En el inicio de la tercera fecha de la Copa de la Liga Profesional Argentina, Defensa y Justicia derrotó a Patronato por 1 a 0, en el estadio Norberto Tomaghello. El único tanto del partido lo convirtió Braian Romero. En el primer tiempo, los grandes protagonistas fueron los arqueros Ezequiel Unsain y Matías Ibañez. En la primera llegada del equipo de Florencio Varela, el portero del Patrón evitó con rapidez la caída de su arco. Luego, el guardameta del Halcón ofreció una eficiente garantía porque respondió con sobriedad dos tiros que ejecutó el conjunto de Paraná.

Más allá de las actuaciones de los dos guardavallas, Romero también se lució cuando se puso el traje de un viejo puntero o como un extremo habilidoso porque con un lujo desacomodó a su marca y buscó con un pase al mejor compañero para que anote el gol. La jugada no terminó de la mejor manera pero se aplaude el abanico de posibilidades que maneja el goleador ya que también demuestra que puede recostarse a un costado y desequilibrar a los rivales. 

Más tarde, en el segundo tiempo, los dirigidos por Sebastián Beccacece fueron más prácticos ya que no generaron tantas situaciones, pero en la más clara encontraron al artillero del ciclo de Hernán Crespo y tuvieron la llave del triunfo. En ese ataque decisivo, el ex delantero de Independiente, en el lugar indicado, envió la pelota hacia la red y con un leve desvío, venció al arquero Ibañez. Defensa y Justicia finalmente ganó los tres puntos, los primeros bajo la conducción de Beccacece, sin el rendimiento de otros compromisos, pero con la virtud de tener un delantero como Braian Romero, quien convierte todo lo que recibe en oro. 

VAVEL Logo
Sobre el autor