Se viene una fiesta. Luego de dos semanas de espera, solamente quedan días para la vuelta a las canchas de Godoy Cruz, donde buscará asegurar su lugar en la próxima edición de la Copa Libertadores 2024 en caso que consiga los tres puntos abrochará su quinta participación en el certamen más importante del continente. Los hinchas del club de calle Balcarce están más ilusionados que nunca y realizaron una colecta para un nuevo recibimiento histórico en el Malvinas Argentinas.

Hace un rato, mediante el tradicional comunicado de la Liga Profesional revelaron los hombres de negros para el último telón de la zona B del campeonato y el juez que estará presente en el estadio provincial será Nicolás Ramírez, teniendo su estreno absoluto dirigiendo al equipo conducido por Daniel Oldrá. Estará acompañado por Ezequiel Brailovsky (asistente uno) y Lucas Germanotta (asistente dos), en tanto que Rodrigo Rivero será el cuarto árbitro. Mientras que Mauro Vigliano será el encargado del VAR y Sebastián Martínez estará a cargo del AVAR.

En este último tiempo, es uno de los réferis revelación en este año en esta temporada lleva controlado treinta cotejos, sacó un total de 117 amarillas, cinco expulsados por doble amonestación, seis rojas directas y sancionó catorce penales. Antes del párate a raíz de las elecciones presidenciales y por la última doble ventana FIFA, estuvo presente en el triunfo (3-1) de Rosario Central frente River Plate en el Gigante de Arroyito.

Sin embargo, tiene antecedente en el corto plazo en un compromiso de un elenco mendocino y fue el pito en el ascenso de Independiente Rivadavia, cuando se impuso por 2-0 a Almirante Brown en el Mario Alberto Kempes de Córdoba. Por último, Ramírez de 37 años ya dirigió un espectáculo del conjunto de la Ribera y estuvo presente en la derrota (2-1) de los ex dirigidos por Jorge Almirón en el clásico contra Racing Club.