Entrevista. Ramón Vilà: "Mi sueño siempre ha sido tener minutos en la ACB"
Fotomontaje:  Javi García, VAVEL

Ramón Vila Soley (pívot, 2,03 metros) nació el 11 de septiembre de 1997 en la ciudad de Barcelona. Ramón es uno de los muchos jóvenes españoles (y europeos, en general) que deciden viajar a EEUU para continuar su carrera baloncestística, pero también académica con el objetivo de encontrar nuevos retos.

La aventura de Ramón en el baloncesto, empezó a la edad de 7 años, cuando se dispuso a jugar a baloncesto como actividad extraescolar, pues la insistencia de sus padres por que practicase deporte le hicieron decantarse por el deporte de canasta, pues, según él "tampoco fue una decisión difícil, ya que las dos únicas opciones que tenía eran baloncesto o hockey". Así pues, empezó en el baloncesto jugando en el colegio, en un equipo sin federar y que no jugaba partidos. Fue en esos momentos cuando se dio cuenta de que le gustaba ese deporte. Por ello, a la edad de 9 años se apuntó al equipo de Escola Pía, Sabadell, que sí estaba federado.:

"Jugué sin ninguna presión ni para hacer contento a nadie, creo que esta es la clave, como niño, para enamorarse del deporte. Jugar por jugar, para pasarlo bien, y ya", destaca el pívot de su primera etapa como jugador "novato". A partir de ese momento, el pívot llevó a cabo un crecimiento espectacular, pasando por la cantera del FC Barcelona (hasta llegar al segundo equipo, que en aquel momento disputaba la LEB Oro) pudiendo llegar a la NCAA, donde se encuentra actualmente.

En primer lugar, nos atañe hablar de su etapa como canterano del FC Barcelona, pues es allí comenzó su carrera como profesional. En la temporada 2013/2014, y a la edad de 16 años, Ramón debutaba en el segundo equipo del cuadro culé, que por aquel entonces, competía en la LEB Oro, categoría que el club perdería ese año, pues descendió a la LEB Plata. Así pues, en los 6 minutos que disputó aquella temporada (repartidos en 2 partidos) consiguió recoger un rebote ofensivo.

Vila en su etapa en el filial del FC Barcelona. Fuente:Ficklr
Vilà en su etapa en el filial del FC Barcelona. Fuente:Flickr

Los datos en la siguiente temporada en el Barça "B", fueron un pequeño avance en su trayectoria, pues a pesar de disputar solo 5 partidos, esta vez en la LEB Plata tras el descenso de la temporada anterior, promedió más de un punto por partido. Mientras seguía disputando partidos en las categorías inferiores del club. Sin embargo, fue en la temporada 2015/2016, y con el equipo de nuevo en la LEB Oro, cuando Ramón hizo su mejor temporada, tras promediar (en 29 partidos) 5.3 puntos y 3.7 rebotes por partido.

Después de esta buena temporada en el club, ya con 18 años, decide probar fortuna en la NCAA de EEUU, concretamente, en los Arizona State Sun Devils. En el estado donde se encuentra una gran atracción turística como lo es el Gran Cañón, solo disputó una temporada con un promedio de 2.64 puntos y 2 rebotes por encuentro. Dos temporadas después, es decir, en la 2018-2019 se enrola en el equipo universitario de Chattanooga, Tennessee. Allí está disputando sus mejores temporadas como profesional.

Ramon   Vía: Getty Images
Ramon en Chattanooga. Vía:  Getty Images

El jugador formado en la cantera del FC Barcelona y que desde la temporada 2016/2017 está en la liga universitaria más importante del mundo, la NCAA, decide atender a VAVEL España para contarnos su experiencia.

Pregunta: Bueno Ramón, al encontrarnos en una situación tan complicada e inusual, siento la necesidad de preguntarle sobre el tema del COVID-19. En tu caso, ¿cómo está viviendo el COVID-19? ¿El equipo les ha dado algún entrenamiento específico? ¿Qué piensa que pasará con la temporada en la NCAA?

Respuesta: Pues encerrado en casa y aburrido, como todo el mundo. El preparador físico nos dio un planning para seguir durante la cuarentena que consiste en ejercicios con el propio peso corporal, que no es lo mismo que lo que se puede hacer en un gimnasio normal.

No estoy seguro sobre lo que puede pasar en la NCAA, pero realmente hasta que no se encuentre una vacuna no creo que nada continúe con normalidad.

Pregunta: Todos los chicos cuando empiezan en un deporte, más pronto que tarde, buscan un referente en el que fijarse. Cuando comenzaste en el baloncesto, ¿quién fue su referente baloncestístico? ¿Y ahora, quién diría que es su referente?

Respuesta: Pues yo siempre he sido fan de Lebron, pero yo juego en otra posición; y mi verdadero referente es Felipe Reyes. Jugamos en la misma posición y medimos la misma altura. Cuando tenia unos 14-15 años y me di cuenta que no iba a ser un interior muy alto, me frustré un poco, pero me di cuenta de que hay otros interiores como Felipe, Nacho Martín, o Nacho Llovet que con 2-2’05m han dominado en ACB. Siempre me he fijado en estos jugadores y me fascina lo inteligentes que son en la cancha.

P: La cantera del Barça es conocida por llevar gran cantidad de jugadores (Pau Gasol, Hezonja, Bolmaro…) hacia las ligas americanas como la NBA o la NCAA en su caso, ¿cuál cree que es la clave para ello?

R: El Barça, como todos sabemos, es un club de primerísimo nivel, y todos los jugadores que pasan por su cantera disponen de los mejores entrenadores e instalaciones. Eso les proporciona una mejor formación que la mayoría de clubes en España puede proporcionar. Además, jugar en competiciones FIBA con la selección es muy importante para llegar a división 1 de la NCAA, ya que todos los scouts están en los torneos de FIBA.

Ramón Vila (a la izquierda de la imagen) con la U20. Vía: FEB
Ramon Vilà (a la izquierda de la imagen) con la U20. Vía: FEB

P: En sus inicios como profesional, jugó una temporada en la LEB Oro con el Barça Lassa. En base a su experiencia, ¿diría que la LEB Oro tiene buen nivel?

R: LEB Oro es una liga de gran nivel, es mucho mejor que primeras ligas de otros países. He seguido esta temporada, ya que tengo íntimos amigos como Alex Mazaira (Peixe Galego) o Nedim Djedovic (Huesca) jugando allí. La situación económica en el baloncesto, ha mejorado un poco desde que me fui a Estados Unidos, y creo que el nivel de los clubes ha mejorado, también porque ahora pueden fichar a excelentes jugadores que no podían hace 4-5 años.

P: En esa temporada en la LEB Oro hizo buenos números (5.3 puntos y 3.7 rebotes). A pesar de ello, decidió poner rumbo a Arizona ¿Qué motivos le llevaron a decantarse por la NCAA?

R: Graduarme en la universidad. Me fui a Estados Unidos por motivos estrictamente académicos. Mi primer año como profesional en el Barça B, fue muy duro porque combinar clases y baloncesto era prácticamente imposible. Hay otros jugadores como mi amigo Aleix Font (Obradoiro) que son extremadamente inteligentes con los estudios y pueden combinar las dos cosas porque necesitan menos tiempo para retener información. Pero yo, a pesar de sacar muy buenas notas en bachillerato y ser un buen estudiante, siempre he necesitado tiempo para estudiar, y entonces decidí irme.

P: ¿Y por qué eligió Arizona State, una universidad que se encuentra en el conocido como “Power 5” y que en su día dio cobijo a James Harden?

R: Decidí irme muy tarde, entonces no tuve muchas ofertas porque la mayoría de los equipos tenían los rosters completos. Entonces de las 5-6 universidades que me hablaron, ASU era claramente, la de mejor nivel.

P: Si tuviera que definir la principal diferencia que encontraste en la NCAA, nada más llegar, en comparación con jugar en Europa (métodos, formas de juego…), ¿cuál sería?

R: Te diría dos. La más obvia y que todo el mundo sabe es que en USA los jugadores son mucho más atléticos, pero la segunda, que me sorprendió mucho, fue el nivel de contacto permitido por los árbitros. En España hay muchos más empujones, codazos, y contacto físico, pero en USA el baloncesto es muy posicional y no se permite mucho contacto.

En mi primer partido en USA, me echaron con 5 faltas en 12 minutos porque no conocía las normas. Pero una vez te acostumbras a eso todo es mucho más fácil. Aunque hecho de menos el baloncesto más “sucio” de Europa.

P: Como además de ir a jugar, está en EEUU para seguir con su carrera. Me gustaría saber qué carrera cursa. También me gustaría preguntarle sobre cómo se compaginan allí las becas deportivas con los estudios.

R: Estudio Business Management, que es empresariales en España. Escogí esta carrera porque cuando me retire me gustaría ser agente o entrenador profesional, entonces esta carrera me deja muchas puertas abiertas.

Sobre cómo se compagina el estudio con el deporte decir que cada universidad lo compagina diferente. En ASU, yo hacía pesas a las 7 de la mañana, iba a clase, y después, de clase tenía que ir a una sala con ordenadores (study hall) a hacer deberes y estudiar entre 1 y 2 horas cada día menos los fines de semana. Y por las tardes entrenábamos. Aquí en Chattanooga el horario es distinto. Hago pesas a las 8 de la mañana, entreno a las 10, y por la tarde tengo clase. Cada fin de semana tengo que ir 2 horas al study hall (que está en nuestro pabellón) para estudiar. Como soy buen estudiante solo tengo que hacer 2 horas, pero si algún jugador está teniendo dificultades se le asigna un tutor personal y puede llegar a hacer entre 6-8 horas por semana de study hall.

P: Según las estadísticas, el primer año que disputó en la NCAA no fue el mejor,  ¿le costó mucho adaptarse? ¿Qué es lo que más echaba de menos (de España) cuando llegó a EEUU y qué  pudo afectar en la adaptación al equipo?

R: El primer año siempre es difícil, a mí me costó porque mis características como jugador no encajaban en el sistema del entrenador. A pesar de ser 6to hombre en el equipo como freshman no tuve minutos de calidad, por eso decidí irme. Lo que más echaba de menos eran mi familia y amigos, además del hecho de no poder hablar español ni catalán, que es la barrera más importante en el primer año. Desde que llegué a USA me he visto “Aquí no hay quien viva” por lo menos 7 veces entera y “Plats bruts” otras 5, porque hecho de menos poder hablar mis lenguas nativas. Aunque mi inglés ya es casi perfecto.

P: En la temporada 2017/2018 hizo un parón a nivel deportivo, ¿por qué paró? ¿Qué hizo durante ese año?

R: Me cambié de universidad, entonces las normas de la NCAA dicen que cuando cambias de equipo no puedes jugar por un año. Ese año fue importante para mi desarrollo individual. Hacía lo mismo que mis compañeros en los entrenos, además de hacer muchas horas extra, pero no podía jugar partidos.

P: La temporada pasada, decidió cambiar Arizona por Chattanooga y su rendimiento mejoró enormemente, promediando 10.23 puntos y más de 5 rebotes por encuentro, ¿cree que el cambio de Universidad fue clave para que se diese esa mejora en el rendimiento? ¿Qué fue el principal elemento que sí encontró en Chattanooga y no en Arizona?

R: Sí, fue clave. Yo ya hablaba inglés, y pude establecer relaciones más estrechas con mis compañeros, además mi entrenador tiene mucha confianza en mí, y muchas jugadas están diseñadas para meterme el balón dentro. El principal elemento es el estilo de juego de la universidad. Consiste en meter balones dentro y desde allí crear juego. Yo no soy un jugador nada individualista, y mis compañeros lo saben, por eso me la dan dentro. Porque saben que el balón volverá a salir en forma de tiro para ellos. El estilo de juego, también implica movimiento constante y pasar el balón mucho, como en Europa. Ese es mi estilo de juego favorito.

Ramon Vilà celebra la victoria con Chattanooga. Vía Twitter
Ramon Vilà celebra la victoria con Chattanooga. Vía Twitter

P: Sin duda alguna, esta estaba siendo su mejor temporada como profesional a nivel individual, promediando 13,36 puntos y más de 5 rebotes por partido. Además de conseguir ser elegido por medios y entrenadores en el tercer mejor equipo de la conferencia Sur (SoCon), y ser elegido en el primer equipo de la conferencia. ¿Ha sido una temporada perfecta a nivel individual? ¿Cree que con el rendimiento de esta temporada le llegarán ofertas de otras entidades? De llegar nuevas ofertas, ¿abandonaría el equipo de Chattanooga?

R: Ha sido muy positiva pero no perfecta. No tuve un buen comienzo, pero trabajé en lo que tenía que mejorar y el trabajo dio sus frutos. Lo más importante es que siento que he aydado al equipo para hacer una buena temporada, dentro y fuera de la cancha.

Sobre el futuro tengo dos cosas claras: La primera es que si juego en USA lo haré en Chattanooga. Ellos confiaron en mí en un momento en el que yo necesitaba recuperar buenas sensaciones. La segunda, que si surge una buena oportunidad para jugar en España no lo dudaré ni un segundo. Mi sueño siempre ha sido tener minutos en la ACB, y tengo ganas de empezar a construir ese camino. Veremos…

P: Ahora que lleva más tiempo como profesional, ¿cómo se definiría como jugador?

R: Soy un jugador agresivo en el poste, que la saca cuando los compañeros están abiertos, buen bloqueador y continuador en pick&roll, activo, con pocos errores, pero que debe mejorar el tiro y aumentar la masa muscular si quiero tener minutos en ligas de primer nivel como la ACB.

P: ¿Cuáles son sus objetivos a corto-medio plazo?

R: Mejorar el tiro, la defensa lateral para defender mejor en los cambios, y mejorar el bote. Aunque seguir trabajando en lo que se me de mejor es extremadamente importante.

P: Para finalizar, como supongo que seguirá la NBA, dígame su quinteto (con jugadores actuales) ideal de la NBA.

R: En la NBA hay un altísimo nivel, pero sin duda, mi quinteto sería: Luka, Lebron, Giannis, Anthony Davis, Embiid.

Quién sabe si el deporte que le dio cobijo a una temprana edad, se lo dará el día de mañana, pues Ramón podrá ser elegido en el draft de la NBA en 2022, aunque como él bien dice, buscará su hueco en la máxima categoría de nuestro país, la ACB.

Desde VAVEL, darle las gracias por concedernos esta entrevista en un momento tan complicado como el actual. Solo nos queda desearte suerte tanto en lo profesional como en lo personal.

VAVEL Logo