El rey LeBron se cobra el diezmo de Miami Heat
LeBron James y los Lakers ponen el 3-1. Vía: Kim Klement

El cuarto partido prometía emociones fuertes, y así fue. Ambos conjuntos estuvieron muy igualados en el marcador y en las estadísticas generales, pero los angelinos estuvieron más acertados en los momentos clave, algo que aún no habían hecho con dominio en el resto de cruces.

 

  • Las pérdidas continuaban

El juego comenzó algo errático para los dos finalistas, y lo que más destacaba fue la titularidad de Bam Adebayo tras su lesión en el cuello. Durante los primeros minutos, el pívot de Miami no fue el que más protagonismo obtuvo, y es que Caldwell-Pope robó todos los focos gracias a varios triples y 8 puntos nada más iniciar el primer cuarto. Poco a poco fue despertando Miami Heat, que se mantenía muy cerca de los Lakers en el tanteo de puntos. Los angelinos intentaban coger distancia desde la línea de tres puntos, mientras que los de Spoelstra trataban de atacar la pintura con la recuperación de Adebayo. Estos primeros doce minutos se saldaron con un 27-22 a favor de los Lakers, a pesar de las pérdidas de LeBron James y la poca participación de Anthony Davis.

En el segundo cuarto, Miami igualó las fuerzas con un parcial de 11-2, lo que propició que se pusieran arriba. Los Lakers seguían intentando desde la larga distancia, mientras que los Heat seguían con las penetraciones a canasta para provocar faltas y así lanzar desde la línea de tiros libres, el lugar más seguro para Jimmy Butler. El escolta de Miami no fue el del anterior partido, ya que apenas sumó 22 puntos, algo escaso teniendo en cuenta el triple doble de 40 puntos que convirtió en el Game 3. En Lakers, los secundarios tiraban del carro con Caldwell-Pope y Danny Green superando los 10 puntos y un Rajon Rondo aportando en los rebotes, un total de 7. Los minutos pasaron, y el marcador seguía apretado, notando de esta manera que se acercan los momentos decisivos de la final de la NBA. El tiempo de descanso llegó con apenas dos puntos de ventaja para los angelinos (49-47), confirmando el bajo porcentaje de acierto de las dos franquicias.

 

  • La dupla angelina tumba a Miami

En el tercer cuarto, LeBron y compañía resucitaron. El alero empezó a sumar en ataque y en defensa, a pesar de que seguía fallando en sus intentos de triple. De esta manera, Vogel les ordenó que dejasen la idea de tirar desde fuera y atacar la pintura, algo que favoreció a Anthony Davis. Entre las dos estrellas de Los Angeles sumaron 19 de los 26 puntos del equipo en este cuarto. Los Heat se apoyaron en las canastas inverosímiles de Tyler Herro, quien aportó un total de 21 puntos, y de Duncan Robinson, con 17 puntos. Así se alcanzó el 75-70 al término de estos doce minutos, y prometía un último cuarto trepidante.

El final del choque se debía decidir, y alguien tenía que hacerlo. De esta manera, Anthony Davis, agradecido por abandonar el juego exterior de su equipo, empezó a amenazar la pintura de Miami. Los interiores de los Heat no lograron pararle, en buena parte por la diferencia de físico, con lo que las faltas personales se acumulaban sin parar. Esto, sumado al 87,5% de acierto (18/21) hizo que los Lakers no notaran las pérdidas del inicio y los fallos desde la larga distancia. En los últimos minutos alcanzaron una buena ventaja para gestionarla, pero un triple y un tapón de Davis decantaron la batalla del lado angelino con un resultado final de 102-96.

Los Angeles Lakers ponen el 3-1 en la final de la NBA, y se quedan a una sola victoria de conseguir el 17º anillo de su historia. LeBron James, por su parte, se postula a MVP de las finales y conseguir el tercero con equipos diferentes, además de su cuarto campeonato.

 

  • Líderes estadícticos

Puntos: LeBron James (28) y Jimmy Butler (22).

Asistencias: LeBron James (8) y Jimmy Butler (9).

Rebotes: LeBron James (12) y Jimmy Butler (10).

VAVEL Logo