Valentino Rossi no encuentra nada para su Yamaha en el test de Catalunya

El italiano sale del test celebrado en el Circuit de Barcelona-Catalunya sin nada nuevo para el desarrollo de su Yamaha tras el tercero del pasado domingo.

Valentino Rossi no encuentra nada para su Yamaha en el test de Catalunya
Valentino Rossi en la rueda de prensa post carrera del Gran Premio de Catalunya | Noelia Déniz (Vavel España)

Tras el Gran Premio de Catalunya en el que Valentino Rossi consiguió quedar tercero aún con sus problemas de aceleración en su Yamaha M1, tocaba probar piezas nuevas para seguir desarrollando una moto que claramente lo necesita bastante si quiere competir contra la Honda de Marc Márquez o la recién aparecida Ducati de Jorge Lorenzo.

Hasta ahora, según Maverick Viñales, Yamaha iba bien en el test y luego todo se complicaba durante los Grandes Premios. Sin embargo, esta vez no ha sido tan positivo como antaño, ya que no han logrado encontrar con lo que buscaban, al menos en el box del italiano. "Tuvimos algunas cosas nuevas para tratar de mejorar la aceleración, pero, desafortunadamente, no encontramos nada", confesaba tras el test.

"Trabajamos duro, nos concentramos en muchos detalles, probamos un neumático para Michelin para el futuro que me gusta, eso no fue mal. Pero como digo, no pudimos mejorar nuestro rendimiento, nuestra aceleración". Yamaha está ahora en el bucle por el que ya pasó Honda hace unos años, en 2015 que se alargó hasta la mitad del 2016, cuando la frase que más se escuchaba en el box naranja era "nos falta aceleración".

También se le preguntó sobre el rendimiento de su compañero de equipo, Viñales, aunque ese día no estuvo tan pendiente de las sensaciones que tuviera el catalán con las novedades. "Sinceramente, no lo sé, porque no seguí demasiado el trabajo de Maverick, pero creo que generalmente trabajamos más o menos de la misma manera y probamos más o menos lo mismo", infería el de Tavullia.

"Ahora mismo el plan es competir con la moto del domingo en las próximas carreras y esperar que el próximo test vaya mejor"

Valentino Rossi

No es el último test que les queda para intentar solucionar esos problemas que arrastran desde finales del primer tercio de campeonato del año pasado. Además, las carreras que quedan antes del parón de vacaciones pueden servir para dar con algo positivo para llevar a las siguientes jornadas de test que les quedan por delante. "Assen puede ser importante para dar un pequeño paso, también porque la siguiente jornada de test será en Brno, después de la parada de verano". 

"No hay nada nuevo grande, nada especial, pero tenemos dos o tres ideas pequeñas que espero que puedan ayudarnos en la aceleración", comentaba el italiano, que dejaba como dato que no habían ido mejor que durante la carrera. "Mirando los datos, es todo lo rápido que podemos ir. Es una pena, pero es así, no es fácil". 

Tanto Rossi como Viñales no cesan en su empeño para que se les traigan piezas nuevas que sirvan para mejorar la montura tanto de este año, como la del año que viene. Sin embargo, esas piezas no llegan, como el tubo de escape que debería haber llegado a Catalunya. "Nos centramos en pequeñas cosas, pero no encontramos nada especial", concluía el veterano del equipo.