Anuario VAVEL Atletismo 2017: Ruth Beitia, un último salto a la gloria

''La vida me dio una segunda oportunidad, y fue un regalazo''. Sin duda alguna, una frase que marcó y fue un regalo de verdad, tras coronarse en los JJOO de Río.

Anuario VAVEL Atletismo 2017: Ruth Beitia, un último salto a la gloria
Fotomontaje: Jesús Pascual (VAVEL)

Se acerca el final del año 2017 y en todos los lugares del mundo van tomando camino las luces y arboles de navidad. La temporada toca su fin y abre paso a la próxima con la misma ilusión y ganas que la anterior. Y en atletismo no será menos. Por eso, cuando una temporada llega a su fin, ahí está VAVEL para hacer balance de lo que ha sido una temporada brillante, llena de alegrías para mucho y de alegría con sabor amargo para otros, como es el caso de Ruth Beitia; la mejor atleta española de la historia, que en este año 2017 cuelga las zapatillas de clavos en lo más alto del listón y estira su grandeza en la 'colchoneta' para salto de altura.

Su palmarés es impresionante: oro europeo en Gotemborg en 2013 en pista cubierta, oro en Helsinki 2012, oro en Zürich en 2014, oro en Amsterdam en 2016, oro en los JJOO del Mediterraneo 2015, plata en 2005 en Madrid, plata en Turín en 2009, plata en París 2011, plata en Belgrado 2017, plata en el Mundial de Doga 2010, plata en el Mundial de Portland 2016, bronce en Birmingham 2007 en pista cubierta, bronce en el Mundial de Moscú 2006, bronce en el Mundial de Sopot 2014, bronce en el Mundial de Moscú 2013 y, por último y no por ello menos importante, oro en los JJOO de Río de Janeiro 2016. También en 2015 se convirtió en la primera atleta española en ganar la IAAF Diamond League, título que revalidó en el año 2016. Con esta breve introducción, se puede resumir la brillante carrera de unas de las mejores atletas de la historia del atletismo mundial, y sin duda, la mejor atleta española de siempre.

A la del Torralbo's Team, equipo que ella misma fundó en este 2017, las molestias en el psoas la apartaron de la competición durante unas semanas para reaparecer en el meeting de Madrid en julio, antes de acudir al mundial de Londres, donde lamentablemente llegó a la final pero se quedo lejos de los puestos donde había estado siempre durante estos últimos años.

Todo comenzó en el año 1998 cuando batió su primer récord de España saltando una buena marca de 1,89m. En el año 1999, María Medía le arretaba aquel récord con una marca de 1,91 y que en el año 2000 consiguió dejarlo en 1,93 y que la campeona olímpica no consiguió batir hasta el año 2002. Cinco años después, reventó aquel registro con una marca de 2,02m en San Sebastián en el año 2007, y que es, actualmente, récord de España.

Dolor es la palabra con la que se podrían describir los sentimientos de cualquier amante del atletismo tras conocer esta noticia y que es la palabra que menos choca con la atleta de Cantabria. Una atleta que pasase lo que pasase,  siempre estaba con una sonrisa en la cara, contagiando la alegría a cualquier atleta que estuviese a su lado. Ruth siempre ha dejado claro una frase: "Será hasta que el cuerpo aguante", y la volvió a repetir después de coronarse reina de la altura en Rio 2016. "Lo haré el día que esté tumbada en el sofá y diga, ¡uf! no me apetece entrenar. Ese día sabré, que hasta aquí he llegado. No quiero resistirme a retirarme cuando llegue el momento adecuado".