Frialdad y paciencia, las lecciones del profesor Dovi
Frialdad y paciencia, las lecciones del profesor Dovi | Fotomontaje: María Rodríguez - VAVEL

Pedrosa, Lorenzo, Rossi… Marc Márquez ha tenido la posibilidad de vencer un mano a mano a grandes pilotos de MotoGP. Sin embargo, en los dos últimos años, siempre que ha tenido la posibilidad de batir a Dovizioso no se ha salido con la suya, pero en todas ellas podrá decir que lo ha intentado.

Respeto
Respeto y deportividad entre ambos pilotos de la categoría reina. Foto: Pinterest

Dos personalidades distintas dentro y fuera de la pista

Sus personalidades los definen. Márquez es descaro, agresividad, humor. Dovizioso, en cambio, es más tranquilo, discreto, incluso tímido. Y, curiosamente, también son así encima de la moto. Marc es valiente y arriesgado mientras que el italiano es más consciente y tranquilo. Uno se llega a caer hasta 27 veces una temporada para ser campeón, mientras que el otro lo hace menos de diez.

Márquez considera a Dovizioso como uno de los favoritos para  el título de 2018. Foto: @marcmarquez93

A pesar de sus estilos de conducción tan diferentes, cuando ambos cruzan sus caminos en la pista se produce un espectáculo especial. El temerario contra el precavido. Kevin Schwantz contra Waine Rainey. Joan Garriga contra Sito Pons. Ya se ha visto esto anteriormente en el mundial y funciona de cara al espectáculo.

Austria, Motegi y Qatar

De momento, hasta en tres ocasiones se han visto ambos a solas hasta el final de una carrera. Austria 2017, Motegi de la misma temporada y el pasado fin de semana en Qatar. En todas ellas ha salido vencedor el de Ducati, y en todas ellas en la última curva de manera similar.

Dovizioso no es un piloto de adelantar en la última curva de la última vuelta. Lo intentaría solo en casos extraordinarios, pero en la primera cita de la temporada no se jugaría dicha maniobra por cinco puntos más pudiendo irse al suelo en la misma. Márquez, en cambio, se olvida por completo del campeonato, de las ventajas o desventajas de la clasificación, e incluso de la posible caída al hacerla. El de Repsol no duda si ve una mínima posibilidad, y así lo demuestra cada vez que puede.

Las claves por las que Dovizioso ha salido siempre ganador de un mano a mano con Márquez son tres. Cabe destacar que las maniobras finales siempre han sido muy similares. Ultimas curvas de derechas de cara a meta, las más ‘desfavorables’ para Marc por su afición a las Dirt-Track.

Liderato y constancia

En primer lugar, Dovizioso partía líder de cara a la última curva. El italiano empujó hasta el final en todas las ocasiones para que el español no le adelantase hasta la última curva. Como ya ha dicho en varias ocasiones el italiano, él ya prevé que Márquez lo intente en la última curva. Y eso mismo hace el ilerdense. Se lanza sin frenos a por el de Ducati y deja a los espectadores con varios segundos en los que no saben si se terminará saliendo de pista, adelantando a Dovizioso o cayéndose en la última curva.

Dovizioso siempre ha liderado la última vuelta en las tres veces que ha vencido a Márquez. Foto: Pinterest

Frialdad en la última curva

Dovizioso ha reaccionado siempre de la misma manera. A pesar de que escuche a Márquez antes de la última curva o de que incluso lo vea, el italiano traza la curva de la misma manera que las 20 vueltas anteriores.


GIF: Flickr

En Austria, ambos se fueron largos, pero Dovizioso trazó por dentro de Márquez, saliendo más rápido hacia la recta de meta. Primer duelo para Dovizioso.


 

Márquez apura demasiado la frenada, se va largo y es el momento en el que Dovi le adelanta por la zona interior. Incluso puede que toque levemente el freno para direccionar su Ducati y acelerar antes que el español. Mayor velocidad en la salida de curva para el italiano, su moto se pone vertical y comienza a coger velocidad mucho antes que la Honda de Márquez. Márquez tiene que recuperar metros en la frenada, pero después los pierde al trazar largo, haciendo más distancia que Dovizioso.

 


GIF: Flickr                         

En Japón, Márquez hizo muchos más metros que Dovizioso en la última curva. Dovizioso incluso tuvo que frenar y esperar a que el de Repsol se fuese largo para enfilar la recta y ganar en Motegi.


Superioridad mecánica

Finalmente, la última clave por la que Dovizioso gana a Márquez es su superioridad mecánica en las tres ocasiones. En todos esos circuitos Ducati era superior a Honda y, en el caso de que Márquez hubiese partido por delante de cara a la recta, seguramente Dovizioso le habría superado por rebufo. 

Dos personalidades distintas, dos maneras muy diferentes de pilotar y dos formas de ganar una carrera. Hasta el momento todas para Dovizioso. Hasta el momento espectáculo asegurado.

Última victoria de Andrea Dovizioso sobre Marc Márquez en Qatar 2018. Foto: Red Bull

 

VAVEL Logo