Último aterrizaje de la nave nodriza este año
Foto: nba.com

Era la noche y la ocasión perfecta: ante los Memphis, una de las bestias negras de los Warriors de Steve Kerr, el último día del año y con el objetivo de cerrar un 2017 que tantas alegrías ha dado.

Stephen Curry volvía tras once encuentros y ya tenía ganas, tenía muchas ganas. Varias fueron las noche en las que le vimos haciendo el calentamiento en el Oracle con total normalidad, pero a la hora de la verdad… Se volvía a los vestuarios, se duchaba y se ponía su americana para mezclarse entre el público y animar a sus compañeros. Pero anoche le tocó quedarse más tiempo en el parquet, pero menos del que le gustaría, seguro.

¡Que espectáculo! Y qué rabia que tuviese los minutos contados en pista por precaución, pero por otro lado menos mal, pensaron seguro los Grizzlies. El base acabó el año firmando un regreso de ensueño con 10 triples y sin perder ni un solo balón y dejando varios datos. El primero es que es el primer jugador de esta temporada en llegar a los 10 triples en un partido, y es la décima vez que lo consigue a lo largo de su carrera, dejando muy atrás los tres con los que empatan Klay Thompson y JR Smith en segunda posición. Además, Curry lograba la tercera mejor marca en un regreso tras más de 10 partidos de ausencia, quedando solo por delante los 41 puntos de Bob McAdoo y Nate Robinson. Pero bueno, poco importa.

Foto: nba.com
Foto: nba.com

A continuación, una breve narración de sus diez triples: el primero a los 4 minutos aprovechando un bloqueo de Zaza que lo dejaba liberado, el segundo entre dos jugadores de los ‘osos’ a un metro de la línea de tres, el siguiente desde la esquina con finta incluida, el siguiente tras recibir un balón entre os pies de Zaza para finalizar un gran slalon, seguía tras recibir un pase de Jordan Bell ya para finalizar el segundo cuarto, liberado muy cerca de la línea anotaba a los dos minutos del tercer cuarto, solo un minuto después recibía de Zaza de nuevo y lograba el séptimo, el octavo llegaba tras un gran pase largo de Klay y un catch and shoot muy a lo Thompson, el noveno saliéndose con un sprint del tiro de dos para hacerlo desde tres más liberado y meterla igual, y el último lo lograba tras un genial baile a Marc Gasol que no nos hace mucha gracia a los españoles, pero seguramente le de igual.

Poco a poco fue subiendo la montaña, fue llegando a la cima y fue el principal constructor de la victoria de los suyos para cerrar el 2017.

Algunas voces se alzaban y decían que Steph era importante en este equipo, pero que los Warriors estaban bien sin él. Bien, hay que aclarar: sin Curry los Warriors siguen estando a gran nivel y casi seguro siguen siendo favoritos ante cualquier equipo en unos hipotéticos enfrentamientos de Playoffs, pero con el ‘30’ son absolutamente temibles y son ese equipo que es casi invencible.

No solo estaba encantado de su vuelta el Oracle, pues él mismo lo dejó muy claro al finalizar el partido: "Quería sentir esa sensación de nuevo. Fue muy especial. Parecía que estuviese de nuevo en el primer día de colegio. Mi cuerpo se sintió mucho mejor de lo que podía llegar a pensar", comentó Steph al finalizar la jornada. 

VAVEL Logo