OKC autoriza que Carmelo Anthony se reúna con Rockets y Heat

Oklahoma City Thunder quiere deshacerse de Carmelo Anthony al no haber dado el nivel esperado esta pasada temporada y ahorrarse así 107 millones de dólares entre sueldos e impuestos de lujo. Houston Rockets y Miami Heat han concertado cita para reunirse con Carmelo.

El problema que supone el contrato de Carmelo Anthony para Oklahoma City Thunder hace que la franquicia necesite darle salida para desahogar sus cuentas. Ambas partes lo están solucionando de manera adulta, sin pataletas de nadie. Tanto Sam Presti, General Manager de OKC y Leon Rose, agente de Carmelo, están trabajando para acelerar la marcha de Anthony.

Se hablaba de Lakers, pero el ex de los Knicks va a tener un encuentro primero con directivos de Houston Rockets y Miami Heat. Carmelo Anthony ha renunciado a su cláusula de no-trade para poder salir, tal y como le pedían en Oklahoma.

Los Thunder están revisando diferentes escenarios para el traspaso de manera que expire el contrato que vincula jugador y franquicia por valor de 27.9 millones de dólares de esta temporada, ahorrándose OKC un total de 107 millones de dólares y convirtiéndose Carmelo en agente libre.

Mike D'Antoni ya le conoce

Después de hacer su peor temporada en la NBA, en la que por primera vez en su carrera ha bajado Anthony de los 20 puntos de promedio por partido, él se negó a final de temporada a relegar su rol a jugador de banquillo. Pero la realidad es que su valor ha caído tras esta temporada y tendrá que aceptar las consecuencias.

Los Rockets están perdiendo piezas que fueron clave este curso. Tanto Mbah a Moute como Ariza ya no pertenecen a la franquicia de Houston y necesitan ponerle solución. A primera vista, no sería Carmelo Anthony el jugador ideal, ya que no aporta tanto en la parcela defensiva como los jugadores que se han marchado. Anthony no es de esos jugadores que anotan triples y luego puedas esperar grandes defensas.

Tampoco se puede decir que sea un movimiento de Rockets únicamente para intentar conseguir ilusión en el aficionado. Mike D'Antoni ya tuvo a Carmelo en los Knicks y le conoce bien. En aquella etapa la relación no fue muy buena, pero años después el head coach asegura que sería diferente, incluso relegando al rol de sexto hombre a Carmelo.

De esta manera los Rockets consiguen un arma de doble filo, un jugador que podría volver a rendir a un gran nivel, un desatascador en momentos difíciles de partido o fogonazos desde el banquillo. Pero también un jugador que no es un complemento ideal para Harden y Paul, sobre todo por su trabajo en la parte trasera de la pista.

Carmelo Anthony está dando sus últimos pasos en la liga como jugador de Oklahoma City Thunder, habrá que estar atentos al desenlace final de toda esta historia, para un jugador que necesita reencontrarse consigo mismo sobre la pista.