Memoria Cardenal: el primer 'clásico de rojos'
Fotomontaje: 

En la cabeza de nadie o por lo menos de muy pocos, estaba la idea que aquel duelo entre Independiente Santa Fe y América de Cali que se jugaba por primera vez en la historia una fria tarde de 1948 en la capital colombiana, se iba a convertir en un clásico del rentado colombiano.

Y es que el "clásico de rojos" como es conocido ha estado marcado de anécdotas, triunfos agónicos, amargas derrotas y momentos inolvidables, de esa magia fútbolera que ha enriquecido al deporte mas popular del mundo y enamora asi sea a cuenta gotas a esas dos tradicionales fanáticadas.

El día que empezó la rivalidad

En el primer torneo de futbol profesional en Colombia se disputó en el segundo semestre del año 1948, Santa Fe no estaba entre los favoritos al título y otros clubes como Junior, el mismo América o Millonarios eran los llamados a pelear por la estrella.

El nombre de Independiente Santa Fe ya se empezaba a oír en todos los rincones del país y no era para menos, porque luego de un empate de visita en la primera fecha llegaron sendas victorias ante el Atlético Municipal (hoy Atlético Nacional) y Atlético Junior en Barranquilla este último de visita.

Ahora le llegaba el momento de ratificar ese liderato y que mejor que enfrentando a uno de los favoritos que mejor manera de asegurar el liderato y comenzar la rivalidad leones vs diablos en su feudo, ante su gente y con una contundente goleada,

América se regresó con "saldo rojo"

La prensa capitalina de aquellos días describió a Santa Fe como un equipo rapido, efectivo y motivado con enormes deseos de ganar. Una impronta cardenal, el ADN que llevaba dentro acompañaba hasta el último suspiro, sabiendo la historia cardenal durante más de 80 años.

Santa Fe, sin contendiente aquel 5 de septiembre

Era la Bogotá de antes, fría, lluviosa muy estilo londinense tal vez eso influyó en el desempeño de la visita, que se vio superada de principio a fin, obviamente eso sumado al gran trabajo físico de los locales, además de su orden en la cancha fue la combinación perfecta para derrotar al conjunto proveniente del Valle del Cauca.

Santa Fe jugó en aquella ocasión con: Julio Gaviria; Alberto Guardiola, Oscar Bernau, Antonio Julio De la Hoz, Luis Fisco, Lorenzo Delli, Gabriel Pineda, Roberto Gámez, Jesús Lires López, Germán Antón y Roberto Prieto.

Por su parte, América formó con: Gabriel Ochoa, Víctor Brand, Saulo Florez, Jorge Aragón, Jorge Caicedo, 'Bimbo' Viafara, Jaime Gamboa, Efraín González, Bolívar Sarria, Emilio Alzate e Inocencio Paz.

A pesar de la superioridad demostrada, fue la visita la que abriría el marcador, al minuto 3 del juego con anotación de Saulo Florez, un habilidoso delantero que aprovechó una desatención de la defensa local.

Después de ese inesperado gol visitante, Santa Fe se hizo dueño del balón y las opciones en busca de la igualdad, pasaron 33 minutos para que llegara el gol del empate, en los pies de Roberto Gámez. 'El Perro', como era conocido, se hizo presente en dos oportunidades a los minutos 36 y 57; Jesús María Lires López amplió el resultado cuando el cronometro marcaba los minutos 49 y 80, Germán Antón 'Cabecita de oro' se hacía presente en la goleada a los 65 minutos, de cabeza después de un lanzamiento de tiro de esquina. Un 5-1 sin reproches, con suficiencia y jerarquía un triunfo que empezó a bordar la primera estrella en el escudo capitalino.

Como anécdota o dato histórico es bueno comentar que en este juego Julio 'Chonto' Gaviría atajó un penal a favor de los diablos rojos, tras un cobro de Dimas Gómez, el mismo que originó la jugada del primer y único gol de los caleños. 

Este no fue el único lanzamiento atajado por el cerrojo cardenal durante todo el torneo fueron pitadas siete penas máximas en contra de los bogotanos. Lancaster de León (Junior), Dimas Gómez (América), Abrahán Restrepo (Once Deportivo) Carlos Arango (Caldas), Alcides Aguilera (Millonarios), Hernán Umaña (Universidad). Moisés Reuben (Deportivo Cali) fueron los encargados de cobrar estos lanzamientos. siendo capaz de vencer la habilidad del cancerbero cardenal, únicamente el delantero del equipo azucarero.

VAVEL Logo