La Tribu a un paso del título
(Foto: MLB)

Como se comentó en la pasada entrega, el pitcheo es lo que ha caracterizado a esta Serie Mundial. Los enfrentamientos en el estadio Wrigley Field de Chicago, la cátedra de dominio a los bateadores fue formidable, de alto nivel. Las pizarras de 1-0 en el tercero, y 3-2 en el quinto, dan claro ejemplo de lo que ha sido este Clásico de Otoño. La emoción, la angustia y la desesperación se han visto juego tras juego en la cara de los aficionados.

El manejo de los lanzadores por Terry Francona y Joe Maddon ha sido de verdaderos estrategas. Ciertamente uno de los dos fallará en sus movimientos, pero sus decisiones serán la pauta para definir el ganador de la Serie Mundial.

Destacable la tremenda labor del relevo de la Tribu de Cleveland. El trío de lanzadores Andrew Miller, Bryan Shaw y Cody Allen han estado casi perfectos en esta serie, y tienen a los bateadores de Chicago con el madero nulificado. En conjunto, solo han aceptado una carrera en 13 entradas, para un 0.69 de porcentaje de carreras limpias (ERA). Prácticamente son una muralla para el equipo contrario.

En cuanto a los abridores, Corey Kluber es quizás el candidato directo a ser el más valioso si los Indios logran el título. Sus dos salidas han sido un poema de pitcheo. Tiene casi el mismo registro de carreras limpias que sus compañeros relevistas: 0.75. Los Cubs no le han hecho daño, y de alargarse a un decisivo juego, es muy probable que lo veamos en el centro del diamante.

El relevo de Cleveland solo ha aceptado una carrera en 13 entradas en toda la Serie Mundial.

Ante estos números, ¿Cómo es posible que Chicago tenga 2 victorias en la Serie Mundial? La respuesta es Trevor Bauer. Es el único lanzador de Cleveland que tiene 2 derrotas. Los Cachorros le han conectado 12 hits, 5 carreras, en siete entradas y dos tercios de labor.

Para el sexto juego, tendremos a Jake Arrieta y Josh Tomlin. En su pasada salida, Arrieta maniató a la Tribu por 5 entradas sin permitir hit. En el caso de Tomlin, solo lanzó en el tercer juego 4 entradas y dos tercios, con par de imparables y sin permitir carrera. El escenario augura que podríamos tener otro gran duelo de pitcheo.

Queda claro que los Cachorros no pueden depender únicamente de su abridor. Deben despertar Kris Bryant, Javier Báez, Wilson Contreras, y Addison Russell, que son la parte medular de su lineup. Entre ellos, sólo han conectado 10 hits, en 71 turnos, con un porcentaje de bateo de .140. Al regresar el bateador designado, los Cubs contarán con Kyle Schwarber, quien demostró que puede ser una pieza fundamental en el bateo.

Chicago tiene una misión complicada para este día. De lograr el triunfo, será un golpe anímico y mental para el club. Con ello, podrían quebrar la racha de 108 años de no lograr un título de Serie Mundial.

Será coincidencia o no, pero en 1997, cuando a Tribu llegó a la Serie Mundial y que fue derrotada por Florida, en la temporada de la NFL se registraron dos empates. En este 2016, ya sucedió la misma situación. ¿Ocurrirá nuevamente?

Esta noche está la mesa puesta para que Cleveland termine la sequía de 68 años. Solo el destino dirá lo contrario.

VAVEL Logo