Entrevista. Oier Ardanza: "Entrenar con el primer equipo te da ánimo, fuerza e ilusión para seguir trabajando"
Fotomontaje: Ana Alonso, VAVEL España

Oier Ardanza Bernaola es un jugador de baloncesto que nació el 20 de abril de 2001 en Durango, Bilbao, y que actualmente juega en el CB Gran Canaria. Se formó en el Tabirako desde muy pequeño y ha estado en las mejores canteras del país como el Joventut, el Barcelona, donde una lesión frenó su crecimiento, y el Real Madrid. El pasado verano fue medallista de oro en el europeo sub-18 con la Selección Española.

Este escolta de 1,97 m y tan solo 18 años, cuenta con un gran recorrido por las categorías inferiores de la selección española y del baloncesto de cantera. Desde la temporada pasada,  juega con el CB Gran Canaria, el club con el que consiguió el ascenso a Leb Plata desde la Liga EBA y que es el filial del Herbalife Gran Canaria de ACB.

Foto: @oierardanza
Foto: @oierardanza

Pregunta: Lleva desde muy pequeño ligado al deporte de la canasta, ¿cuál fue su primer recuerdo de baloncesto?, ¿qué le llamó más la atención de este deporte y cómo comenzó el sueño de ser jugador profesional?

Respuesta: Empecé a jugar al baloncesto desde muy pequeño, con 6 años en el colegio de mi pueblo (Durango) y poco a poco fui jugando con mi padre de entrenador, que había sido también jugador de baloncesto. Empecé a destacar en categorías inferiores y equipos como el Barça o el Real Madrid se empezaron a interesar por mí. Fiché por el Barcelona hace 5 años y poco a poco he ido subiendo peldaños y ahora estoy jugando en Gran Canaria en LEB Plata.

Foto: KIA en Zona
Foto: KIA en Zona

Realmente no empecé a jugar por ningún jugador, empecé porque mi padre jugaba y desde pequeño siempre me ha gustado, mis padres dicen que siempre tenía un balón en la mano y comencé a jugar porque me gustaba y porque en mi familia siempre se ha jugado a baloncesto. Si es verdad que el jugador que más me ha gustado y en el que más me ha fijado ha sido Juan Carlos Navarro.

P: Muchos le consideran un buen tirador y jugador de equipo y en la selección sub18 Javi Zamora, actual técnico de Estudiantes y preparador de esa selección sub18 campeona de Europa, le definió como un jugador que les podía ayudar desde el banquillo con sus grandes rachas de tiro ¿cuál era su rol en la Selección?

R: En la selección tuve un rol muy diferente al que tenía en mi equipo, desde el principio Zamora me dijo que mi papel era salir desde el banquillo, tirar triples cuando estuviera sólo y meter. Yo ese papel lo tenía asumido y cuando salía a la cancha me centraba en aportar al equipo y eso fue uno de los principales motivos por los que ganamos ese campeonato: cada uno teníamos nuestro rol, lo asumíamos y lo cumplíamos a la perfección.

Foto: @oierardanza
Foto: @oierardanza

Yo estaba encantado con ese rol y cuando salía, lo hacía con todas las ganas del mundo para hacerlo lo mejor posible y si mi papel era anotar, pues anotaba.

P: Usted compartió selección en este campeonato con jugadores como Santi Aldama o Usman Garuba. Desde la distancia, ¿cómo está viendo la gran temporada de Garuba haciéndose hueco en todo un Real Madrid y demostrando esa madurez con 18 años recién cumplidos?

R: Es increíble, además es un año menor que yo y es impresionante el nivel que está demostrando tanto en ACB como Euroliga. Está teniendo muchos minutos, y sólo eso ya es muy difícil en un equipo como el Real Madrid y a mí me alegra mucho verle a ese nivel porque es una persona muy humilde y trabajadora y estoy muy contento por todo lo que está consiguiendo. Ojalá siga así muchos años.

P: Relacionándolo con jugadores que han tenido un impacto brutal, comparte equipo con un jugador que ha tenido una irrupción exraordinaria, Jean Claudio Montero: con 16 años rindiendo a gran nivel en LEB Plata y siendo MVP con una actuación extraordinaria en el ANGT de Valencia, ¿cómo está viendo la evolución de este jugador y qué techo le pone?

R: Jean (Montero) llegó a Gran Canaria pocos meses antes del torneo y es un jugador que es muy especial, muy pequeño, muy rápido. Tiene muchos puntos en las manos, anota con mucha facilidad y para nosotros este año ha sido una gran ayuda su entrada en el equipo. Además, para el junior, su llegada les dio un gran salto y se vio en el ANGT donde un equipo que ya tenía muy buenos jugadores, ganó el torneo y él fue el mejor jugador. Tiene una capacidad de anotar y de generar que es increíble para su edad, para un jugador de 16 años.

Ha tenido partidos de muchos puntos en Leb Plata, que no es una liga nada fácil para un jugador tan joven y él tiene un desparpajo y una facilidad, que le ayuda a que en partidos donde no esté tan bien, sea capaz de tener una regularidad y aportar al equipo.

P: En 2017, participó en el Jordan Brand Classic en Barcelona junto con Jaime Pradilla o Jorge Viejo y bajo la mirada de todo un Ray Allen, campeón de la NBA en varias ocasiones, ¿cómo es para un joven de 16 años verse con los mejores jugadores del continente y ver en la grada a Ray Allen?

R: Fue una experiencia increíble verme con los mejores jugadores de Europa en ese momento y con Ray Allen, que tuvimos la ocasión de conocerle, hablar con él y hacer ejercicios con él en los entrenamientos. Fue una experiencia muy bonita y que voy a recordar siempre.

P: Usted comenzó en el Tabirako desde muy pequeño, un club vizcaíno muy humilde pero del que guardará seguro un gran recuerdo, ¿qué es lo que más recuerda de sus inicios en el club vasco?

R: Yo empecé en mi colegio a jugar y después entré en el Tabirako, que es el club donde mi padre jugó, donde juega mi hermana… es el club que siempre recordaré con mucho cariño y siempre que voy allí, voy a verlos ahora que están en Liga EBA y guardo muy buen recuerdo tanto del club como de las personas que lo forman. Me ayudaron mucho porque yo empecé jugando con gente más mayor y siempre me acogieron y me enseñaron muchas cosas.

P: Después de haber pasado por los mejores equipos de cantera del país, su caso es una muestra de lo difícil que es llegar a la élite y que se va creciendo poco a poco, escalón a escalón, ¿cómo de difícil es llegar a la ACB para un jugador nacional?

R: Hay que ir poco a poco, yo probé en varios torneos con Real Madrid y Joventut y luego fiché por el Barça que para mi era la mejor opción y yo allí tuve una lesión importante que me tuvo fuera un año e hizo más difícil el proceso, pero bueno hay que seguir trabajando, intentar mejorar año a año y poco a poco. Yo tengo la suerte de estar en Gran Canaria, donde la temporada pasada ascendimos a Leb Plata e hice un gran año siendo junior y este año, estoy en una muy buena liga para formarse, y para, paso a paso, ir cogiendo experiencia para poder dar el salto algún día.

Fuente: www.durangon.com
Fuente: www.durangon.com

P: Al haber pasado por 3 de las mejores canteras de España aunque fuera como jugador invitado, ha tenido la suerte de jugar con grandes jugadores y trabajar con excelentes entrenadores de cantera como David Jimeno, ¿qué considera que ha aprendido y en qué ha mejorado su juego tras pasar por estos equipos?

R: Con la Penya fui a un par de campus de verano y a un torneo a L’Hospitalet en infantil y David (Jimeno) fue mi entrenador en ese campeonato y será alguien a quien siempre recordaré porque es una persona cercana, muy cariñosa y siempre que hemos coincidido ha hablado conmigo, incluso con mis padres para preguntar qué tal iba todo.

He aprendido mucho con cada experiencia tanto con la Penya como con el Madrid iba a pocos torneos pero se aprende mucho y te quedas con personas que siempre recordarás.

P: Pese a estar en los comienzos de su carrera, ¿cuáles diría que son los mejores momentos de tu carrera o la canasta que más haya disfrutado o que más recuerde?

R: Mi mejor recuerdo y el que más ilusión me hizo fue el Europeo porque además tuvo una preparación muy larga, en verano durante un mes y conseguir ganar fue increíble. Además, tuve la suerte de participar en la final con más minutos de lo que estaba siendo habitual y anotar. Es algo que siempre recordaré porque además vinieron mis padres a ver la final y ganarlo junto a ellos fue muy especial. Tengo muchos buenos momentos, pero ese es el que más recuerdo por ahora.

Foto: @oierardanza
Foto: @oierardanza

P: Es su primer año en la Leb Plata después de venir de EBA, una competición muy dura y muy competitiva ¿cómo está siendo la adaptación a una competición tan exigente y donde el sistema obliga a no ceder en ningún partido? ¿cómo plantea un jugador eso?

R: Nosotros planteamos este año como un año para aprender y formarse porque somos un equipo muy joven con gente muy joven y nuestro objetivo a parte de ganar que siempre queremos, es competir, pero no es el objetivo principal.

Foto: @oierardanza - Twitter
Foto: @oierardanza - Twitter

La LEB Plata es una competición muy dura, hay mucha gente joven y gente muy veterana y el formato obliga a no bajar nunca la guardia, a luchar por cada partido. Si pierdes un partido que no debes perder, baja mucho tus opciones y tu puesto se resiente y esto hace que ningún equipo se deje ir o se relaje. Cada partido es muy intenso y te juegas mucho.

P: La Leb Plata al igual que todas las competiciones decidieron parar tras la crisis del coronavirus y en principio, aún no saben ni tienen la constancia de si volverá o no la competición, ¿cómo lleva un jugador esta incertidumbre y cómo se prepara por si se reanudara la competición?

R: Nosotros tuvimos hace poco una reunión por videollamada con el equipo y nos dijeron que estaban a la espera de ver qué decidía la Federación. Muchos equipos de Leb Plata han pedido que la Liga termine y se dé por finalizada, pero nosotros estamos esperando, todavía en Gran Canaria, listos por si en cualquier momento hubiera que volver a los entrenamientos.

El club nos ha dado material para hacer ejercicios en casa, pero en un piso es muy complicado. Hacemos lo que podemos pero el objetivo es perder la forma el mínimo posible y hacer un poco más ameno este tiempo tan duro.

P:  Por último, ¿cuáles son las metas a corto plazo y los objetivos que se marca Oier Ardanza para el futuro, sin tener la certeza de si volverá o no la Leb Plata? ¿Y de cara a los próximos años, qué objetivo persigue?

R: Mi objetivo es ir mejorando poco a poco, todavía soy muy joven y para la edad que tengo estoy en un liga muy buena para crecer y en principio, seguiré aquí el año que viene si todo va normal. Mi objetivo es seguir mejorando, jugar minutos y trabajar, escuchar a los entrenadores para mejorar lo máximo posible y trabajar sin descanso.

En el último parón de selecciones en febrero tuve la suerte de estar una semana entrenando con el primer equipo y experiencias así te dan mucha fuerza y mucha ilusión de poder ver que, aunque aún no estás ahí, estás entrenando con ellos y no estás tan lejos. Hay que seguir trabajando y no hay prisa para nada.

VAVEL Logo