Uno por uno: entrega y sacrificio para debutar con un triunfo
El emotivo festejo de los jugadores del Tomba, en recuerdo de Santiago García. Foto: Prensa Godoy Cruz.

Lejos de la arena y el mar en pleno febrero, Godoy Cruz viajó a Mar del Plata para jugar su primer partido en la Copa de la Liga Profesional. Aldosivi y su flamante entrenador, Fernando Gago, lo esperaban. El "Gallego" Méndez quiso imponer su idea, a la espera de los refuerzos (solo está, de manera oficial, Juan Espínola). El clima nostálgico imperaba: el recuerdo del "Morro" García está presente, y los jugadores quisieron rendirle homenaje. Uno más. 

En un partido trabado en la zona media del campo, fue mucha lucha y poco juego en gran parte de los noventa minutos. En ese contexto, el nivel individual del conjunto mendocino sacó un plus. Ese que le permitió ganar fuera de Mendoza después de, casi, un año.  

Juan Espínola (6,5): comenzó con una actuación más que correcta: no se complicaba con la pelota en las pies (la cancha estaba blanda y no ayudaba) y tapó un buen remate de Guzmán después de que el Expreso se ponga en ventaja, luego de una "asistencia" suya a Bullaude -y un claro error de Schunke-. Lamentablemente para él, tuvo una grosera equivocación en el gol del Tiburón que pudo opacar lo anterior. El resultado final lo favoreció y el yerro quedó de lado. 

Hugo Silva (5): la mayoría del tiempo en los primeros cuarenta y cinco minutos se jugó por su sector, el derecho. Tuvo problemas en la marca con Braida por la banda, quien le ganó el duelo en la primera mitad. A los 27' le sacaron tarjeta amarilla por una falta contra el extremo de Aldosivi. Salvo con algunos centros intrascendentes, no gravitó en ataque. 

Gianluca Ferrari (5): al igual que Silva con Braida, tuvo inconvenientes en la marca con Andrada. El "nueve" lo sacaba de su posición y, casi siempre, anticipaba al defensor para seguir con el ataque. Con la pelota en los pies, intentó complicarse lo menos posible.  

Leonel González (6): siguió con la firmeza que lo puso como uno de los mejores en la temporada que finalizó. Aun así, como se dijo, el juego pasó más por el costado derecho y no tuvo demasiado trabajo. En la salida, se manejó igual que su compañero en la saga: sacar la pelota rápido para no pasar mayores problemas. Importante en la segunda mitad para mantener la seguridad en la última línea y llevarse la victoria.

Damián Pérez (6): jugó más de setenta minutos con una molestia (fue reemplazado por Escobar) y cumplió con creces. En fase defensiva, en el mano a mano con Guzmán por la banda, ganó más de lo que perdió y no le generaron peligro. En ofensiva, se proyectó más que Silva y generó una buena ocasión de gol con un anticipo en campo rival, que terminó con un remate de Badaloni.  

Martín Ojeda (4,5): en la primera mitad, estuvo poco participativo con la pelota en los pies. Caracterizado por su desequilibrio de tres cuartos de cancha hacia arriba, el juego trabado en la zona media lo perjudicó y no encontraba su lugar en el campo para recibir con ventaja. En la segunda parte, luego del segundo gol tombino, Aldosivi se adelantó y dejó espacios en defensa, por lo que el ex Huracán tuvo más libertad. Aun así, no influyó y fue sustituido por Burgoa, a los veintiocho minutos del segundo tiempo.

Wilder Cartagena (5): por nombre y jerarquía, la presencia del peruano en la mitad de cancha del Expreso da buena impronta. Sin embargo, en el primer tiempo, se lo vio con dudas para manejar la salida por bajo. Con el pasar de los minutos, se afianzó como el "cinco" de marca e interceptó más de un posible ataque verde. Corrió y metió más de lo que jugó, por eso se ganó la amarilla en el inicio de los segundos cuarenta y cinco minutos. 

Gonzalo Abrego (6): buen partido del juvenil. Especialmente en el segundo tiempo, cuando mantuvo la cabeza fría para hacer circular el balón y para interceptar un posible ataque del rival. En la primera parte, con el encuentro trabado, tuvo más participación en defensa, con las coberturas a Cartagena o la presión en la salida del Tiburón. Cuando faltaban cinco minutos para el final del partido, le dejó su lugar a Henríquez. 

Renzo Tesuri (8): destacado encuentro del ex Ferro. Con entrega y sacrificio, retrocedió por la banda derecha todo el partido y ayudó a Silva en ese sector. Presionó en la salida de los de Gago y recuperó más de una pelota. Así, llegó el segundo gol: recuperación y asistencia a Badaloni. En ese "ir y venir", llegó tarde a una jugada con Braida, lo que le valió el cartón amarillo. 

Ezequiel Bullaude (5,5): supo aprovechar una distracción de Schunke para anotar su primer gol con la camiseta azul y blanca en Primera. Después, fue más relevante en la presión que en los ataques, en los que se lo vio impreciso. Antes de ser reemplazado por Lomónaco a las 38 minutos de la segunda mitad, fue importante para mantener la posesión de la pelota y darle aire al equipo. 

Tomás Badaloni (7): el del trabajo "sucio". Luchó con los centrales de Aldosivi y le dio opción de pase a sus compañeros. Presionó a Schunke y Milo para que no salieran tranquilos. Su gol, con una sutil definición al palo derecho de Pocrnjic, le da un punto más a él y tres a Godoy Cruz.

Ian Escobar (4): con veinticinco minutos en cancha, luego de entrar por Pérez, siguió la línea del equipo y no pasó sobresaltos. Con su velocidad, pasó al ataque y fue una alternativa para los contraataques. 

Valentín Burgoa (-): ingresó a los 28 minutos de la segunda mitad, en lugar de Ojeda, y jugó poco para ser evaluado.

Fabián Henríquez y Sebastián Lomónaco (-): ingresaron por Abrego y Bullaude, respectivamente, a los 38 minutos del segundo tiempo. Jugaron poco para ser evaluados. 

VAVEL Logo