La maldición del #11 de Pumas
Cacho, Cortés, Sambueza, Fidel, Izazola, Berjón, los últimos '11' de Pumas (Fotomontaje: Andrés Ocampo)

Al undécimo dorsal se le reconoce tradicionalmente con el jugador explosivo, el gambetero, un elemento de banda o centro con gol. Históricos de la UNAM lo han portado; de destacar el caso de Hugo Sánchez, Jorge Campos y Jesús Olalde, por mencionar algunos. ¿Hay maldición en Pumas? Desde que José Luis El Parejita López dejara vacante el número que portó por trece temporadas, han pasado por él casi una decena de jugadores. La diabólica cifra cobró una reciente víctima. El español Saúl Berjón salió del club apenas a 6 meses de su ingreso tras una fatídica temporada. Hoy en VAVEL analizaremos a los últimos auriazules que han vestido el #11. 

1. José Luis López

José Luis "Parejita" López con los Pumas (Foto: López Dóriga)

Este carismático jugador siempre tendrá un lugar en el corazón de todos los aficionados auriazules. Un icónico volante que permaneció en el Pedregal por trece temporadas portando siempre el #11 en la espalda que le legó Jesús Olalde. Está en sexto lugar de los máximos romperredes felinos en torneos cortos con 28 goles, empatando a Ignacio Scocco y Javier Cortés. Los hizo en 209 partidos en los que vistió la elástica universitaria. Ganaría dos campeonatos, siendo fundamental en la Final del Clausura 2004 ante Guadalajara donde convertiría un tanto en la Ida.

2. Rubens Sambueza

Rubens Sambueza e Ignacio Scocco con los Pumas (Foto: Referee)

El actual capitán de América fue traído al fútbol mexicano gracias a los Pumas, que lo captaron del River Plate argentino, donde era figura. Con los felinos jugó 35 encuentros de Liga y convirtió 4 tantos. Fue un pilar del Subcampeonato del Apertura 2007, pero tristemente para su segundo semestre en el club iría a la baja. Si bien su desempeño, en general no fue del todo malo, ahora es odiado en Ciudad Universitaria por sus polémicas declaraciones y por ser el principal referente del odiado rival.

3. Juan Carlos Cacho

Juan Carlos Cacho con los Pumas (Foto: La Jornada)

La excepción en la lista. Fue partícipe de momentos importantes, como aquella vez que los Pumas remontaron la serie en Liguilla ante Cruz Azul con un gol suyo en los minutos finales, aunque no llegarían a la Final ese Apertura 2010. Estuvo en dos campeonatos del club, en 2009 y 2011, si bien en un rol secundario, pues la de Pachuca no la jugó y en la segunda acumuló 50 minutos en los dos encuentros ante Morelia. En 85 compromisos metió 24 goles, 19 de ellos fueron vistiendo el dorsal #11, entre 2009 y 2010, y de 2011 a 2012, jugando para los Tuzos en el intermedio.

4. Fernando Morales

Fernando Morales en el 2010 ante Dorados (Fotomontaje: Andrés Ocampo)

La del Zurdo es una triste historia. En el único año de los siete en los que estuvo en la institución (entre idas y venidas) en el que portó el dorsal 11, se la vivió en cama. En el Apertura 2009 sufrió una lesión en la rodilla izquierda y tras nueve meses de inactividad volvía a tener minutos con la filial en el Ascenso. En ese partido del Bicentenario 2010 contra Dorados, una artera entrada de Rubén García al comienzo del encuentro, fracturaba el tobillo izquierdo de Fernando y con ello acababa con su temporada. Morales se terminó retirando antes de cumplir los 30 por las secuelas de sus traumatismos.

5. David Izazola

David Izazola con los Pumas ante Ricardo Osorio (Foto: Starmedia)

El Bachatero es el ejemplo típico de los jugadores promesas que se quedan en eso, en meras ilusiones. Con 20 años recién cumplidos se comía el mundo. Acababa de enfrentar el Mundial Sub-20, donde demostró sus dotes. Con ello llegaron los minutos en Pumas y un dorsal de peso. Tristemente en el año que lo portó poco pudo hacer. Entre el Apertura 2011 y el Clausura 2012 jugó 12 encuentros de Primera División pero solo anotó en una ocasión. En este mismo 2016 anunció su retiro de las canchas para dedicarse de lleno a su empresa de marketing.

6. Jehú Chiapas

Jehú Chiapas con los Pumas (Foto: Extremo Deportivo)

El heredero del once de Izazola sería un viejo conocido del Pedregal. Tras un breve paso por San Luis de dos temporadas, volvía a CU para el Apertura 2012, dispuesto a rendir más que en su primera estancia. Si bien el primer semestre no fue malo pues jugó todos los partidos, para el siguiente comenzaría la pesadilla que lo terminó sepultando. Las oportunidades escasearon y vio la tercera parte de los minutos que en los anteriores 6 meses. Poco que destacar de Jehú en ese año y sería vendido a Veracruz, para no regresar nunca más.

7. Leandro Augusto

Leandro Augusto en el 2014 con Pumas (Foto: Televisa)

Por medio año estuvo vacante el dorsal maldito, hasta que un soldado de mil batallas le acogería. Para el Clausura 2014, el técnico José Luis Trejo repescaba a Leandro Augusto, quien deseaba retirarse en Universidad. Poco que destacar del brasileño pues duró la mitad de la temporada lesionado, y solo tendría 150 minutos de actividad en todo el torneo. Para su siguiente y último semestre, el del adiós, retomaría su número clásico, el que le convirtió en ícono del presente puma, su invaluable #7. 

8. Javier Cortés

Javier Cortés en 2014 (Foto: Dale Pumas)

En todas las posiciones ha estado Cortés y varios dorsales ha vestido. En la temporada del retiro de Leandro, el Apertura 2014, Javier le intercambiaría el dorsal #7 por el #11, portándolo por un año en total. Con todas su letras, año en el que el Señor de los Golazos ha dado su versión más floja de su carrera. Una diana en 34 encuentros rubricaría la maldición, eso sí, siempre inamovible del esquema de Guillermo Vázquez. El Tanquecito volvería al #7 que actualmente usa y se le ha visto más suelto, retomando algo del liderazgo y la personalidad que lo llevaron a ser el héroe del último campeonato.

9. Fidel Martínez

Fidel Martínez celebrando un gol con Pumas (Foto: Récord)

El llamado Neymar ecuatoriano ha sido decepcionante. En su primera temporada en Ciudad Universitaria tuvo un rol protagónico bajo el mando de Guillermo Vázquez, pero hasta la fecha podría ser considerado el villano de la Final del Apertura 2015, tras fallar un gol cantado en los instantos finales del encuentro ante Tigres, donde tuvo para definir con el pie y lo hizo con la cabeza, y peor aún, aquel penal que abría la serie y que Alegría terminaría mandando el esférico por los aires, para encontrarse con la pelota de Sergio Ramos en la órbita.

10. Saúl Berjón

Saúl Berjón en su única temporada con los felinos (Foto: Pumas MX)

Un auténtico bodrio resultó la estancia del ibérico en México. Nunca se adaptó al ritmo de juego y se la vivía caminando a cada oportunidad que tenía. Pareciera que la directiva solo vio un video de sus highlights en Youtube para poder ficharlo. 13 partidos jugados, de los cuales solo arrancó tres y en total disputó 366 minutos en los que nunca logró perforar la red en Liga. Apenas en Concachampions mostró un chispazo de calidad, anotándole un gol de alcurnia al poderoso Honduras Progreso y otra diana al gigante W Connection, y párenle de contar. Ese fue el legado de Berjón en nuestro país.

Bonus:

Nicolás Castillo celebrando el Bicampeonato con U. Catolica (Foto: AS)

Tras la salida de Saúl Berjón, el chileno Nicolás Castillo, que llegaría a la CDMX el jueves para firmar su contrato con Pumas, podría retomar el dorsal que dejó vacante el español, y por fin, de una vez por todas, ponerle fin a la maldición del #11.

VAVEL Logo