Salta Basket revivió de las cenizas en el estadio Vicente Rosales

En un partido de alto voltaje emotivo, los dirigidos por Ricardo De Cecco abrocharon un triunfo resonante en tierras bandeñas. Los salteños vencieron a Olímpico por 86 a 78 con un gran labor de Ricky Harris con 23 puntos y Diego Gerbaudo que anotó 22 unidades.

Salta Basket revivió de las cenizas en el estadio Vicente Rosales
Diego Gerbaudo juega un pick and roll con Alejandro Zilli. Foto:gentileza de la Liga Nacional Contenidos
Olímpico
78 86
Salta Basket

En este pasaje de la Liga Nacional, a los equipos les cuesta encontrar una regularidad porque las piezas todavía no se amoldaron a los esquemas ni a la idea de juego que pretende desarrollar el entrenador. Sin embargo, el cambio de formato invita a obtener la mayor cantidad de victorias posibles porque se juega, únicamente, una fase entre ambas zonas para que luego se disputen los playoffs. El plantel dirigido por Ricardo De Cecco no realizó ninguna variante en cuanto a fichaje de jugadores, sino todo lo contrario: cuenta con los mismos integrantes que iniciaron la temporada. Caso contrario sucede con el Negro bandeño que inició la temporada con Hernán Laginestra en el banco de suplentes y a raíz de una sucesión de derrotas, la comisión directiva decidió cortarlo y traer a Adrián Capelli. Eso trajo consigo una serie de cortes e incorporaciones como la de Jonathan Machuca (continúa lesionado) y Guillermo Díaz (Se fue por una lesión en la cadera). Si bien es cierto el proceso de Capelli comenzó con una victoria ante Comunicaciones, aún la plantilla no encontró su regularidad y en la jornada de ayer lo pagó caro.

El primer interrogante que surgió durante el desarrollo del juego fue la rápida acumulación de faltas del base bandeño, Maximiliano Stanic. Eso trajo consigo un dolor de cabeza para Capelli quien recurrió a Emilio Giménez para hacerse cargo del traslado del balón. Stanic tuvo que jugar en el límite de faltas, pero no fue el mismo playmaker de otros cotejos. En ese sentido, hay que tener en cuenta que el ex base de Obras y Boca Juniors debe jugar una gran cantidad de minutos sin tener la chance de gestionar energías para un mejor y eficaz rendimiento. Cuando Salta Basket dominó el score, Rodney Green y la pandilla integrada por Justin Williams y Ramón Clemente salieron a dar la cara por el equipo y plantaron la bandera del combate en las huestes salteñas. El terceto de americanos, además de aportar puntos, fueron vitales en los rebotes, totalizando 44 recobres, superando en ese rubro al equipo visitante.

El primer tiempo estuvo signado por una demostración de armamento nuclear basquetbolístico y por una paridad indiscutible. Salta Básquet, en comparación con el partido que jugó contra Quimsa, tuvo más libertades para pulir sus mejores herramientas en ataque; ahí resultaron importantes Diego Gerbaudo, Ricky Harris, Al Thornton y algún  que otro chispazo de Pablo Espinoza. Esta demostración de eficacia en el ataque hizo que Capelli sustituyera la marca personal por la zona y allí sacó ventajas para reducir la brecha de puntos que había extraído el visitante. Matías Bernardini y Facundo Giorgi aportaron puntos desde la línea de 6,75, pero Damián Tintorelli no se sintió cómodo en la zona interna por la marca apremiante de Gabriel Mikulas y de Alejandro Zilli.

Las cortinas en el básquet son un recurso que le puede permitir a una escuadra sacar mucha tajada de un ataque y de hecho eso lo pudo cristalizar Gerbaudo y compañía. Ricky Harris tuvo el timing y la habilidad necesaria para salir airoso de su marca y, luego, castigar desde los tres puntos o hacer un "rulo"  para penetrar hacia el cesto contrario. Esa doble amenaza mantuvo en vilo a los jugadores de Olímpico, quienes tuvieron que reforzar el trabajo defensivo en Willie Thornton que no solamente se ubicaba en la zona interna, sino que apareció como una opción más en el perímetro. Por el lado de los santiagueños, Rodney Green utilizó muy bien este recurso y con la complicidad de Ramón Clemente y Justin Williams (colocaron doble cortina) posibilitaron puntos a favor.

Las claves de la victoria salteña fueron la aparición de sus individualidades en las circunstancias que mas lo ameritaban como los triples consecutivos de Gerbaudo y Thornton, una buena defensa al pick central de Olímpico y a los internos (ocurrió en el segundo tiempo) contribuyeron a la solidificación del triunfo.

El próximo rival de Olímpico será Obras y el partido se jugará este martes a las 22. Mientras que Salta Básket enfrentará a "Los Tacheros" este jueves a las 22.

Las estadísticas del juego