El Estu se cuela entre los mejores promedios de la Champions
Omar Cook al timón del barco | Isabel Martínez Méndez (Flickr)

En la familia colegial se desea que 2018 sea un año de ilusión, compromiso, lucha, esfuerzo y buenos resultados. Apenas en el segundo día del nuevo año, Movistar Estudiantes, sin jugar ningún partido, ya tiene buenas noticias para contar, pues tres de sus jugadores se han colado entre los mejores promedios estadísticos de la Basketball Champions League, la tercera mejor competición continental. Se trata de Sylven Landesberg, Omar Cook y Alec Brown, la columna vertebral del cuadro dirigido por un Salva Maldonado que está sabiendo sacar la mejor versión de todos ellos.

Hambre de puntos

Sylven Landesberg, quién sino, protagoniza la mejor estadística de los tres jugadores destacados. El norteamericano con pasaporte israelí, además de ser, de lejos, el máximo anotador del equipo azulón, ha conseguido situarse en el cuarto jugador que más puntos registra de media de toda la competición con 18,1 puntos por partido. Una auténtica bestialidad solamente superada por Jones y Kenedy del Pinar, y Punter del Rosa Radom. Sin duda, seguirá siendo fundamental que el alero aporte de manera continua si los madrileños quieren continuar gozando de un puesto para la fase final en este ansiado torneo.

Director de orquesta

Da absolutamente lo mismo la metáfora que se utilice, porque todas ellas van a decir lo mismo: Omar Cook, el segundo mejor asistente de la Champions. En absoluto baladí, pues el estadounidense ha dado un gigante salto de calidad, ha tomado los galones necesarios y se ha erigido como el comandante en silencio de un Movistar Estudiantes que construye su juego alrededor de la pieza en cuestión. 6,7 pases de media acaban en canasta por partido. El único que mejora esta estadística es Waters, el base de un Rosa Radom que está dando la sorpresa en Europa.

Quitad del medio

Esa es la frase más repetida de Alec Brown, que aunque sea el último mencionado no es, ni de lejos, el menos importante. El natural de Minnesota ha conseguido que sea posible la dosificación de Sitapha Savané y que Víctor Arteaga no esté contando con tantos minutos gracias a sus buenos momentos en la pista. Prueba de ello son los 1,5 tapones que promedia por encuentro, el tercero que más consigue entre los pívots de la competición continental. Un auténtico seguro en la zona, en definitiva.

Ganas de más

No será hasta el próximo martes día 9 cuando Movistar Estudiantes reciba al Estrasburgo en Torrejón de Ardoz, en lo que será un auténtico duelo directo por hacerse con la cuarta plaza, lo cual supone un billete directo hacia los PlayOffs de la Basketball Champions League. Aún quedan cinco jornadas para saber quiénes serán los cuatro que consigan dicho premio tan reñido, lo que se tiene seguro por ahora es que los tres hombres destacados en los apartados estadísticos tienen ganas de más, tanto de mejorar sus registros como de incorporarse a los de rebotes y robos, los dos únicos en los que no hay ningún jugador azulón en el Top-5. 

VAVEL Logo