Una noche inolvidable en el Monumental
River campeón de la Liga Profesional Argentina. (Foto: Archivo)

Racing arrancó con una buena presión alta, también River destacó por la rapidez y gran movilidad, a pesar de que el rival le complicaba la situación a la hora de recibir. 

Una de las cosas a resaltar, es que Gallardo retrasó más a Leonardo Ponzio. Intentó utilizar el lateral derecho a espaldas de Prado. Por el lado de Gago, optó por ubicar a Iván Pillud de central, algo no muy común en el planteo cotidiano del equipo de Avellaneda. 

Como primera oportunidad, a los 4' Enzo Copetti quedó mano a mano con Armani, pero el delantero eligió mal su definición y no pudo convertir. "El millonario" tuvo lo suyo minutos después, con un desborde de Julián Álvarez, giro y tiró un centro muy bueno hacia Braian Romero, quien remató muy pegado al travesaño creando un desvío.

Racing de a poco iba perdiendo el control en los laterales y River encontraba esos espacios donde, con la idea de Gallardo, basada en el cambio de ritmo en lugares específicos como la entrada al área, metían presión, peligro y miles de advertencias para que el equipo de Gago no deje escapar esas oportunidades de enganche y dinámica en el juego.

Como venía el equipo local, el gol estaba cerca y Enzo Fernández lo demostró. Utilizó el lado de Iván Pillud, quien poco pudo hacer y desde afuera del área realizó un centro clavado para Agustín Palavecino que definió muy bien y de caño, sin muchas opciones para Gabriel Arias, River logró abrir el marcador en la mitad del primer tiempo. 
Para finalizar, Romero obtuvo 3 oportunidades más, con remates casi imposibles de atajar, pero Arias se recompuso y dio buenas respuestas. Por el otro lado, "La Academia" cuando conseguía la pelota la perdía muy rápido por lo que aclara el poco porcentaje de tenencia del balón que demostró en los últimos minutos. 

Arrancando ya el segundo tiempo, Racing entró dormido y el equipo local aprovechaba eso de la mano de Julián Álvarez, posicionado en el lado derecho del área, sin dudar, remató y convirtió el segundo de la noche.

El equipo visitante, no reaccionaba, no podía pasar del mediocampo, Copetti terminó el PT de forma ausente y así siguió hasta mitad del segundo. Alcaraz perdía muchos pases y precisión, Miranda entró -10 puntos, y en conjunto no salía nada, absolutamente nada que logré sacar a Racing de ese bloqueo donde River lo estaba aprovechando al máximo y faltando tan poco, cada jugador prefería armar jugadas individuales para poder dejar su firma en una noche tan esperada como esta.

A los 22' para liquidar el partido, nuevamente, Romero definió, frente al arco, con un gran remate para marcar el 3 a 0. Gallardo planteó un juego muy inteligente y solido, algo fuera de control para el DT seleccionado por Víctor Blanco. Los próximos minutos se basaron en un River que metía presión frente a un Racing desorientado, anonadado y sin una idea clara hace varios partidos.

Pero eso no fue lo último, "El Millonario" quería demostrar, quería ser imparable y más que campeón. Para los 33' del ST, Jorge Carrascal comenzó una contra que Orbán no pudo defender y consecuentemente realizó un centro hacía Romero, libre frente al arco, marcó el 4 a 0 para cerrar este partido y seguir elevando la vara.

Sin mucho que agregar, este encuentro muestra dos caras totalmente opuestas. El River de Gallardo bien colocado, firme y estructurado dio muestra de todo su potencial, mientras que el visitante, conjunto dirigido por Fernando Gago, todavía no le encuentra la vuelta a su juego, a su plantel ni a sus ideas. Si bien el DT, dentro de todo, lleva poco tiempo en la institución, debe comenzar a pensar en serios cambios o solidificar más la táctica y rendimiento de cada jugador.

VAVEL Logo