Pau Gasol gana su último duelo contra Kobe Bryant
Kobe Bryant y Pau Gasol se saludan por última vez. (FOTO: nba.com)

Kobe Bryant ha disputado su último partido en el United Center, la casa de Michael Jordan. Es bien sabido que Bryant siempre ha tenido al 23 de los Bulls como referencia en la cancha, haciendo gala de unos movimientos que solo Jordan podía hacer. Por ello, el partido contaba con un morbo especial. El pabellón se comportó con el ídolo, que recibió ovaciones desde el primer momento. Para el escolta de Los Angeles Lakers fue un partido más especial todavía, dado que se enfrentaba a su "hermano", Pau Gasol. Con el jugador catalán como escudero, Kobe Bryant ganó dos campeonatos consecutivos de la NBA (correspondientes a la campaña 08/09 y 09/10) y sumó la cifra de cinco anillo en su haber. Por ello, el 24 de los Lakers guarda un especial afecto por el mayor de los Gasol.

Una primera parte igualada

Como suele pasar en los partidos de los Lakers esta temporada, el encuentro fue lo de menos. Con toda la atención mediática centrada en Kobe Bryant, los jugadores comenzaron el encuentro con un primer balón que se decantó del lado de los locales. El partido empezó con un ritmo lento. Ambos equipos fallaban sus tiros o iban a la personal para sumar de poco en poco. Fue en estos primeros instantes de partido cuando Kobe Bryant encestó su primer y único triple de la noche; estuvo muy desacertado durante todo el encuentro en esta faceta. Dunleavy contestó rápidamente con un intento de triple que acabó en falta y le hizo sumar tres tiros libres. La sorpresa positiva del primer cuarto fue el buen movimiento de balón realizado por D'Angelo Russell, aunque esto solo fue un breve espejismo de lo que sería el encuentro. Pau Gasol fue el mejor jugador de este cuarto, anotando 10 puntos y capturando tres rebotes defensivos.

Los Lakers comenzaron el segundo periodo con muchas ganas de anotar, quizá demasiadas. En tres posesiones fallaron tres tiros (Nick Chicago apoyó buena parte de su ofensiva en Doug McDermottYoung, Lou Williams y Larry Nance Jr. respectivamente). Aaron Brooks fue el director de juego estos Bulls durante los primeros instantes de cuarto. Chicago apoyó buena parte de su ofensiva en su alero de segundo año, Doug McDermott, que en su último encuentro contra los Toronto Raptors llegó hasta los 30 puntos. En este encuentro se quedaría en 16, con un 3 de 4 en tiros de tres puntos.

Bobby Portis, el rookie de Chicago, también tuvo una gran noche desde el banquillo. En el segundo cuarto fueron clave sus rebotes y sus dos triples consecutivos cuando no habían pasado ni tres minutos desde el inicio del actual periodo, lo que obligó a Byron Scott a reclamar un tiempo muerto. A partir de entonces los Lakers mantuvieron una defensa rocosa que puso en serios apuros a los Bulls. Rose consiguió desatascar un poco el encuentro con acciones que recordaban a su campaña de MVP, aunque el buen hacer de Bryant, Russell y Clarkson permitió a la franquicia angelina marcharse al descanso con una desventaja de 4 puntos.

Matando el partido en el tercer cuarto

Los Lakers lograron igualar el marcador en el inicio de la segunda parte. Sin embargo, un triple de Pau Gasol marcó la línea de salida de unos Bulls que consiguieron endosar un 10-2 en apenas 2 minutos de encuentro. Los Bulls entraron un muy buena dinámica, con todos los jugadores aportando un gran nivel. El acierto en tiro y la solidez impropia en defensa fueron claves para despegarse de Los Angeles. Byron Scott tuvo que volver a solicitar un tiempo muerto, esperando conseguir el mismo efecto que en la anterior ocasión. Es cierto que a partir de ese instante su juego mejoró, pero tanto McDermott como Moore acabaron con las esperanzas angelinas a base de triples. Pau Gasol y Bobby Portis se encargaron de redondear el resultado y de dejar el partido 97 a 81 en el inicio del último cuarto.

Los Lakers ya mostraron señales de frustración en el inicio del último cuarto. Una técnica a Young o Nance Jr. pateando balones fueron los principales exponentes de la mala racha que está Todo acabó cuando Gasol, Moore y Rose entraron en escenaatravesando una de las franquicias más legendarias de la NBA. Jordan Clarkson decidió hacer de guía de su equipo en este cuarto, anotando 10 puntos que meterían a su equipo en el partido. Con todo, los Lakers fueron subiendo el ritmo y pusieron en serios apuros la victoria de Chicago. En dos ocasiones estuvieron a tan solo tres puntos de unos Bulls que se mostraron erráticos después de haberse relajado por la frustración inicial de Los Angeles. Sin embargo, todo acabó cuando Gasol, Moore y Rose entraron en escena y decidieron acabar con el encuentro. Los tres sumaron más de 20 puntos (21, 24 y 22 respectivamente) y le dieron la victoria a la Ciudad del viento.

De esta forma, Pau Gasol se lleva su último duelo ante Kobe Bryant, un jugador con el que ha vivido numerosas alegrías. Por lo que a Chicago respecta, la franquicia ya suspira por la vuelta de Jimmy Butler, su mejor hombre. Llevan un 5-10 en sus últimos 15 partidos, y están a un punto de quedarse fuera de Playoffs (8º posición en el Este). Hoidberg tiene que espabilar y lo tiene que hacer pronto.

VAVEL Logo