Nadar para morir en la orilla

Tanto la selección masculina como la femenina de voleibol cayeron en sus respectivos encuentros correspondientes a la segunda jornada de la primera vuelta del Preeuropeo en el quinto set. Las chicas sucumbieron frente a Bélgica mientras que los chicos perdieron frente a Montenegro.

Nadar para morir en la orilla
Villena es frenado por bloqueadores montenegrinos. Foto: rfevb.com

Detalles. Eso es lo que diferencia el éxito del fracaso en el deporte de élite y las selecciones españoles no tuvieron la templanza y la suerte necesaria para obtener ventaja de esos detalles. Fueron dos derrotas muy dolorosas pero que han de dar esperanzas, y suponen todo un aval del método de trabajo que se está llevando a cabo en el voleibol nacional. Hay margen para recuperar lo perdido y, sobre todo, hay ganas de hacerlo bien y eso se nota en la actitud de todo deportista de pasaporte español que luchó esta tarde como si no hubiera un mañana.

Montenegro no está tan lejos

Alemania y la selección balcánica partían como grandes favoritos en el complejo grupo en que quedó encuadrada la selección masculina española. Los teutones demostraron su favoritismo sobre la pista, pero ante Montenegro, los españoles demostraron estar a un nivel muy similar. Todos los sets fueron de gran igualdad y el partido cayó del lado balcánico como podía haber caído del lado español.

Será vital una victoria contra Suiza, el domingo a partir de las 16:30

Andrés Villena lideró el ataque nacional con tremendo acierto y Borja Ruiz se mostró impecable al servicio, pero ninguno de ellos pudo frenar finalmente el ímpetu de los montenegrinos, entre los que Bojic y Cacic destacaron por encima del conjunto. España habrá de intentar cerrar esta primera vuelta con victoria y aferrarse a su condición de local en la segunda para revertir la situación. El resultado final fue de 25-22, 24-26, 16-25, 25-23, 13-15.

Bélgica castiga en el tiebreak a España

Las leonas demostraron que van en serio. Tras ganar de manera contundente a Bosnia & Herzegovina, cuajaron un excelente encuentro ante las grandes favoritas del grupo: Bélgica. Las discípulas de Pascual Saurín lucharon hasta la extenuación, amparadas en la actuación de Jessica Rivero y Helia González, jugadoras más desequilibrantes del encuentro. 

Francia será la siguiente rival de España, el domingo a las 18:00

Bélgica mostró una eficacia sobrenatural en los ataques, combinando bien y esquivando los bloqueos de la selección nacional. El partido fue de máxima igualdad hasta el final, pero el gran hacer de Van Hecke y Herbots terminaron definiendo el partido del lado de las centroeuropeas. El resultado final fue de 15-25, 25-19, 25-22, 21-25, 11-15, y las españolas habrán de intentar cerrar la primera vuelta con una victoria ante Francia.