Especial, Cali Campeón: camino a la
décima estrella
Foto: Dimayor

El conjunto Deportivo Cali iniciaba la Liga BetPlay 2021-II con el mismo objetivo principal, ser campeones. Para alcanzar este objetivo, la junta directiva del Cali le apostó a la continuidad del cuerpo técnico y de la mayoría de los jugadores bases en cada una de las líneas: Guillermo de Amores, Juan Camilo Angulo, Hernan Menosse, Darwin Andrade, Andrés Colorado, Jhojan Valencia, Andrés Balanta, Kevin Velasco, Jhon Vasquez y Ángelo Rodríguez, jugadores que disputaron la mayoría de los partidos de la Liga BetPlay 2021-I y que continuaban para disputar la Liga BetPlay 2021-II.

La junta directiva del Cali inicialmente logró concretar la contratación de dos jugadores de la casa, Harold Preciado y Michael Ortega, dos jugadores que venían entrenando en la Casona de Pance (sede deportiva del Cali ubicada en el sur de Cali) y se venía contemplando la posibilidad de contratarlos, como finalmente sucedió. A comienzos del mes de agosto se confirmó la contratación del mundialista Teófilo Gutierrez, jugador que se encontraba libre y que contó con el visto bueno tanto de la junta directiva, como del cuerpo técnico para disputar la Liga BetPlay 2021-I.

También, se contó con algunos jugadores de las divisiones menores y a los que se les dio la oportunidad de disputar algunos minutos: José Caldera (central), Juan Franco (lateral zurdo), Juan José Tello, Juan Gonzalez (laterales derechos), Duvan Mina (extremo perfil derecho), entre otros. Todos estos jugadores lograron jugar y en algunos casos fueron tan importantes que el DT los tuvo como primer cambio o alternaron la titularidad con los que habitualmente lo eran.

La Liga inició para el Deportivo Cali el 17 de julio con un partido difícil frente a Santa Fe y en condición de visitante. Este compromiso además de ser el del primero de La Liga, era el regreso del delantero Harold Preciado y del que se esperaba mucho porque el equipo necesitaba un goleador y del que se tenía la imagen más reciente que era la del campeonato 2015 donde fue el delantero del Cali campeón y botín de oro del campeonato.

El Cali disputó el partido con tranquilidad, con dominio del balón y con las oportunidades de gol más claras que al final del partido le sirvieron para llevarse los tres puntos gracias a los goles de Jhon Vásquez y de Andrés Balanta. Así iniciaba la construcción del camino a la décima estrella el glorioso Deportivo Cali.

Las siguientes tres fechas para el Cali fueron oscuras. Cali enfrentó en condición de local al Deportivo Independiente Medellín con el que igualó a cero; perdió dos goles a uno con el Deportivo Pereira después de ir ganando con gol de Harold Preciado; y perder en condición de visitante dos goles a cero contra Nacional. Tanto hinchas, como junta directiva se preocupaban con este inicio del campeonato.

Llegaba el mes de agosto y con ello la confirmación de la contratación de Teófilo Gutiérrez con el equipo azucarero:

Foto: <strong><a  data-cke-saved-href='https://www.vavel.com/colombia/futbol-colombiano/2021/12/19/deportivo-cali/1096453-los-entrenadores-que-han-dejado-huella-en-la-historia-azucarera.html' href='https://www.vavel.com/colombia/futbol-colombiano/2021/12/19/deportivo-cali/1096453-los-entrenadores-que-han-dejado-huella-en-la-historia-azucarera.html'>Deportivo Cali</a></strong>

Teófilo ya era verdiblanco y lo acompañaría el 29 en la espalda. Su debut fue en la fecha número cinco cuando el Cali enfrentó a Millonarios en condición de local y en el que participó en la jugada del segundo gol. Lastimosamente para el equipo no bastó con el debut de Teófilo, pues el partido terminó igualado a dos goles y el Cali continuaba en los últimos puestos de la tabla de posiciones.

Tener a un jugador como Teófilo en el camerino, en la cancha y en los entrenamientos es un plus que no todos los equipos tienen. En la fecha número seis el Cali visitó a Alianza Petrolera en la ciudad de Barracabermeja, estadio donde siempre se le ha dificultado ganar y que, a pesar de estar abajo en el marcador en dos oportunidades, el Cali logró vencer a los petroleros tres goles a dos y llevarse los tres puntos con goles de Jhon Vasquez y Ángelo Rodríguez en dos oportunidades.

Parecía que el Cali levantaría cabeza y remarían juntos para llegar al tan anhelado grupo de los ocho que disputarían los cuadrangulares finales en búsqueda de llegar a la final.

Luego de los tres puntos en Barrancabermeja el Cali regresaba a su casa para disputar otro partido difícil, esta vez enfrentaba al Junior de Barranquilla y para el Cali era fundamental continuar sumando de a tres puntos para entrar a los ocho, pero a pesar de ir en ventaja con gol de Gastón Rodríguez luego de aprovechar el error del portero Sebastian Viera, el Junior logró igualar el marcador a uno, con el que finalizó el partido. Era la fecha número siete, el Cali tenía ocho puntos y el campeonato parecía que se estaba terminando antes de tiempo.

Entre semana el Cali disputaba la fase de octavos de la Copa BetPlay (segundo torneo en Colombia), compromiso disputado en la ciudad de Medellín. Cali remontó el uno a cero con un contundente tres a uno, pero con una baja sensible, la lesión de Harold Preciado.

Los hinchas se ilusionaron con la clasificación del Cali a la siguiente fase de la Copa BetPlay 2021 y querían seguir en la senda victoriosa. El siguiente rival en Copa era el América, pero antes el Cali debía visitar al Pasto en la fecha número ocho de la Liga BetPlay 2021-II.

En el papel, el Cali era el favorito para llevarse los tres puntos, pero los partidos se deben jugar y respetar al equipo rival sin importar cuantas fechas lleven sin victorias. Pasto venció al Cali dos goles a cero y esta derrota cayó como un baldado de agua fría tanto para jugadores, como para la junta directiva e hinchas del Cali. Este partido fue el último que dirigió el entrenador Alfredo Arias.

Rafael Dudamel era seleccionado como nuevo entrenador del Cali

Llegaba Rafael Dudamel a la dirección técnica del Cali con el reto de llevar al Cali al grupo de los ocho y de regresar la esperanza a la hincha verdiblanca. Tarea bastante difícil ya que se disputaría la fecha número nueve frente al América, rival de patio y en la posición quince con nueve puntos parecía que las chances se iban luego de perder el partido un gol a cero y en condición de local. La hinchada salía triste del Estadio Deportivo Cali. Cuerpo técnico, jugadores y directivos se reunieron para tener una charla en conjunto y definir estrategias para llevar al equipo a los primeros lugares de la tabla.

El siguiente rival era el Deportes Tolima y el Cali debía sacar un buen resultado. Se disputaba la fecha número diez y para el Cali el margen de error era cada vez mucho más corto. El partido se disputó como se esperaba, el Cali intentando y Tolima haciendo la tarea de esperar para atacar con contragolpes rápidos. Luego de ir abajo en el marcador y sin desesperación, el Cali logró igualar el marcador con golpe de cabeza de Carlos Robles. Cali siguió atacando y estuvo cerca de llevarse los tres puntos del Manuel Murillo Toro (estadio del Tolima). A pesar del empate, el Cali mostró buen juego y una idea clara de afrontar los partidos con seriedad, tranquilidad e inteligencia.

Los azucareros regresaban a su casa para enfrentar al Pereira, equipo revelación del torneo por su buen juego, pero el Cali estaba preparado y con buen juego y efectividad en el ataque logró vencer al conjunto matecaña dos goles a uno. Los tantos fueron anotados por Teófilo Gutierrez y con un golazo de Andrés Colorado.

Foto: Dimayor
Foto: Dimayor

El partido del Cali frente al Pereira tuvo otro motivo para festejar, era el regreso de Harold Preciado luego de la lesión de tobillo que tuvo en el juego por Copa frente al Deportivo Independiente Medellín.

Luego, el Cali con el ánimo arriba enfrentaría a Envigado, Equidad y América donde mostró buen fútbol. A Envigado lo derrotó luego de ir perdiendo logró derrotarlo dos goles a uno gracias a los remates de Kevin Velasco y rebote de José Caldera. Con Equidad igualó a dos tantos en un duro partido y gracias a las anotaciones de José Caldera y Teófilo Gutierrez. Con América igualó a un tanto con gol de Harold Preciado. Aunque no logró derrotarlos, la hinchada vio una mejora en el sistema de juego y sobre todo una actitud en los jugadores que daba esperanza.

El Cali con dieciocho puntos, en el puesto 13 y a falta de cinco fechas debía ganar por lo menos, cinco partidos de seis o cuatro y empatar uno para llegar a la cifra (estadísticamente) que le permitiría llegar a los ocho mejores equipos que disputarían los cuadrangulares finales.

Los rivales a enfrentar serían Rionegro Águilas, Patriotas de Boyacá, Atlético Huila, Deportes Quindío, Jaguares de Córdoba y Once Caldas. Rivales que en el papel no eran tan fuertes, pero ya vimos lo que sucedió con Pasto.

A Rionegro Águilas lo logró vencer dos goles a uno, anotaciones de Harold Preciado y Michael Ortega. Derrotó a Patriotas de Boyacá dos goles a cero con goles de Kevin Velasco y Ángelo Rodríguez. Venció de manera contundente al Atlético Huila cinco goles a cero con anotaciones de Colorado (2), Teo, Ángelo y Preciado. En un compromiso bastante difícil y con un hombre menos, el Cali venció un gol a cero al Deportes Quindío, gracias a anotación de Teófilo Gutierrez.

Foto: Dimayor
Foto: Dimayor

 

A falta de dos fechas y con 30 puntos, parecía que el Cali ya estaba clasificado a los cuadrangulares finales. Sin embargo, Rafael Dudamel quería seguir sumando para asegurar la clasificación y subir puestos en la tabla de reclasificación.

El Cali visitó a Jaguares y cuando parecía que el partido terminaba cero a cero, en la última jugada del partido a los azucareros a se le escapó el punto. Ahora debía sumar frente al Once Caldas, equipo eliminado, por lo menos un punto para asegurar la clasificación. Y así fue, en un partido con poco ritmo, el Cali igualó a cero goles, aseguraba la clasificación y ahora debía esperar el sorteo donde se definirían los equipos de cada cuadrangular.

El 21 de noviembre se realizó el sorteo para definir los equipos que conformarían los grupos A y B de los cuadrangulares finales y este fue el resultado:

Foto: Dimayor
Foto: Dimayor

El Cali llegaba a los cuadrangulares con el ánimo arriba, con buen fútbol y con la ilusión de toda una fanaticada azucarera que deseaba la décima estrella con todo el corazón.

El primer partido sería disputado en su casa frente al Deportivo Perera y al cual derrotó de manera contundente dos goles a uno. Anotaciones de Jorge Marsiglia y Harold Preciado, delantero que Rafael Dudamel le asignó una tarea diferente a la que venía realizando, pues estuvo jugando por el costado izquierdo y apoyando en el frente de ataque, pero también en el sistema defensivo.

El siguiente rival fue Junior de Barranquilla. El siempre difícil y aguerrido conjunto tiburón sería un rival con el que se disputó un partido tácticamente muy diferente al disputado frente al Pereira. En esta ocasión se tenía mucho más énfasis en el sistema defensivo, con el cual logró ganar el medio campo y no pasó muchos apuros durante los noventa minutos. Desafortunadamente luego de ir ganando con goles de Harold Preciado y Jorge Marsiglia, el árbitro a los noventa minutos revisó una jugada en el área del Cali y determinó que André Colorado desvió el balón con la mano y sancionó penal. El venezolano Luis Daniel cariaco Gonzalez cobró y convirtió gol y el partido finalizó igualado a dos tantos.

Se disputaría la fecha tres y cuatro del cuadrangular final y ambos partidos serían disputados contra Nacional de Medellín. Para los dirigidos por Rafael Dudamel era la oportunidad de sacarse la espina por la semifinal en Copa, prácticamente eliminar a un rival directo y acercarse a la final. Y así fue, ambos partidos fueron disputados como el equipo grande que se le exige al Cali y logro seis de seis puntos. En el primer partido disputado en el Estadio Deportivo Cali fue un tres a uno, goles de Harold Preciado y de Teófilo Gutierrez en dos oportunidades. En Medellín, Cali con seriedad se fue arriba en el marcador con golpe de cabeza de Harold Preciado y luego cobro desde el punto penal para lograr el dos a cero. El partido terminaría dos goles a uno y el Cali cada vez estaba más cerca.

Llegaba la quinta fecha de los cuadrangulares y con un punto el Cali sería el primer finalista. Con el estadio caliente, la gente llena de alegría y el equipo motivado por el buen fútbol y los resultados conseguidos disputaría proactivamente una final frente al Junior de Barranquilla.

Con la seriedad que el Cali venía disputando sus partidos logró contener los ataques del Junior que quería irse arriba en el marcador, pero además, logró aprovechar la primera oportunidad de gol que se le presentó después de que Danny Rosero, defensa del Junior, desviara el balón con su mano y el árbitro sancionara penal para el Deportivo Cali. El encargado del cobro era Harold Preciado quien convirtió en gol y abrió el marcador en el primer tiempo. El estadio era una fiesta total.

Para el segundo tiempo el Cali continuó intentando ampliar el marcador y luego de una gran jugada de Andrés Colorado y asistencia a Daniel Luna el Cali cerró el partido con el dos a cero. El Cali aseguraba su participación en la final de la Liga BetPlay 2021-II.

El partido pendiente frente al Pereira fue la oportunidad para darle descanso a los jugadores que más minutos habían disputado y llegar un poco más frescos que el rival. El partido disputado en el estadio Hernán Ramirez Villegas terminó a favor del Pereira un gol a cero. Un al día siguiente se conoció que el Deportes Tolima sería el segundo equipo en la gran final. Tolima al tener más puntos en la reclasificación lograba cerrar la final en su estadio.

En dos partidos jugados prácticamente idénticos, Deportivo Cali atacando, manejando el balón y con la clara intención de llegar al arco rival y el Tolima esperando para atacar con contragolpes rápidos.

El primer partido se disputó el 19 de diciembre en el Estadio Deportivo Cali, con un marco espectacular, lleno de gente alegre, positiva y alentando durante los noventa minutos. Con el pitazo inicial el Cali salió a hacer respetar su casa y en el minuto 42 del primer tiempo, Harold Preciado, el goleador del equipo y en ese momento ya el goleador del campeonato, abrió el marcador. En la segunda parte, el equipo caleño continuaba intentando ampliar el marcador, pero luego de una jugada del Tolima que finalizó en tiro de esquina, el paraguayo Gustavo Ramírez igualó el marcador y así finalizó el primer round.

El partido de vuelta se disputó en el estadio Manuel Murillo Toro, para los dirigidos por Dudamel era la oportunidad de que el equipo se sacara la espina de haber perdido la final del torneo del año 2003 frente al mismo rival. El Cali salió a jugar de tu a tu en Ibagué, pero el que pegó primero fue el Tolima y se fue arriba en el primer tiempo un gol a cero.

Parecía que la noche sería fría, pero gracias a la experiencia de jugadores como Hernán Menosse, Jhojan Valencia, Teófilo Gutierrez, Harold Preciado y Ángelo Rodríguez, el Cali salió tranquilo al segundo tiempo, pero con la clara intención de igualar el marcador. Y así fue, el Cali luego de una excelente jugada con pelota dominada, con más de quince toques y el aguante en el área de Ángelo y remate seco de Jhon Vasquez, igualó el partido a un tanto.

Con el partido igualado a un gol y el balón controlado parecía que el segundo gol llegaría. Y así fue, el Cali luego de cobro de tiro de esquina y pelota cabeceada por Jorge Marsiglia que golpeo la mano del rival fue sancionado penal y el encargado sería el goleador Harold Preciado. Toda la fanaticada azucarera tenía el grito de gol en la garganta y este salió como fuego de la garganta de un dragón para que de manera sincronizada se escuchara el grito en todo el país.

Foto: VizzorImage
Foto: VizzorImage

 

El Cali controlo los ataques leves del vinotinto y oro y ya sólo era cuestión de que el árbitro levantara las manos y diera el pitazo final con el cual el Cali levantara la copa y pudiera bordar la estrella número diez en su escudo.

Foto: Dimayor
Foto: Dimayor

Campeón Cali Campeón se gritó la noche del 22 de diciembre del 2021 en Ibagué, en Cali, en el Valle del Cauca, en todos los rincones del país y en las ciudades del extranjero donde viven hinchas del glorioso Deportivo Cali, que viven y sufren sin importar el lugar donde se encuentren.

VAVEL Logo