Mogi lo cerró mejor y se consagró campeón

Los brasileños volvieron a tener un mejor cierre y liquidaron la serie ante Weber Bahía con un 84-81 para coronarse campeones de la Liga Sudamericana.

Mogi lo cerró mejor y se consagró campeón
Foto: Básquet Plus

Bahía Basket no pudo concretar el sueño de dar vuelta la serie ante el Mogi Das Cruzes y terminó cayendo por 84-81 en el tercer y último encuentro de la final de la Liga Sudamericana. Mogi se coronó campeón invicto del certamen continental al ganar los nueve partidos y Shamell Stallworth fue elegido el MVP.

Los dirigidos por Guerrinha tuvieron un mejor arranque desde la línea de tres, encestando 4/5, aunque cometiendo algunos errores defensivos que fueron aprovechados por Weber.
La buena actuación de Anthony Johnson, más los pasajes de Juan Pablo Vaulet y Jamaal Levy lograron que los bahienses culminaran el primer cuarto por apenas cuatro puntos abajo (24-20).

El segundo período encontró a un Bahía Basket mucho más decidido a dar vuelta el marcador e intentar descontar en la serie. Con Johnson como goleador y Stallworth cargado de faltas, las entras de Hernán Jasen y Máximo Fjellerup hicieron que su equipo culminara el primer tiempo con una gran ventaja de 44-36.

Tras el largo descanso, esa energía que había mostrado el equipo de Ginóbili comenzó a apagarse, mientras que la luz del Mogi de a poco volvía a brillar. Curnell, Stallworth, Jimmy Oliveira y Caio Torres se combinaron para descontar y que su equipo se pusiera a cuatro (55-51) a flata de menos de cinco minutos para el cierre del tercer cuarto.

La presión de los cariocas seguía y los argentinos se cargaban de faltas. A pesar de ello, Bahía fue quien logró la ventaja final de 65-62 para empezar un último cuarto cargado de emociones.

El reingreso de Jasen le dio a Weber un toque de calidad y experiencia ante un Mogi que no sucumbía y rápidamente respondía con otro tiro efectivo. Entre Vaulet y Johnson consiguieron que Weber siga al frente por la mínima (77-76) cuando restaban poco menos de cuatro minutos.

Justamente esos minutos restantes fueron donde los argentinos se sintieron más presionados por obtener el triunfo. Las fallas se adueñaron de cada tiro y Mogi se encontraba tranquilo. Las piezas claves de Weber se apagaron y Mogi lo definió desde los libres para consagrarse campeón de la Liga Sudamericana.