Dinamarca y Australia sumaron de a uno
Concentración pura, mirada fija en la pelota, instantes antes de que Jedinak ponga el 1-1 de penal. Foto: FIFA.

Dinamarca y Australia sumaron de a uno

Este jueves por la mañana las selecciones de Europa y Oceanía se midieron en la continuidad del Grupo C, con un empate en uno que los deja con cuatro puntos a los daneses y solamente con una unidad a los australianos. Los goles los marcaron Eriksen y Jedinak de penal.

alejandro-epifani
Alejandro Epifani
DinamarcaSchmeichel; Dalsgaard, Kjaer, Christensen, Larsen; Delaney, Schöne, Eriksen; Poulsen (Braitwaite 58'), Jorgensen (Cornelius 67'), Sisto.
AustraliaRyan; Risdon, Sainsbury, Milligan, Behich; Jedinak, Mooy; Leckie, Rogic (Irvine 81'), Kruse (Arzani 67'); Nabbout (Juric 74').
MARCADOR6' Eriksen (DIN), 38' Jedinak -P- (AUS).
ÁRBITROMateu Lahoz (ESP). Amonestados: Poulsen 36' (DIN), Sisto 83' (DIN)
INCIDENCIASSamara Arena, Samara

Tanto Australia como Dinamarca necesitaban sumar de a tres en este partido para meterse de lleno en el grupo y pelearle un lugar a Francia y Perú en los octavos de final. Ninguno de los dos lo consiguió, ya que gracias a los tantos de Christian Eriksen y de Mile Jedinak igualaron 1-1 en la segunda fecha del Grupo C.

El partido comenzó con emociones tempraneras para los europeos. A los 6 minutos tras una jugada colectiva que terminó pivoteando el único delantero centro danés, Jorgensen, la pelota le quedo a Eriksen apenas entrando al área grande de Matthew Ryan. El volante del Tottenham no titubeó y clavó un zurdazo junto al palo para decretar el 1-0 en el marcador. A partir de la ventaja, Dinamarca consiguió un buen rendimiento, que sostenía el resultado. Pero no por mucho tiempo más. Australia llegaba al área rival a través de Robbie Kruse, el talentoso 10, y por las bandas ejercía centros ante la imposibilidad de un juego interno en el que no hallaba espacios. Cerca de la media hora de partido, los Socceroos comenzaron a imponer su juego en el encuentro.

El estadio de Samara se vistió de amarillo para alentar a una selección que, vestida de verde comenzó a controlar el partido a su gusto. A los 36 minutos, Australia sufrió un dejá vú. Nuevamente, al igual que contra Francia, una mano en el área tras un centro le otorgó un penal que, a diferencia del primer juego, fue sancionado por el VAR. Lo que no cambió fue el resultado, Mile Jedinak, el barbudo mediocentro, canjeó esa oportunidad de pena máxima por un gol que puso el empate definitivo. Así se rompía el récord del arquero danés Casper Schmeichel, que en 2018 no había recibido goles en partidos oficiales ni amistosos, sumando 572 minutos sin buscar la pelota dentro de su arco.

Dinamarca confiado de su primera ventaja, entregó la pelota, y los amarillos lo aprovecharon. Al segundo tiempo salieron más decididos, manejaron la pelota y encontraron los lugares que antes los rojos les taparon. Desde el mediocampo, con Jedinak y Mooy encontraron la superioridad, y en ataque con Leckie y el ingreso de Arzani, el jugador más joven de esta Copa del Mundo, de tan solo 19 años. En el trámite mereció más Australia, pero el fútbol no se trata de merecimientos, sino de aprovechar las oportunidades y ser efectivo, cosa que no lograron los Socceroos.

De cara el futuro, Australia mantiene un solo punto, mientras que Dinamarca ostenta cuatro, gracias a su anterior victoria ante Perú. Aún depende del resultado entre Francia y los sudamericanos, pero Australia tiene casi firmada su sentencia a abandonar el Mundial, a pesar de haber merecido la victoria en ambos partidos.

VAVEL Logo