Jaguares venció al campeón reinante en el debut
Foto: Dimayor

El vigente ganador del anterior torneo perdió frente al club felino por 2 a 1 en el estadio Jaraguay de Montería. No fue la mejor de los estrenos para azucarero a pesar de iniciar en ventaja, porque luego de una inexplicable reacción de su ariete 'Teo' Gutiérrez dejó a su equipo en inferioridad numérica; factor decisivo para que el local se aprovechará de las circunstancias para remontar el marcador y conseguir los tres puntos.

Jaguares, un 'felino' que no se achicó ante el campeón

Los de casa no se amilanaron ante el encopetado Cali desde el minuto cero. La primera opción de peligro la tuvo justamente Jaguares con la autoría de Andrés Rentería, situación que despertó a la visita para hacerse el patrón de los dominios del juego. Algo con lo que ya nos tiene acostumbrados el timonel Rafael Dudamel.

Casi sobre los 30 minutos de juego una falta imprudente de Nelino Tapia dentro del área sobre Carlos Lucumí fue sancionada como penal. Su compañero Kevin Velasco, con un remate cruzado al palo izquierdo, depositó la esférica al fondo del arco; nada que hacer para el portero Pablo Mina.

Un puñado de minutos después se presentó la acción insólita del partido: arrebato de Teófilo Gutiérrez que por una patada injustificada a Jhonier Viveros fue causal suficiente para que viera la cartulina roja directa. A las duchas el de la dorsal 29. Una irresponsabilidad que dejó con diez al verde caleño.

Antes de que culminara el primer episodio del encuentro, cuando el reloj marcaba el minuto 41, un centro desde la banda izquierda para Andrés Rentería, quién con la cabeza asistió a Hector Urrego para que este impactará el balón, y así decretará el empate transitorio en una jugada casi acrobática.

En el segundo tiempo, Deportivo Cali mantuvo las riendas del partido en el rubro de tenencia de pelota, pero un Jaguares con la estima bien arriba permitió que ese estado de vigorosidad se transformará en otra anotación.

A los 57 minutos, una espléndida jugada fabricada por los jugadores locales desde el pasillo central y por el costado izquierdo que, con complicidad del defensor azucarero Carlos Caldera, la finiquitó el insistente delantero Rentería luego del desliz del central, que con un giro como recurso vulneró el marco del portero charrúa Guillermo de Amores.

A partir de tener el tanteador a su favor el club costeño no entró en la zona incómoda del desespero sino todo lo contrario; la mesura y la tranquilidad fueron los elementos que escogió Cesar Torres para que sus dirigidos mantuvieran el resultado a su haber hasta el pitazo final del referí.

En la siguiente fecha, Jaguares hará de local una vez más ante Cortuluá, mientras que el Deportivo Cali recibirá en su recinto al Deportes Tolima para rememorar la final de ida pasada.

VAVEL Logo