Bendita lluvia, bendito caos, bendita F1
Lewis Hamilton y Lando Norris protagonizaron una batalla preciosa por el segundo puesto. Vía: Fórmula 1 en Twitter.

Después del Gran Premio de Imola de 2020, una carrera aburrida y sin adelantamientos, los aficionados al motor tenían puestas sus esperanzas en la lluvia para que pudieran vivir una carrera interesante. Así como deseaba casi todo aficionado a la F1 la lluvia llegó y mojó toda la pista, obligando a los conductores a colocar neumáticos intermedios y de lluvia extrema para la salida. Gasly fue el único del top 10 que decidió colocar el neumático de lluvia extrema, estrategia que le hizo perder posiciones según pasaban las vueltas y la pista se secaba.

  • Latifi al muro y Safety Car

Verstappen hizo una salida de escándalo para adelantar tanto a su compañero Checo como a Hamilton y posicionarse en la primera posición de la carrera. El joven neerlandés comenzó a tirar con todo y aumentó la renta frente al siete veces campeón de Fórmula 1 Lewis Hamilton. Cuando parecía que Max había hecho lo más difícil, Hamilton empezó a recortar la distancia vuelta tras vuelta, tanto que obligó al piloto de Red Bull a parar antes que él para evitar el adelantamiento. La buena parada de la escudería de la bebida energética, sumada al pit stop lento de Mercedes con Hamilton, propiciaron que Max recuperara la primera posición.

La carrera estaba transcurriendo sin incidentes graves hasta que Latifi, tras una salida de pista, acabó en el muro tras intentar volver al circuito y tocarse con Mazepin. El piloto ruso no tuvo ningún tipo de culpa en el incidente, ya que fue el piloto canadiense de Williams quien se incorporó a la pista en las narices del polémico Nikita. El Williams acabó destrozado del golpe, lo que obligó a Michael Masi a sacar el Safety Car.

  • Checo Pérez sancionado

Bajo la circunstancia de Safety Car está terminantemente prohibido adelantar, a no ser que un piloto se salga de pista; en dicha ocasión, los coches de atrás podrían adelantarlo durante el tiempo que se mantenga fuera de la pista. Dicha situación ocurrió en el Safety Car provocado por Latifi. Checo trompeó debido al circuito mojado, Lando Norris lo adelantó y al incorporarse a la pista el piloto mexicano recuperó la posición que había perdido con el británico. Los comisarios no dudaron y castigaron a Pérez con una sanción de "Stop and Go". A partir de la sanción, Checho trompeó en varias ocasiones y no logró alcanzar puestos de puntos, por los que acabó el fin de semana con las manos vacías.

  • El presente y el futuro de Mercedes chocan

Los coches habían girado en 34 ocasiones sobre el circuito de Imola cuando el actual piloto de Mercedes Valtteri Bottas y el futuro piloto de la escudería alemana George Russel contactaron, con un final fatídico para ambos. Tanto George como Valtteri destrozaron sus monoplazas tras un fuerte impacto contra el muro, provocando la bandera roja y el fin de la carrera para ambos. Russel no estaba contento con la maniobra del finlandés, por lo que salió de su monoplaza y fue directo al Mercedes para recriminarle a Bottas e incluso llegó a golpear levemente el casco de Valtteri.

La bandera roja obligó a todos los monoplazas que seguían aún en pista a dirigirse al pit lane hasta que los voluntarios de pista pudiesen retirar todo tipo de escombro y partes de coche del asfalto. Una vez la limpieza concluyó, Masi decidió que la resalida debía de ser lanzada por detrás del coche de seguridad y no desde la parrilla como todo aficionado esperaba. La FIA tomó la decisión más conservadora para evitar nuevos incidentes que pusieran en peligro la integridad de los conductores.

  • Lucha por el podio

Max Verstappen puso pies en polvorosa y se escapó de todo perseguidor que pudiese pelearle la victoria del gran premio. Por detrás, Lando Norris ocupaba la segunda plaza, con los dos Ferraris pisándole los talones y Hamilton acechando por detrás. El heptacampeón del mundo de F1 escaló posiciones, arrancándole las pegatinas a todo piloto que se interponía en su camino. Carlos Sainz fue el primero al que adelantó Hamilton, después vino Leclerc y finalmente fue Lando Norris quien se tuvo que resignar tras ser adelantado por Sir Lewis. 

Lando Norris obtuvo una tercera posición más que meritoria tras estar peleando por terminar incluso en segundo puesto. Gracias a su gran carrera los aficionados lo eligieron como el piloto del día. Lando sorprendió a todos en la clasificación haciendo un tiempo con el que se colocó P3, aunque su vuelta fue invalidada por exceder los límites de pista. A pesar del varapalo, Norris demostró que es un conductor muy veloz y logró el segundo podio de su carrera profesional en la máxima categoría del automovilismo. Verstappen se hizo con la victoria y Hamilton logró la segunda posición. Tras la carrera, Hamilton mantiene el liderato del campeonato de pilotos, con un solitario punto de ventaja sobre Max, con Lando Norris como el tercer piloto con más puntos.

VAVEL Logo