LeBron James encendió las alarmas tras lesionarse el cuello

El alero tuvo un desafortunado choque con Jayson Tatum que le obligó a salir por unos momentos del Game 2. La franquicia comunicó que era una distensión en el cuello, pero siguió jugando.

LeBron James encendió las alarmas tras lesionarse el cuello
LeBron quedó dolorido y tuvo que ir a los vestuarios a ser atendido. | Foto: Clevaland Cavaliers

Momentos de zozobra se vivieron ayer en el TD Garden de Boston, cuando LeBron James se retiraba al vestuario en el segundo cuarto tras un duro choque con el novato Jayson Tatum. Tras lanzar dos tiros libres y encestar uno, los Cavaliers hicieron una falta intencional para que su mejor jugador pueda retirarse y que los médicos lo vean.

En ese momento los Cavaliers sacaron 11 puntos de ventaja, su máxima diferencia en el partido. Sin embargo, tras la vuelta de LeBron, fueron incapaces de mantenerse por delante y poco a poco fueron doblegándose a la intensidad de Boston. “Fue un golpe en el cuello” dijo el entrenador Tyronn Lue. “Obviamente volvió, pero cuando lo hizo no creo que haya dañado tanto como lo estaba haciendo antes de salir, especialmente atacando el aro y jugando con esa fuerza y potencia que siempre hace” analizó Lue.

“Estoy bien” dijo LeBron James cuando fue consultado tras el encuentro “pero sentía que tenía que ir al vestuario y recalibrarme” agregó el Rey, que una vez más jugó un maravilloso encuentro pero vio como sus compañeros eran incapaces de ayudarlo. “Solo quería estar seguro de que estaba todo bien, pero no creo que haya afectado mi juego” cerró LeBron, que se sometió a varias pruebas médicas para corroborar su estado y solo tras superarlas todas fue autorizado a volver.

Antes del golpe, LeBron acumulaba 24 puntos, cuatro rebotes y cuatro asistencias, lanzando 9/15 de campo y siendo una pesadilla para los Celtics. Tras el golpe con Tatum, agregó 18 puntos más con 7/14 en lanzamientos junto a seis rebotes y ocho asistencias más. Su triple-doble fue insuficiente para que los Cavaliers puedan llegarse un juego de Boston y ahora están 2-0 abajo. El sábado la serie aterrizará en el Quickens Loans Arena, donde los dirigidos por Tyronn Lue intentarán frenar al aluvión verde.