Atlanta deja a Washington al borde del abismo
Schroeder celebra la victoria | Foto: www.t-online.de

La necesidad contra la tercera plaza del Este o lo que es lo mismo, Wizards contra Hawks. El Verizon Center ponía en juego lo que era mucho más que un partido. Para los locales, quemar una de sus últimas naves de cara a la octava de Playoffs.

Para los visitantes, sumar una victoria que metiera presión a Miami, franquicia que estaba a un solo partido de los de Georgia. A favor de los de Wittman, sus últimos cinco encuentros en los que ha promediado 111 puntos y un 49% en tiros de campo. Además, su último encuentro contra los Hawks hace solo unos días, se saldó con victoria por 117-102.

Inicio arrollador de Washington

Con Beal como titular y después de encajar un 2-7 de parcial, los Wizards comenzaron a mandar en el partido merced a un espectacular John Wall. El base repartió juego hasta irse a las cinco asistencias en el primer cuarto, encontró a sus compañeros abiertos y estos no perdonaron en los siguientes minutos: 11-0 en 1:45 que obligó a Budenholzer a  parar el encuentro.

Nada funcionaba en los de Atlanta, con un Teague especialmente fallón con 0 de 5 en tiros de campo. Solo los dos triples de Korver y los buenos minutos de Schroeder hicieron que los visitantes remontaran hasta endosar un 0-7 en los minutos finales del primer cuarto.

Acto seguido, los Hawks, solo necesitaron un minuto para volver a mandar en el marcador desde aquel 2-7 de parcial inicial. Volvían a tener la manija en el juego y sus suplentes estaban siendo superiores a los de los Wizards.

Wittman optó por acortar los minutos de estos y dar entrada de nuevo a Wall y Beal con lo que el equipo volvió a ser el que era.  Morris y Dudley consiguieron encestar con facilidad ante sus rivales e irse con nueve y siete puntos respectivamente.

En los visitantes solo funcionaban las individualidades de Schroeder que sumaba 11 puntos en nueve minutos y algunos destellos de calidad de Horford en la pintura (10 tantos al descanso).

Atlana pisa el acelerador

Se necesitaron más de dos cuartos para ver a los verdaderos Hawks. En el tercer cuarto, los visitantes aguantaron el ritmo anotador de Thornton y Morris que cuajaron un gran partido en ataque (23 y 19 puntos respectivamente) pero no así en defensa incapaces de defender con contundencia. Los locales cogieron una ligera ventaja de cinco puntos y cuando parecía que podían romper el partido aparecían Horford y Schroder para devolver todo a su sitio.

Así, a mediados del tercer cuarto y con los de Georgia sin jugar prácticamente a nada, estos despertaron. Se emplearon a fondo en defensa y en ataque empezaron a mover la bola de tal manera que los Wizards perseguían sombras.

Además, Budenholzer hizo que sus jugadores más altos se aprovecharan en todo momento de sus emparejamientos con los hombres bajos y Atlanta disparó la diferencia. 15-1 de parcial, los Wizards 4:30 sin poder encestar y ocho puntos en este periodo de Schroeder fueron el preludio de una sangría que continuaría en el último cuarto.

De entrada los visitantes sentenciaron el encuentro con un 0-11 inicial. Se aprovecharon de la debilidad de la segunda unidad de Washington y estos hicieron un cuarto desastroso. Llegaron a sumar tres pérdidas en 20 segundos o a no lanzar durante más de cuatro minutos a canasta. Además, la importancia del encuentro hizo que Wall perdiera los papeles y recibiera una técnica con la que su técnico daría el partido por perdido.

Los suplentes se dedicaron a mantener una diferencia que estuvo siempre por encima de los 10 puntos desde mediados de segundo cuarto. Los Hawks consiguieron la victoria y dejaron prácticamente sin opciones a unos Wizards que ante su público dejaron escapar la opción de seguir en la pelea. Echaron de menos una segunda unidad más contundente y su juego interior no pudo frenar a Horford y compañía.

VAVEL Logo