Descubre el Gran Premio de España de Superbikes 2016

El circuito de Jerez acoge la duodécima y penúltima cita del calendario de Superbikes, que trae consigo la primera oportunidad de Jonathan Rea de sellar el subcampeonato. Tom Sykes tratará de extender la batalla a la ronda final en Qatar, mientras que Chaz Davies, con opciones remotas de corona, intentará continuar con su racha triunfal de tres victorias en las cuatro últimas citas.

Descubre el Gran Premio de España de Superbikes 2016
Foto: World SBK

El Mundial de Superbikes vuelve a España. Regresa al circuito de Jerez, ese que, en las tres últimas ediciones, ha decidido hasta en dos ocasiones el nombre del campeón de la categoría, y que podría hacerlo de nuevo en 2016. La lucha por el título está que arde y el tradicional trazado andaluz será juez en la carrera por la corona que mantienen, desde hace meses, Jonathan Rea y Tom Sykes, quizás los dos pilotos más dominadores del campeonato en la última década.

Sólo quedan 100 puntos en juego, con dos mangas en Jerez y otras dos en Losail, en Qatar, a finales del presente mes de octubre. Jonathan Rea llega como líder del certamen, una acreditación que le acompaña desde que ganase la primera carrera del año, allá por el mes de febrero, en el circuito australiano de Phillip Island. Desde entonces, con momentos mejores o peores, el británico ha mantenido una distancia prudencial con sus máximos rivales, sin que esta descendiese nunca lo suficiente como para agobiarle.

Foto: World SBK
Foto: World SBK

De hecho, Rea lleva un par de citas corriendo algo más a la defensiva de lo habitual pero, pese a ello, la situación se le sigue poniendo más de cara. En Magny-Cours, tomó muchos menos riesgos en la caótica carrera del sábado que Sykes, pero el '66' sólo le restó tres puntos, que fueron compensados en la carrera dominical, donde Rea fue segundo y Sykes tercero. Con lo cual, la distancia que antes de llegar a Francia era de 47 puntos, ahora es de 48, dándole la opción al norirlandés de sellar el bicampeonato en Jerez, escenario donde alcanzó la gloria el pasado curso.

No será fácil, puesto que necesita sumar, al menos dos puntos más que Sykes en las dos mangas jerezanas para ir tranquilo a Qatar. Y además, el trazado andaluz es uno de los predilectos de Tom, pues allí se coronó campeón del mundo en 2013, y allí ganó una manga el pasado curso, consiguiendo mejores resultados que su compañero de equipo. Rea, de hecho, nunca ha ganado en Jerez, donde ni siquiera ha subido al cajón, con tres cuartos puestos como mejores actuaciones. En su defensa, todo hay que decirlo, hay que destacar que se perdió la edición de 2013 por una grave lesión en la pierna.

Foto: World SBK
Foto: World SBK

El tercero en discordia es Chaz Davies, el piloto más en forma de la parrilla. Sus opciones de título son escasas -está situado a 81 puntos del liderato de Rea-, y su motivación es ganar todas las carreras que pueda. Además, tiene predilección con España, pues ha ganado cuatro de las últimas seis carreras disputadas en suelo hispano. De hecho, casi un 50% de sus triunfos en SBK (6 de 16) se han producido en Aragón o Jerez. Curioso, cuanto menos.

Todo lo que no sean victorias del 'Big Three' de la categoría será considerado una sorpresa. Más aún cuando el otro piloto de Ducati, Davide Giugliano, es seria duda para la carrera por su enésima lesión, producida en la cita francesa en Magny-Cours. Viendo la superioridad técnica de Kawasaki y Ducati, es poco probable que un 'outsider' se cuele en la lucha por la victoria en circunstancias de seco. Más aún viendo que el Mundial está en juego.

Foto: World SBK
Foto: World SBK

Los que sí podrían tener una buena ocasión de hacerlo bien son los chicos de Honda. VD Mark y Hayden tienen esperanzas puestas en esta carrera, por las reviradas características del trazado español, que oculta las carencias de potencia de la Honda. Algo más complicado podrían tenerlo en Yamaha, donde Guintoli y Lowes están sufriendo en el año de regreso de la marca de los cuatro diapasones a la categoría.

En cuanto a los españoles, las miradas estarán puestas en Jordi Torres y Xavi Forés. El catalán ya fue segundo en Jerez en la segunda manga de 2015 y, aunque ahora corre con BMW y no tienen tantas opciones, seguro que tiene ganas de brillar en casa. Y lo mismo para el valenciano, que tiene aún reciente su podio en Alemania y que, si cae alguna gota en carrera, podría tener su día a lomos de la Ducati privada.

POS PILOTO EQUIPO MOTO PUNTOS
1 Jonathan Rea Kawasaki Racing Team Kawasaki 426
2 Tom Sykes Kawasaki Racing Team Kawasaki 378
3 Chaz Davies Aruba Racing Ducati 345
4 Michael Van der Mark Honda Racing Team Honda 234
5 Nicky Hayden Honda Racing Team Honda 202

Así es el circuito de Jerez

El trazado andaluz acoge por cuarta vez consecutiva el Mundial de Superbikes, tras asistir hace tres años a la coronación de Sykes como campeón del mundo y al triunfo de Rea el pasado curso. Es un circuito de 4.423 metros y que cuenta con 13 curvas, la mayoría a derechas. Las rectas escasean en este trazado, con lo que no es fácil encontrar puntos de adelantamiento.

El circuito arranca con la corta recta de meta que desemboca en la frenada de la primera curva, Expo'92, a derechas. La curva 2, Michelin, es también a derechas, aunque más lenta y cerrada y enlaza con la 3, a izquierdas y más rápida. Seguidamente viene la curva 4, la famosa curva rápida en la que Doohan se lesionó en 1999, acabando con su legendaria carrera deportiva.

Foto: Motor.es
Foto: Motor.es

El segundo sector es el más corto del circuito. Apenas cuenta con la curva 5, 'Sito Pons'. Este viraje es fundamental, pues constituye el punto de aceleración de cara a la recta más larga del circuito, donde se alcanzan las velocidades más altas en toda la vuelta, en torno a los 280 kilómetros por hora.

La tercera parte es la más técnica, y donde más aficionados pueden encontrar los pilotos. Arranca con la frenada de Dry Sack, el mejor punto de adelantamiento de todo el trazado. Posteriormente, le siguen una serie de curvas de velocidad media-alta, como son los virajes de 'Aspar', o la curva Ángel Nieto.

La parte final del circuito es la más rápida, con una sucesión de virajes a izquierdas que hacen las delicias de pilotos y aficionados. Hasta tres curvas seguidas a izquierdas, subiendo progresivamente la velocidad hasta llegar a la curva final, la curva Jorge Lorenzo, donde muchas carreras suelen decidirse allí. Sin ir más lejos, Laverty ganó en 2013 con un exterior antológico a Melandri en esa curva.