Nada para nadie
Imagen: Pumas

Esta noche, Pumas recibió en el estadio Olímpico Universitario al Seattle Sounders,, equipo de la MLS, para disputar la final de ida de la Concachampions.

El encuentro arrancó bastante movido, con llegadas de los dos equipos, pero sin una buena definición; fue al minuto 33, tras una falta sobre Dinenno, que el silbante decide señalar penal a favor de los universitarios, aunque éste sería fallado por el atacante; sin embargo, tras una revisión en el VAR se determina que se vuelva a cobrar y en esa ocasión Juan Dinenno define correctamente para abrir el marcador al 37'.

Sobre la recta final del primer tiempo, Alan Mozo salió del encuentro por una lesión. Para el complemento se venía un partido bastante disputado. A tan sólo tres minutos de iniciado el complemento, llegaría de nueva cuenta el 'Comandante' Dinenno para, con un letal cabezazo, aumentar la ventaja para los locales.

El encuentro continuó con bastantes llegadas de ambos equipos, siendo Corozo uno de los jugadores que más daño generaba; pero para el 72' y tras rectificarlo tres minutos después, se señala una mano de Saucedo dentro del área, el silbante señala la pena máxima para el Seattle; mismo que Lodeiro convirtió.

Ya en el tiempo agregado, el silbante volvió a señalar un penal en favor de la visita por una falta dentro del área, misma que de nueva cuenta el atacante Lodeiro marcó.

Tras finalizar el encuentro, Andrés Lillini habló en conferencia de prensa, dónde mencionó que espera que el arbitraje no sea factor en la final de vuelta:  "Ahora vamos a una cancha muy complicada, ojalá que el arbitraje sea neutral y no tenga ninguna incidencia".

Para culminar sus declaraciones también mandó un mensaje a la afición: "A nosotros siempre nos gusta echarle un poco de sudor y lágrimas, así que vamos a Seattle a ganar... Gracias eternas a la afición por hacer lo que hacen, en las buenas y en las malas. Hasta el último minuto el esfuerzo va a estar".

 

VAVEL Logo