Empate agridulce ante el Rojo
Prediger, una de las figuras, marcando a Gaibor (Foto: Clarín).

Empate agridulce ante el Rojo

Tigre tuvo todo para ganarlo, pero apenas pudo rescatar un punto ante Independiente, en la igualdad 1-1 en la noche de Victoria. Tigre llega a cinco partidos sin sumar de a tres.

vavel
Valentín Amor

Tigre sin poder rugir del todo. Tigre volvió a jugar de localía en la Fecha 20 de la Superliga ante Independiente, donde terminó en empate 1-1. Si bien jugó ante uno de los animadores del torneo, como lo es el Rojo, éste no contó con muchas de sus figuras, afectadas a sus respectivas selecciones, como Martín Campaña, Fabricio Bustos y Maximiliano Meza.

Cristian Ledesma, sabiendo que su equipo necesitaba generar más chances de gol, apostó por una nueva dupla titular, con Carlos Luna y Federico González, más la vuelta de Sebastián Prediger en el mediocampo. En el primer tiempo, el Matador fue mucho más desequilibrante que el Rojo buscando llegar al gol y tuvo varias claras como el remate en palo izquierdo de Fede González (pase del Chino), tras eludir a Albil, y otras más que casi se concentran: de nuevo el 9 tuvo una ocasión clara, con un zurdazo apenas desviado, y también probaron de media distancia Lucas Menossi y Matías Pérez García.

Estaba todo dado para el gol matador, sin embargo, a los 32´, Fernando Gaibor asistió a Silvio Romero, que si bien estaba en off-side, aprovechó la mala vuelta de la defensa del Matador y el delantero de Independiente fusiló a Julio Chiarini para abrir la cuenta el visitante. Otra mala para el arbitraje que viene teniendo Tigre.

Comenzó el segundo tiempo, con la sensación de cansancio en el Matador, pero con el objetivo de poder revertir la situación. El Lobo sacó a Diego Morales, para que entre Lucas Janson, con la meta de darle un poco más de aire al equipo. Tigre buscó el gol hasta que lo encontró a los 27´ST de la mano de Federico González, que volvió a marcar luego de su vuelta de Puebla (México), tras una gran jugada entre Prediger y Luna, que de primera asistió al 9, que definió al primer palo de Albil.

Quedaban 20 minutos frenéticos, en los cuales el local pudo haberlo ganado, en un mano a mano que Luna (que tuvo que retirarse por una molestia en la rodilla izquierda) no supo acomodarse para rematar. También pudo ser para los de Avellaneda, con una ocasión insólita que malogró Romero, y en la última jugada, Pérez García sacó a pasear a Sánchez Miño y asistió a González, cuyo remate de fue a centímetros del ángulo derecho. Finalmente, Ledesma resguardó el punto con el ingreso de Daniel Imperiale por Fede.

Terminó en empate, Tigre no pudo ganarle a ningún grande en la Superliga (y al Rojo no derrota desde 2011), tiene solo 16 unidades en el certamen, llega a cinco partidos sin ganar y todavía no puede despegarse del todo de la zona roja, sabiendo que en la temporada que viene arrancará muy complicado si no empieza a ganar. El próximo compromiso del Matador será en la visita a Newell´s, dentro de dos semanas.

Los goles

 

VAVEL Logo