grandes Premios que se disputaron en la temporada 2007 de Fórmula 1, el GP de Europa- con el permiso del GP de Brasil- fue el más espectacular de todos. La lluvia apareció de imprevisto al inicio de la carrera y varios pilotos, de entre los que se encontraba Hamilton, se salieron de pista, lo que obligó a sacar la bandera roja.

Al final, la carrera se la llevó Fernando Alonso, seguido de Massa y Webber. El asturiano daba un golpe sobre la mesa después de que tanto Hamilton como Räikkönen no puntuasen. El primero debido un problema en la caja de cambios de su Ferrari y el segundo porque fue noveno, quedándose por lo tanto a las puertas de los puntos.

Desde el comienzo del fin de semana, durante las tres tandas de libres, ya se comenzaba a definir cuáles serían las posiciones de salida de cada uno de los equipos. Por delante, como siempre, los Ferrari y los McLaren, aunque era Kimi Räikkönen quien apuntaba más alto. El finlandés fue primero en los libres 2 y 3, seguido en ambos de Hamilton. Felipe Massa y Fernando Alonso estaban un pasito por detrás, aunque también eran candidatos a conseguir la pole.

Fuente: Sutton Images
Fuente: Sutton Images

La clasificación comenzó y no tuvo ninguna sorpresa en la Q1 y Q2, ya que los favoritos pasaron sin ningún apuro. No obstante, los problemas llegaron para Hamilton que no pudo marcar tiempo en la última ronda de la calificación. El inglés sufrió un duro accidente después de que una de las ruedas de su McLaren reventase, debido a que una de las tuercas estaba mal ajustada. A pesar del duro impacto, Lewis no sufrió daño alguno y pudo disputar la carrera del domingo. Al final fue Räikkönen quien consiguió la pole, seguido de Alonso, Massa, Heidfeld, Kubica, Webber, Kovalainen, Trulli, Schumacher y Hamilton.

La carrera comenzaba y la sorpresa saltaba desde el inicio. Dirección de carrera avisó de que iba a llover en tres minutos. No obstante, la lluvia no llegó y todos los pilotos montaron los neumáticos de seco, a excepción del debutante Markus Winkelhock, quien sustituía a Christian Albers en el equipo Spyker, que salió desde boxes. La salida fue accidentada desde el inicio. Los dos BMW se tocaron, lo que ayudó a Hamilton a pasar de la décima a la cuarta posición en apenas tres curvas. Además, Massa pasó a Fernando en la salida y se colocó segundo, solo por detrás de su compañero de equipo.

Poco después de que la carrera comenzara, empezaron a caer las primeras gotas. Coulthard y Rosberg se salieron de pista, en curvas diferentes, aunque ambos pudieron continuar. Mientras, por delante, ya empezó el baile de boxes en la primera vuelta. La mayoría de pilotos entraron a excepción de unos pocos. Räikkönen quiso entrar para montar los neumáticos de lluvia, pero su Ferrari patinó y se vio obligado a hacer una vuelta más para volver luego a boxes. Todos pusieron intermedios, pero se equivocaron ya que las condiciones pedían neumáticos de lluvia extrema.

Fuente: Sutton Images
Fuente: Sutton Images

De esta forma, Winkelhock pasaba a liderar la carrera después de pasar a Räikkönen y la locura comenzó. En la primera curva se salieron Button, Hamilton, Rosberg, Speed, Davidson, Sutil y Luizzi. A pesar de quedar enganchados en la puzolana, la grúa sacó a Hamilton y, acto seguido, dirección de carrera sacó la bandera roja en la vuelta 4.

La carrera se relanzaba detrás del coche de seguridad minutos más tarde. Hamilton recuperó la vuelta perdida y paró en boxes, poniendo neumáticos de seco. En la vuelta 8 se relanzó la carrera y todo volvió a la normalidad. Winkelhock fue pasado por casi toda la parrilla y era ahora Massa quien lideraba la carrera, seguido de Alonso. Hamilton se salió de pista y fue doblado de nuevo. La estrategia no le salió bien al británico.

Fuente: Sutton Images
Fuente: Sutton Images

Ya en la vuelta 11 empezaron a parar los pilotos para poner neumáticos de seco. Winkelhock abandonaba vueltas más tarde por un problema hidráulico, pero se iba con la satisfacción de haber liderado una carrera de Fórmula 1, algo que, obviamente, no repetiría. Todo transcurría sin ningún incidente hasta la vuelta 20, cuando un toque entre Heidfeld y Ralf Schumacher hacía que este último abandonase la carrera. En la vuelta 34, Räikkönen sufría un problema en la caja de cambios de su Ferrari, lo que hizo que abandonase después de haber conseguido la pole position el día anterior.

El final de carrera se acercaba y Alonso comenzaba a recortar distancia con Massa. Parecía que la lluvia volvía y en la vuelta 53 empezaron, otra vez, las paradas en boxes para poner intermedios. A falta de 5 vueltas ya el piloto asturiano alcanzó al de Ferrari y le pasó con toque incluido, algo que no sentó nada bien a Massa, quien se lo recriminó tras acabar la carrera.

Fuente: Sutton Images
Fuente: Sutton Images

De esta forma, como bien se ha comentado antes, Alonso se hacía con la victoria, seguido de Massa, Webber, Wurz, Coulthard, Heidfeld, Kubica y Kovalainen. Hamilton fue noveno y, por lo tanto, quedó fuera de los puntos. Tras la carrera, Alonso ya solo estaba a dos puntos de su compañero de equipo dejando a nueve y dieciséis puntos a Massa y Räikkönen, respectivamente.

VAVEL Logo