Se durmió sobre el final
Foto: TyC Sports

Tras la intensa pretemporada que vivieron los del Viaducto, los resultaron fueron visibles, aunque no alcanzó. En un partido sin un claro dominador, Arsenal demostró una leve mejoría al no dejarse caer en el nerviosismo. Pero se durmió sobre el final, y lo pagó caro. 

En los primeros minutos Gimnasia tuvo el balón, tocando, pero sin generar peligro. El conjunto celeste y rojo se mostró ordenado desde el inicio y poco a poco fue frenando el juego del Lobo. Para la mitad de la primera parte el juego era parejo, y los del Viaducto se volvieron más agresivos.

 Ramiro López, nueva incorporación del local, en dos oportunidades, pudo poner en ventaja a su equipo: tras una gran recuperación de Marcone en el medio campo, remató con poco espacio por el achique de Navarro. Luego disparó desde afuera del área, pero la pelota también se encontró con el arquero. Fredes tuvo su disparo también de media distancia, que se perdió por el fondo cerca del segundo palo. 

Cuatro fueron los tiros de esquina que tuvieron los dirigidos por Caruso Lombardi, lo que demuestra que durante buena parte del primer tiempo el partido se jugó en el área de Gimnasia. Fue sobre el final que Nacho Fernández, tras una gran jugada individual, remató cruzado al segundo palo y el balón se fue afuera por centímetros. 

Las primeras emociones, aunque escasas, llegaron tras el descanso. Arsenal no perdió el orden ni la tranquilidad, comenzó el complemento con dos tiros de esquina que desperdició al no tener en cancha a un definidor claro. Nacho Fernández hizo de las suyas desbordando por derecha y generando peligro, pero en todas las oportunidades se chocó con un Andrada seguro. Gimnasia se despertó en la mitad y tomó el control del partido, pero sin ideas claras y siendo cortado por la fricción de los del Viaducto. En las pelotas paradas, que fueron demasiadas (once corners en total) los defensores de Arsenal siempre fueron superiores. La más clara para los de Caruso fue un disparo que por poco se fue por encima del travesaño ejecutado por Carrera.  

En los últimos minutos predomino la fricción, el roce y la disputa en todas las pelotas. Un encuentro parejo en todos los puestos. Pero las cosas no quedarían iguales para ambos en Sarandí: a los 44' Nicolás Mazzola convirtió el gol que le dio los tres puntos a Gimnasia. Resultado engañoso, ya que el empate era lo más justo teniendo en cuneta las situaciones para cada uno. 

Los amonestados, también parejos: Barsotini y Brum en el Lobo; Fredes y Flores en el 'Arse'.  

Arsenal esperará por San Lorenzo por la fecha 17, buscando mantener el orden y la seguridad que presentó esta tarde, aunque deberá trabajar en la definición. 

VAVEL Logo