Buscan repetir la historia

Cuatro jugadores granates que ya conocen la gloria.

Buscan repetir la historia
Foto: Instagram (Lautaro Acosta)

En el Apertura 2007, con Ramón Cabrero como entrenador y Luis Zubeldia como ayudante, Lanús se coronó campeón una fecha antes de finalizar el torneo. Tras una excelente campaña cosechando diez victorias, cinco empates y tres derrotas llegó a 35 puntos en la fecha 18, suficiente para alcanzar el título. Tras  empatar uno a uno con Boca en La Bombonera, con gol de Fabián Vargas para el Xeneize y José Sand para Lanús, el Grana consiguió su primer título en el fútbol grande de Argentina. Ese mismo año nació la novela de amor entre Lanús y José Sand, emblema y goleador del plantel campeón.

Varias curiosidades relacionan el actual equipo que disputará la final contra San Lorenzo el próximo domingo a las 16:15. Una de ellas, es que se consagró campeón con 38 puntos, después de ganarle 4 a 0 a Gimnasia de La Plata en La Fortaleza en la última fecha; misma cantidad con la que llega al partido decisivo en 2016. Otro aspecto similar, es que el Grana quedó invicto como local en el Apertura 2007, meta que estuvo cerca del alcanzar este año y quedó opacada tras la derrota con Huracán en la última jornada.

Lo más sorprendente es que cuatro jugadores que integraron el mítico plantel de 2007, son titulares en el equipo de Jorge Almirón, pero es aún más novedoso que los cuatro habían abandonado el club. Ellos son Maximiliano Velázquez, Agustín Pelletieri, Lautaro Acosta y José Sand. Se reencontraron para darle una nueva alegría a los hinchas que tanto cariño les dan partido a partido. Por otro lado, Sebastián Blanco, que estuvo presente en la vuelta en cancha de Boca, también jugará la final, pero para San Lorenzo.

Maximiliano Velázquez

Llegó al club en 2004 y rápidamente se ganó el cariño de un club que hasta ese momento era considerado chico. En 2007 fue el lateral izquierdo titular durante todo el torneo. Abandonó el club de mala  forma, fichó para Independiente y tuvo algunos desencuentros con los hinchas en más de un partido que visitó La Fortaleza. En 2012 volvió al club y rápidamente las diferencias quedaron atrás, y Maxi volvió a ser aclamado por los granates. Hoy es el capitán y el jugador con más partidos en la historia de Lanús, un verdadero símbolo. También consiguió la Copa Sudamericana en 2013.

Agustín Pelletieri

Titular indiscutido del equipo de Cabrero, fue un pilar en el equipo campeón. Surgido de las inferiores del club, Pelle es muy apreciado por los hinchas, jugó de 2002 a 2011, en la temporada 2008-09 fue dado a préstamo al Aek Atenas. En 2011 se fue a Racing donde jugó tres años, antes de pasar a Chivas y  Tigre. Volvió al club en el último mercado de pases con ánimos de retirarse del fútbol con la granate puesta.

Lautaro Acosta

También un jugador de las canteras granates. Sus primeros pasos los dio en 2006. En 2007 se destacó por ser un jugador con hambre, entrega y velocidad. Con 19 años supo ganarse la titularidad y ser el compañero ideal de José Sand. De 2008 a 2013 su pase perteneció al Sevilla, aunque fue cedido a préstamo al Racing de Santander y Boca Juniors. En 2013 volvió al club que lo vio nacer para coronarse campeón de la Copa Sudamericana, siendo una de las figuras. Por su consante sacrificio, y aún más importante, por su humildad y predispocición con el hincha, se ganó justamente el título de ídolo. De consagrarse el domingo, con Velázquez, serán los únicos dos jugadores con tres títulos en el club.

José Sand

El Pepe es uno de los más grandes ídolos de la historia del club. Llegó en 2007 con un perfil bajo pero deslumbró a los hinchas con sus incansables goles. Fue el máximo artillero del Apertura con 14 tantos, y en el actual torneo alcanzó los 12. Surgido en River y con un paso por Banfield, su llegada no fue bien vista en un primer momento. Con el tiempo Sand enamoró a los hinchas, y ellos enamoraron a Sand. Lanús es su casa, y es donde mejor rendimientos tiene.  Los años no le impiden seguir demostrando que es un excelente goleador y que tiene la camiseta granate bien aferrada al pecho.

A nueve años de la histórica vuelta olímpica en La Bombonera, el Grana disputará la final del Torneo de Transición 2016 frente al Ciclón en El Monumental. Lanús quiere conseguir su segunda consagración en un estadio histórico y sumar una estrella más a su escudo.