Oklahoma City Thunder 2014/2015: éxito o el principio del fin
Foto: sportige.com

No fue la 2013/2014 una temporada precisamente tranquila para el equipo dirigido por Scott Brooks. Los problemas físicos de Westbrook (dos operaciones en su rodilla derecha) que le llevaron a jugar poco más del 50% de partidos de temporada regular (46 de los 82 totales) hicieron que Kevin Durant tuviera que coger aún más responsabilidad en el equipo provocando que viéramos su mejor versión en los 7 años que el alero de Washington lleva en la Liga. En los meses de enero y febrero (en los cuales el base titular sólo disputó 4 partidos) 'KD' firmó unos números estratosféricos: 34.7 puntos (52% en TC, 38% T3), 7 rebotes y 6.7 asistencias de media por partido. Tal fue el nivel exhibido por la estrella de OKC que durante estos meses rompió el récord de Michael Jordan de 40 partidos consecutivos anotando 25 puntos o más y situándolo en 41. Estos números, unidos a su enorme regularidad y al gran récord que firmó su equipo (59-23), hicieron que Durant fuera recompensado, más que merecidamente, con el premio de MVP, el primero de su carrera NBA.

Los Thunder, en una Conferencia Oeste súper competitiva, se clasificaron en segunda posición lo que les emparejaba en la primera ronda de postemporada con unos siempre correosos Memphis Grizzlies en la que fue una de las eliminatorias más bonitas de los últimos años. Se resolvió con un 4-3 favorable al equipo de Oklahoma y fruto de esta igualdad es el dato de que hasta en 4 partidos fueron necesarias prórrogas para resolverlos.

En segunda ronda se enfrentaron a Los Angeles Clippers, eliminatoria resuelta por 4-2 con partidos de un alto nivel, decidida por pequeños detalles y en la que destacó la soberbia actuación de Russell Westbrook. En este cruce, Serge Ibaka, pieza fundamental en el buen hacer del equipo, cayó lesionado, mermando el nivel global y provocando que OKC fuera arrollado en la final de la Conferencia Oeste (con un resultado global de 2-4) por unos magníficos, y a posteriori campeones, San Antonio Spurs.

Plantilla

Posible quinteto: Westbrook, Lamb, Durant, Ibaka, Perkins.

DORSAL JUGADOR POSICIÓN NACIONALIDAD
0 Russell Westbrook Base Estados Unidos
2 Anthony Morrow Escolta Estados Unidos
3 Perry Jones III Alero Estados Unidos
4 Nick Collison Ala-pívot Estados Unidos
5 Kendrick Perkins Pívot Estados Unidos
7 Grant Jerrett Ala-pívot Estados Unidos
9 Serge Ibaka Ala-pívot España
11 Jeremy Lamb Escolta Estados Unidos
12 Steven Adams Pívot Nueva Zelanda
15 Reggie Jackson Base Estados Unidos
21 André Roberson Alero Estados Unidos
31 Sebastian Telfair Base Estados Unidos
33 Mitch McGary Ala-pívot Estados Unidos
35 Kevin Durant Ala-pívot Estados Unidos
42 Lance Thomas Alero Estados Unidos

Obligatorio dar un paso adelante

Sin Kevin Durant; así tendrán que afrontar los Oklahoma City Thunder el inicio de la temporada 2014/2015. A priori, no parece la mejor manera de hacerlo pero si nos centramos en los puntos débiles de la franquicia y qué les ha llevado a fallar en los momentos importantes quizás no parezca tan descabellado afirmar que no contar con su máxima estrella, tras sufrir una fractura de Jones que le tendrá apartado de las canchas durante al menos los dos primeros meses de competición, puede ser beneficioso para todos.

Hasta la fecha de hoy, Durant sólo se había perdido 6 partidos de temporada regular en toda su carrera NBA, con la consiguiente sobrecarga de esfuerzo que ello supone. Si a este factor le unimos la necesidad de tirar una vez tras otra del equipo en la faceta anotadora, nos encontramos con que el MVP de la pasada temporada llegaba a los momentos importantes significativamente cansado y con una reducción de su tremenda efectividad. Esta temporada el alero se verá forzado a jugar menos, llegando más descansado a las eliminatorias decisivas donde podrá ser aún más letal.

La ausencia del líder hará que tanto Westbrook como Ibaka asuman más responsabilidades: el base tendrá la ardua misión de ser la principal baza anotadora y ser el encargado, a la vez, de activar a sus compañeros en ataque. Por su parte, el ala-pívot español debe reafirmar su estatus de estrella de la Liga consolidando su tiro de larga distancia y ampliando su gama de movimientos en el poste sin perder ese factor intimidador que consigue aislar el aro de las penetraciones rivales. Sin embargo, Russell y Serge necesitarán ayuda.

Oklahoma, en los cruces contra las grandes franquicias de la Liga, ha acabado sucumbiendo por la falta de alternativas, el trío Durant-Westbrook-Ibaka no ha sido suficiente. Es el momento para que jugadores jóvenes como Reggie Jackson, Jeremy Lamb, Perry Jones III y Steven Adams se consoliden como un consistente complemento. Hasta ahora su aportación ha sido demasiado efímera, aislada e irregular. Jackson ya demostró la temporada pasada en los partidos en los que Westbrook estuvo ausente por lesión que puede ser un gran base suplente, con mucha facilidad para la anotación. Jeremy Lamb, con la marcha de Sefolosha, se postula como el escolta titular y será ahora cuando, con minutos de mayor calidad, deba demostrar que está sobradamente preparado para ayudar al equipo en los momentos importantes. En último lugar está Steven Adams, jugador que ha destacado esta pretemporada por ser el que mejor rendimiento ha ofrecido y que este año, a priori, disputará muchos más minutos (incluyendo finales de partidos) ante el enigmático caso Kendrick Perkins: jugador cada vez con menos peso ofensivo y defensivo (3 puntos y 5 rebotes de media por partido el curso pasado) pero al que la franquicia no quiere amnisitiar y Scott Brooks siguen manteniendo en sus esquemas.

El objetivo mínimo de los Thunder para esta temporada es claro: volver a vivir unas finales NBA. Competirán en el siempre feroz Oeste pero un equipo que cuenta en su plantilla con el MVP del año pasado, un base capaz de aportar en todas las facetas del juego y una referencia interior del nivel de Ibaka parte como claro favorito al anillo. Es cierto que se han perdido piezas veteranas importantes como Fisher, Sefolosha o Butler pero más cierto es aún que tiene un gran puñado de jugadores jóvenes con ganas de demostrar su valía y dar ese plus necesario para conseguir el primer título desde que la franquicia se mudara a Oklahoma City y abandonara el mítico Key Arena con el consiguiente cambio de nombre.

Altas y bajas

ALTAS BAJAS
Anthony Morrow (New Orleans Pelicans) Derek Fisher (retirado)
Sebastian Telfair (Tianjin Ronggang) Thabo Sefolosha (Atlanta Hawks)
Mitch McGary (draft) Caron Butler (Detroit Pistons)
Lance Thomas (agente libre) Hasheem Thabeet (sin equipo)
Ryan Gomes (sin equipo)

Entrenador: Scott Brooks

Lo que empezó como una idílica relación entrenador-afición gracias al continuo crecimiento y desarrollo del equipo va, poco a poco, deteriorándose por la falta de resultados y competitividad en los momentos importantes. Esta temporada parece presentarse como la más importante para el técnico californiano: devolver a su equipo a la élite competitiva o convertirse en el centro de todas las críticas y ver cómo su etapa en Oklahoma llega a su fin.

Scott Brooks ha demostrado, sobradamente, ser un entrenador con una gran capacidad para desarrollar a los jóvenes: primero ayudó a que Westbrook, Durant e Ibaka se consolidaran como grandes estrellas y ahora Jackson, Lamb o Adams son productos de su nueva cosecha. En contraposición a esta virtud nos encontramos con un defecto abrumador y cada vez más latente: su limitada (casi nula) capacidad para cambiar el rumbo de los partidos con sus intervenciones desde el banquillo. En los últimos años siempre ha recurrido a la fórmula de la individualidad, válida para conseguir una buena posición en temporada regular pero insuficiente para batir a equipos dirigidos por técnicos del nivel de Gregg Popovich o Rick Carlisle en eliminatorias a 7 partidos. Sin embargo, esta temporada tiene mimbres de sobra para rebatir esta opinión tan generalizada: con la ausencia inicial de Durant y Morrow se verá obligado a dar más confianza a los jóvenes y será decisión suya mantener ese protagonismo cuando tenga la plantilla completa, generando así una rotación más amplia y creando un sistema ofensivo con más opciones anotadoras, más variable y difícil de defender.

En el apartado defensivo el extra que Brooks puede dar a su equipo se antoja evidente: dar más protagonismo a un Steven Adams cada vez más cualificado en detrimento de un Perkins cuya presencia en pista destaca por facetas tan negativas como la tendencia a cargarse de faltas y su incapacidad para defender a pívots rivales que encuentran en él una continua vía sobre la que anotar fácilmente.

Uniforme

Datos de la franquicia

Oklahoma City Thunder

Fundación: 1967

Títulos NBA: 1 (1979)

Títulos de Conferencia: 4 (1978, 1979, 1996, 2012)

Títulos de división: 10

Pabellón: Chesapeake Energy Arena

Últimas cinco temporadas

Temporada Victorias Derrotas % Playoffs Entrenador
2009-2010 50 32 .61 Pierde en primera ronda (4-2 contra Los Angeles Lakers) Scott Brooks
2010-2011 55 27 .671 Pierde Finales Conferencia (4-1 contra Dallas Mavericks) Scott Brooks
2011-2012 47 19 .712 Pierde Finales NBA (4-1 contra Miami Heat) Scott Brooks
2012-2013 60 22 .732 Pierde Semifinales de Conferencia (4-1 contra Memphis Grizzlies) Scott Brooks
2013-2014 59 23 .72 Pierde Finales de Conferencia (4-2 contra San Antonio Spurs) Scott Brooks

FOTO 1: abcnews.com

FOTO 2: basketexpress.net

FOTO 3: ballsuit.com

FOTO 4: wikimedia.org

FOTO 5: content.sportslogos.net

VAVEL Logo